Córdoba CF La primera piedra, la dirección deportiva

  • El Córdoba comienza su obligada reestructuración tras el descenso prescindiendo de Rafael Berges

  • Alfonso Serrano es el mejor colocado para relevarlo tras la negativa de Óscar Carazo a ser ya oficial

Rafael Berges, serio, junto a Jesús León, en una comparecencia de prensa en El Arcángel. Rafael Berges, serio, junto a Jesús León, en una comparecencia de prensa en El Arcángel.

Rafael Berges, serio, junto a Jesús León, en una comparecencia de prensa en El Arcángel. / El Día

La obligada reestructuración a la que está empujado el Córdoba CF tras su descenso a Segunda División B comenzará por la dirección deportiva. La salida de Rafael Berges, ya oficial, era el primer paso para que Jesús León pudiera mover ficha y en los próximos días –u horas– la entidad nombrará al sustituto del cordobés. El presidente blanquiverde cerró anoche un casting con cuatro candidatos que coloca en la pole position a Alfonso Serrano, en el Tenerife hasta el pasado mes de noviembre, pero en el que han tenido cabida también David Torices (Melilla), Juan Carlos Cordero (ex del Cádiz) y Óscar Carazo (Recre).

Precisamente este último parecía la primera opción hasta el fin de semana, toda vez que las condiciones quedaron prácticamente cerradas en los días previos, tras una primera reunión en Sevilla el martes pasado. ¿Qué enfrió la negociación a partir de entonces? El principal punto de fricción ha estado en la intención de León de dar oficialidad al acuerdo de forma inmediata, esta misma semana, y la petición de Carazo de retrasarla hasta que el Decano acabara su participación en el play off (está inmerso en la segunda ronda con el Mirandés, que el domingo se impuso 1-0 en Anduva, como rival).

Eso habría abierto de par en par la vía Serrano, con el que el presidente cordobesista tuvo una cena anoche que podría dar luz verde a su incorporación al CCF. El vallisoletano no tiene vinculación alguna desde que cerrara en noviembre una etapa de cuatro años en el Tenerife –su segunda en el equipo chicharrero–, tras pasar también por el Recreativo y las secretarías técnicas del Numancia, el Valladolid y el Valencia.

Juan Carlos Cordero, de nuevo integrado en el Cádiz, y David Torices, en el Melilla, los otros candidatos

Además de Carazo y Serrano, el máximo mandatario de la entidad cordobesista también ha mantenido reuniones en los últimos días con David Torices, en situación similar a la del primero (el Melilla se halla también en la segunda ronda del play off de ascenso, en la que se mide al Atlético Baleares), y Juan Carlos Cordero, vinculado al Cádiz tras ser declarado nulo su despido del pasado septiembre, pero que no entra en los planes de futuro de la entidad presidida por Manuel Vizcaíno.

La elección es cuestión de días... u horas

Uno de los cuatro, con clara ventaja para Serrano en esta tesitura, será nombrado próximamente como recambio de Rafael Berges para diseñar el proyecto del Córdoba en el Grupo IV de Segunda B. Una función que tiene un único objetivo posible: buscar el retorno por la vía rápida al fútbol profesional del que el sábado se despidió el equipo blanquiverde en La Coruña, pese a que el descenso era oficial ya desde un mes antes.

Y como no podía ser de otra manera, ese fracaso ya se ha cobrado su primera víctima en la figura del director deportivo, aunque estuviera atado de pies y manos en la mayor parte de sus decisiones por las exigencias de LaLiga producto de los problemas económicos de la entidad. Pero la limpia había que iniciarla por arriba, pues en lo que respecta a la plantilla la situación contractual de muchos queda bastante clara tras la caída a la B.

Óscar Carazo, de azul, sigue un entrenamiento del Recre, su actual club. Óscar Carazo, de azul, sigue un entrenamiento del Recre, su actual club.

Óscar Carazo, de azul, sigue un entrenamiento del Recre, su actual club. / Canterla

Así, el Córdoba dio oficialidad a lo que desde semanas era un secreto a voces mediante un comunicado hecho público en sus medios, y en el que de paso anunciaba también la salida del hasta ahora director de comunicación, Antonio Viola. A ambos deseaba la mayor de las suertes en el futuro, tras esgrimir estas decisiones como parte del trabajo de "adaptación a la nueva realidad en la que estará la entidad" en la campaña 19-20.

Una labor de reestructuración que ya empieza a dar sus primeros pasos en forma de salidas, si bien el empujón definitivo para empezar a despejar dudas tiene que llegar con incorporaciones. La más cercana en el tiempo, la del nuevo hombre fuerte de la parcela deportiva del club, que tendrá que hacer una plantilla prácticamente nueva. Alfonso Serrano es el favorito en las quinielas, aunque no se puede descartar un nuevo giro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios