Córdoba CF

Enrique Martín: "El cordobesismo ha ganado un adepto más"

  • El entrenador navarro se despide agradecido del Córdoba con una comparecencia sin preguntas

  • Achaca a "un tema personal, no físico" su salida y confía en ver al equipo en los "40 Principales"

Enrique Martín, momentos antes de su comparecencia de prensa de despedida en El Arcángel. Enrique Martín, momentos antes de su comparecencia de prensa de despedida en El Arcángel.

Enrique Martín, momentos antes de su comparecencia de prensa de despedida en El Arcángel. / C. L.

Apenas unas horas después de haber sido destituido como entrenador del Córdoba CF y tras haberse despedido de los que han sido sus jugadores los últimos cien días, Enrique Martín ha puesto su punto y final a su etapa en El Arcángel con una respetuosa comparecencia en la que ha estado acompañado de toda la plantilla y el cuerpo técnico. El veterano técnico navarro se marcha convencido de que el club blanquiverde estará "en los 40 Principales" la próxima temporada, aunque el conductor del proyecto tendrá que ser ya otro, casi con total probabilidad el aragonés Raúl Agné.

Elegante, con traje azul marino de rayas verticales, y tras esperar a que algún compañero gráfico hiciera su trabajo mientras los jugadores y técnicos iban ocupando su sitio en la sala de prensa de El Arcángel, Enrique Martín ha lanzado su mensaje en apenas cinco minutos. Esta vez no ha habido lugar para risas, ni alocuciones largas. Visiblemente afectado, con el rostro serio y un amago de constipado, el navarro ha tirado de cortesía para no pisar charcos, pues "en esta vida de bien nacidos es ser agradecidos".

El veterano entrenador ha agradecido "a los medios el respeto y el buen trato" dispensado en estos cuatro meses que ha estado en Córdoba, y también "a la plantilla, a todos los jugadores, implicados a tope con el objetivo del club". Por último, se ha detenido en esos actores secundarios tan importantes para el buen funcionamiento del equipo: "Pepillo e Ismael -los utilleros- que nos han facilitado todas las cosas, los fisios, el doctor y todo el personal del club por todas las aportaciones y los detalles que han tenido". Ni una sola personificación en el presidente ni ningún responsable de la dirección deportiva, que al igual que los consejeros no han estado con el de Campanas en su adiós.

Un problema de confianza evidente de trasfondo

"Es un tema personal que ha ido limándome el trayecto y llegó un momento en el que ya estaba prácticamente decidido cuando hablé con el club y arreglamos amistosamente la situación", ha explicado Enrique Martín, que ha querido puntualizar que "no es un tema físico porque mis muelles -en referencia al tratamiento de una angina de pecho que sufrió en 2015- están muy bien; voy a seguir entrenando, eso está claro, porque ha habido gente alarmada y el tema físico está muy bien".

Algo que el navarro ha achacado al buen trato recibido en Córdoba y por la afición, a la que ha pedido "que siga animando hasta el final porque entre todos hay que llevar al Córdoba a 30 de junio a los 40 Principales". "Me llevo un gran recuerdo y puedo decirlo con la cabeza bien alta que el cordobesismo ha ganado a un adepto más. Muchas gracias, muchísima suerte y muchísima salud, y a partir de ahí cada uno se lo tiene que pelear. Muchas gracias", ha sido su mensaje de despedida, entre aplausos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios