Córdoba CF ¿Cómo poner paz en plena tormenta?

  • El Córdoba CF trata de transmitir "tranquilidad" tras el embargo dictado por la deuda con Luis Oliver

  • El club blanquiverde abona la mitad de los débitos a los cuerpos técnicos de Sandoval y Curro Torres

Luis Oliver y Jesús León atienden a la prensa durante una comparecencia pública. Luis Oliver y Jesús León atienden a la prensa durante una comparecencia pública.

Luis Oliver y Jesús León atienden a la prensa durante una comparecencia pública. / El Día

Da igual que sea verano o invierno porque siempre es tiempo de tormenta en el Córdoba, un club desgraciadamente sacudido por problemas extradeportivos que amenazan con ensombrecer un notable proyecto deportivo... un curso más. A la batalla abierta entre Jesús León y Carlos González por el control de la sociedad, provocado por el incumplimiento del último plazo de pago de la transacción de acciones cifrado en 4,5 millones, se ha unido ahora la reclamación, vía judicial, de Bitton Sport (Luis Oliver) de 1,8 millones (1,2 más 0,6 por intereses, gastos y costas) por su despido del pasado año. Y esto se ha traducido en el embargo de los bienes e ingresos de una entidad que ayer salió a escena para transmitir "tranquilidad".

Mediante una nota, el Córdoba quiso aclarar que "no está embargado", argumentando que "las Sociedades Anónimas Deportivas no pueden ser objeto de embargo como tal". Pero la realidad que están embargados sus bienes e ingresos de manera preventiva, a pesar de que la notificación remitida al club el pasado 30 de julio no fuera recogida. Ese desconocimiento no frena la decisión del juzgado, al tratarse de un título ejecutivo tras no haber fondos para abonar el pagaré presentado por Bitton Sport por valor de 1,2 millones. Se trata de parte de la cantidad adeudada a Oliver y su equipo tras ser cesados el pasado julio teniendo cuatro cursos más de contrato, a razón de 0,6 millones por año, más primas.

Pese a todo, el club puntualizó que "está funcionando en todos sus estamentos con absoluta normalidad", hasta el punto de apuntar que ayer mismo inició las transferencias de la mitad de los débitos a "los anteriores cuerpos técnicos (los liderados por José Ramón Sandoval y Curro Torres), por lo que espera que la próxima semana, como tenía previsto, inscriba a la totalidad de su plantilla y actual cuerpo técnico en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)".

Este es el paso previo y obligatorio para poder competir el próximo curso en Segunda B. La cantidad que el Córdoba adeuda a ambos entrenadores y sus ayudantes asciende prácticamente a 250.000 euros, que deberán ser abonados con fecha tope el 23 de agosto para poder iniciar la temporada ante el Recreativo Granada, el fin de semana del 24-25 del mismo mes.

Respuesta en el juzgado y ¿acuerdo extrajudicial?

La entidad explicó en su comunicado que el problema viene por las deudas con Oliver, si bien matizó que "en defensa de sus intereses, no está de acuerdo", por lo que "ya prepara desde hace días la correspondiente respuesta en los juzgados, a principios de septiembre".

Porque agosto es mes inhábil judicialmente hablando, de ahí que los movimientos estén pospuestos, si bien antes habrá contacto entre las partes para intentar solventar la situación. Porque las vías para frenar el embargo pasan por liquidar la deuda contraída o alcanzar un acuerdo extrajudicial.

Por último, el Córdoba aprovechó para "mandar un mensaje de tranquilidad", reafirmando que su "único objetivo es el fútbol y preparar una temporada en la que se ha de buscar el objetivo del ascenso". Y en eso trabaja el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios