Córdoba CF Los tres defenestrados del Córdoba CF, a la espera de redención en el tramo final

  • Quezada, Manzambi y Blati Touré se han convertido en los descartes habituales de Rafa Navarro

  • La vuelta a la lista de Quim Araujo ha coincidido con la salida del burkinés tras la visita al Elche

Manzambi realiza un ejercicio durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Manzambi realiza un ejercicio durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Manzambi realiza un ejercicio durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

"El que no crea en esto no se pondrá más la camiseta del Córdoba", comentó Rafa Navarro tras la derrota, una más, del Córdoba en El Arcángel ante el Sporting de Gijón del pasado 17 de marzo. De eso ha pasado ya más de mes y medio, tiempo en el que el conjunto blanquiverde ha certificado, de manera virtual, su caída a Segunda B, que podría ser oficial este fin de semana en Las Palmas. Y si bien la decisión del técnico cordobés no fue inminente, sí se puede decir que poco a poco le ha ido dando forma, aunque solo haya sido señalando a tres futbolistas de los 24 que tiene a su disposición: Quezada, Blati Touré y Manzambi.

La ausencia de estos tres jugadores, cuya vinculación con la entidad cordobesista finaliza el 30 de junio –no vale como excusa porque es algo que se repite con más de la mitad de la plantilla-, es ya habitual cada fin de semana cuando se hace pública la convocatoria de Rafa Navarro. Normalmente llega acompañada de otras bajas por lesión o sanción, pero solo ellos engrosan la lista de descartes por decisión técnica. Y en algunos casos, viendo el rendimiento de sus relevos, no hay justificación aparente para tal defenestración.

Luismi Quezada quizás representa la situación más llamativa. El hispano-dominicano, a préstamo por el Real Madrid, ha acumulado 1.063 minutos en 14 partidos ligueros, todos cuando tenía que pelear con Javi Galán por ocupar el carril izquierdo de la retaguardia. Porque desde que al final del mercado invernal llegó Álex Menéndez cedido del AEK Atenas pasó al ostracismo. De hecho, jugó sus últimos minutos ante el Albacete, el 2 de febrero, para solo sumar una convocatoria en las 12 jornadas siguientes. Su serie actual, desde la debacle en Extremadura, es de siete choques seguidos descartado.

Mucho menos tiempo, aunque su situación no parece que vaya a cambiar demasiado en lo que resta de campeonato, llevan fuera de la dinámica del grupo Blati Touré y Neftali Manzambi, los únicos señalados tras la derrota en el Martínez Valero de Elche que abrió la puerta al descenso que luego dejó de par en par ya el Lugo con su asalto a El Arcángel.

El aviso de Navarro ya es una realidad

El internacional por Burkina Faso, cuya vinculación termina el 30 de junio, es el que más participación ha tenido de los tres a lo largo del curso, acumulando 1.237 minutos en 22 partidos. Pero ya acumula tres jornadas sin ser citado, curiosamente las mismas en las que ha aparecido un Quim Araujo que, sin jugar, ha sido recuperado para la causa después de ser ensombrecido por no querer abandonar el club el último día del mercado invernal. Y eso que Blati ya había sido merecedor de algún castigo, con sus prolongados y no siempre justificados retrasos cuando viajaba a África con su selección.

El tercer ejemplo de ostracismo evidente es de Manzambi, cedido por el Sporting en enero para dar una nueva alternativa a la delantera y que quedó marcado por su error defensivo ante el Málaga en el estreno de Rafa Navarro, que costó el empate. Desde aquella presencia, el suizo-angoleño, que en las primeras semanas desde su llegada era un recambio más o menos asiduo, solo ha acumulado un par de citaciones y apenas cinco minutos en el Ramón de Carranza. Lleva tres jornadas descartado y, salvo sorpresa, como Blati y Quezada, el sábado acumulará la cuarta para viajar a Gran Canaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios