Córdoba CF

El Córdoba CF ficha al mediocentro Imanol García

  • El jugador navarro firma por un curso con opción a otro después de rescindir con Osasuna

  • Es una petición expresa de Enrique Martín, que ya lo reclutó para el Nàstic de Tarragona

Imanol García persigue a Álex Carbonell en su reciente visita a El Arcángel. Imanol García persigue a Álex Carbonell en su reciente visita a El Arcángel.

Imanol García persigue a Álex Carbonell en su reciente visita a El Arcángel. / Álex Gallegos

Enrique Martín ya tiene al mediocentro que anhelaba. El Córdoba CF acaba de confirmar el fichaje de Imanol García, que se convierte de esta forma en la duodécima incorporación del conjunto cordobesista en lo que va de mercado veraniego. El centrocampista navarro firma por una temporada con opción a otra, después de que esta misma mañana se hiciera oficial su acuerdo de desvinculación con Osasuna, paso previo para dar validez al acuerdo que ambas partes ya tenían cerrado desde hace un par de semanas.

Después de que ayer jueves se confirmara la salida de Quim Araujo, quien ya se ha comprometido con el Cartagena por una temporada, el conjunto cordobesista cierra un refuerzo importante para esa zona ancha del campo, en la que faltaba un perfil de más contención y trabajo para complementar a las brillantes incorporaciones conseguidas de Javi Flores y José Antonio González, a las que hay que sumar la renovación de Miguel de las Cuevas.

Si estos jugadores serán los encargados de marcar el ritmo de juego del Córdoba CF, Imanol García llega para asumir la labor más oscura, pero igualmente necesaria, del mediocentro defensivo.

El futbolista navarro, de 23 años y criado en la cantera de Osasuna, es de la absoluta confianza de Enrique Martín. De hecho, fue el técnico de Campanas el que pidió su fichaje tras hablar personalmente con el jugador, al que ya convenció para recalar el curso pasado en el Nàstic de Tarragona, en calidad de cedido ante su falta de minutos en el Sadar.

Con el conjunto catalán, Imanol García disputó un total de 24 partidos el curso pasado en LaLiga 1|2|3, números que hablan de un jugador solvente y que en Segunda División B está llamado a ser importante. Martín Monreal tiene plena confianza en un mediocentro que conoce desde su etapa de formación en la cantera de Osasuna y que, junto a De las Cuevas y Chus Herrero, han sido peticiones expresas suyas que la dirección deportiva ha tenido a bien atender.

El propio Alfonso Serrano reconocía esta mañana durante la presentación de Jesús Álvaro e Isaac Becerra que el centrocampista navarro es "un jugador que llevamos detrás de él casi desde que acabó la liga. Estábamos esperando a que llegara a un acuerdo con Osasuna y que él aceptase el rol de bajar a Segunda B, porque es algo que no suele ser sencillo".

Esas reticencias iniciales, sin embargo, quedaron salvadas pronto, después de que Enrique Martín le hiciera ver al jugador su absoluta confianza y el papel preponderante que está llamado a tener en el equipo. Además, la forma que ha ido tomando el proyecto del conjunto blanquiverde ha terminado por convencer al jugador para aceptar lo que puede suponer un paso atrás, que a medio plazo le puede permitir afianzarse por fin en un equipo importante de la categoría de plata, como ha sido el Córdoba en la última década.

Un 'producto' de Tajonar

El nuevo jugador del Córdoba CF lleva el sello de la escuela navarra de Tajonar. Criado en Osasuna desde categorías muy básicas, en la temporada 2016-17 dio el salto al primer equipo rojillo, con el que llegó a participar en ocho encuentros en Primera División. Ese año, además, Imanol García jugó también 21 partidos en Segunda División B con el filial osasunista.

Su buen papel le llevó a marcharse a préstamo al curso siguiente al Villarreal B, con el que jugó 33 partidos de liga regular en Segunda B y otro seis en las eliminatorias por el ascenso, confirmando su progresión y condiciones para el fútbol profesional.

Con ese bagaje, el mediocentro volvió a Osasuna el pasado verano con la confianza de asentarse en el primer equipo. Sin embargo, su falta de minutos en un equipo que iba lanzado hacia el ascenso le llevó a aceptar la llamada de Enrique Martín para jugar en el Nàstic. Con los tarraconenses acabó firmando el descenso a Segunda División B, aunque fue uno de los hombres más destacados del plantel grana. Ahora, el centrocampista navarro vuelve a dar un paso atrás en su trayectoria con la idea de que le sirva para coger impulso y ser un hombre importante en este nuevo Córdoba CF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios