Córdoba CF

La reacción de Carlos González, Zulategui y Magdalena Entrenas a la detención de León

  • "Acaba la era León, pero ahora se depurarán responsabilidades" asegura el ex secretario del consejo

  • "Toca hacer borrón y cuenta nueva, empezar de nuevo y volver a ser un club", apunta González

Agentes de la Guardia Civil cercan las inmediaciones de El Arcángel. Agentes de la Guardia Civil cercan las inmediaciones de El Arcángel.

Agentes de la Guardia Civil cercan las inmediaciones de El Arcángel. / Laura Martín

La detención de Jesús León, realizada ayer por el Equipo de Delincuencia Urbanística y Económica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Sevilla, en colaboración con la de Córdoba, tiene como origen la denuncia presentada el pasado diciembre por Joaquín Zulategui. El ex secretario del consejo de administración durante la etapa de Luis Oliver –de enero a julio de 2018–, por tanto, era un hombre feliz porque "hay que hacer justicia con el mayor expolio del fútbol en Córdoba". El navarro era una de las voces autorizadas para hablar de todo lo acontecido, junto a Carlos González, otro de los actores protagonistas de la historia, y la consejera Magdalena Entrenas; tres de los integrantes del complot denunciado por Enrique Rodríguez Zarza, abogado de la entidad, durante la pasada semana.

"Ya se le han parado los pies al peor presidente de la historia del Córdoba. Acaba la era León, pero ahora se depurarán responsabilidades con todos los que han colaborado con él", indicó el navarro, cuya querella por una presunta apropiación indebida de 1,6 millones ha desembocado en la operación Trapicheos que aún tiene camino por recorrer porque "parece que el saqueo había sido gigantesco. Los 21 millones de ingresos de la campaña pasada parece que han desaparecido en sitios indebidos".

Zulategui aprovechó para pedir "confianza a los jugadores porque mañana (por el viernes) empieza otra etapa". Es más, fue más allá y aventuró que "el sábado habrá un nuevo consejo de administración o una administración judicial. El club ha sido una herramienta para robar para y el juez no va a permitir más allá del sábado que nadie del entorno de León siga manejándolo. No hay más escenarios".

Una decisión que podría conocerse hoy mismo tras la declaración del presidente, si bien el letrado advierte que "ni León ni ninguno de su banda se volverá a sentar en el palco. La historia de León acabó para siempre". Y es que los tiempos nunca son los que uno desea, pues él esperaba que todo este proceso hubiese llegado "antes" para evitar "un saqueo que ha sido mayor de lo que yo vi, porque no se hace una intervención así si no hay un informe tan alarmante".

Con todo, y aunque el futuro final dependerá de lo que dictamine el juez, Joaquín Zulategui ya ve próximo el regreso de Carlos González porque "los derechos y la titularidad de las acciones son de Azaveco". Aunque con el expresidente teniendo clara la imposibilidad de encabezar ningún proyecto, tendrá que llegar con más actores: "Cuenta con nosotros, con Minoritarios... y vamos a apoyar, pero ya veremos cómo se hace".

La sorpresa de Carlos González

Por su parte, Carlos González, enfrentado a León por la propiedad de la sociedad tras el incumplimiento del último pago del proceso de compraventa por parte del montoreño, no dudó en calificar como "un día triste" lo ocurrido en la entidad blanquiverde, con la detención del montoreño. Al expresidente le "sorprendió muchísimo" lo ocurrido, sobre todo porque la actuación llegó sólo 24 horas después de su declaración dentro del mismo procedimiento abierto y no vio "indicios de nada".

"Es un día agridulce porque a nadie le gusta lo que ha ocurrido y que el Córdoba esté en boca de todo el mundo por estas cosas, pero alegre porque el club se ha librado de una gestión realmente mala. Toca hacer borrón y cuenta nueva, empezar de nuevo y volver a ser un club", comentó el empresario tinerfeño, que mantiene su discurso de que no regresará, llegado el caso, liderando ningún proyecto.

Con todo, González espera que "Jesús León dé un paso al lado, porque seguir es malo hasta para él y su defensa". Esa es una de las salidas que se espera tras la declaración de este viernes del detenido, lo que podría conducir a una junta general de accionistas extraordinaria y la formación de un nuevo consejo, o el nombramiento de un administrador judicial.

La Guardia Civil se incauta de documentos de las oficinas de El Arcángel. La Guardia Civil se incauta de documentos de las oficinas de El Arcángel.

La Guardia Civil se incauta de documentos de las oficinas de El Arcángel. / Laura Martín

Con todo, el dirigente confía en que sea lo primero para intentar sacar al club de la crisis porque hace falta "un consejo que ingrese dinero", dado que "esto no cambia nada porque no han entrado tres millones, sino que ha empeorado la imagen y la situación personal del presidente". Una decisión que podría llegar este viernes o alargarse hasta el sábado, aunque no parece que mucho más por la situación del Córdoba.

Este último movimiento no afecta a los diferentes litigios legales que Carlos González mantiene con León, salvo que finalmente el juez decrete la administración judicial, lo que obligaría a retirar la petición cautelar programada para el 13 de diciembre. El empresario, por cierto, admitió que no tiene "ninguna intranquilidad" por una supuesta implicación por su etapa en el club entre 2011 y 2018 porque "las querellas que me han metido se han quitado".

Ya mirando al Córdoba, el ex dirigente es consciente de que ahora es un momento para "estar tranquilos y ver lo que hace Jesús, porque si dimite y se puede formar nuevo consejo... Siendo presidente, su situación procesal es más difícil y sería lo lógico, pero...". Por último, pidió unión para salvaguardar la integridad de la institución en estos momentos porque "esto es cosa de todos, y ya se vio en los primeros años míos y el año de la permanencia, hace dos temporadas".

La visión de Entrenas

Por último, otra de las protagonistas de estos turbulentos últimos meses en torno al Córdoba, Magdalena Entrenas, reconoció el impacto que le habían producido las imágenes del club tomado por la Guardia Civil. "Me he quedado muy impresionada porque esto no es agradable ni se lo deseo a nadie, pero era previsible", aseguró la aún consejera de la entidad, que recordó que "ya dije que la situación era muy complicada, estaba muy preocupada por el futuro del club desde hace meses".

Entrenas aseguró que "yo lo esperaba" y "a quién me preguntaba siempre le decía que el futuro de Jesús iba a durar hasta que se convocara una junta o hasta que lo detuvieran, y no me he equivocado, desgraciadamente, porque yo en lo personal no le deseo esto a nadie, ni me alegro porque tiene una familia y unos hijos, pero su actitud no ha dejado otra solución".

Cuestionada sobre el futuro que le espera al CCF, la letrada apuntó que "el club tiene un consejo de administración, y estamos ahí una serie de personas", aunque dejó entrever que "parece que el juez tiene pensado una administración judicial y me preocupa porque el problema es de liquidez y eso no lo puede arreglar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios