Córdoba CF ¿Obligado cambio de sistema para Almería?

  • Curro Torres volverá a la zaga de cuatro de confirmarse las bajas por lesión de Flaño y Chus Herrero

  • Retrasar a Vallejo o tirar de Kevin, del filial, serían las únicas alternativas para mantener el dibujo

Curro Torres da instrucciones a un grupo de jugadores durante un entrenamiento. Curro Torres da instrucciones a un grupo de jugadores durante un entrenamiento.

Curro Torres da instrucciones a un grupo de jugadores durante un entrenamiento. / Jordi Vidal

Comentarios 0

Curro Torres podría verse empujado a modificar nuevamente en la visita al Almería su sistema de juego, que últimamente pasaba por un 5-4-1 con una línea final de resistencia de tres centrales y dos carrileros largos. Las lesiones de Miguel Flaño y Chus Herrero, que ayer tuvieron que abandonar la última sesión a puerta abierta de la semana, pueden suponer un nuevo giro en el guion del técnico hispano alemán, que dispondrá aún de tres entrenamientos más, entre la Ciudad Deportiva y El Arcángel, y todos a puerta cerrada, para determinar qué hacer en el derbi del domingo (Mediterráneo, 16:00).

Pero el primer paso es ver cuál es el diagnóstico exacto de los lesionados tras el susto de ayer. Porque de confirmarse las bajas de Miguel Flaño (notó un pinchazo en la parte posterior del muslo derecho y hoy se debe conocer el alcance de su dolencia) y Chus Herrero (se resintió de la rodilla izquierda en su reingreso al equipo), el Córdoba se quedaría con sólo dos centrales disponibles: Álex Quintanilla y Luis Muñoz. Y la duda radicaría en adaptar a la posición de libre a Álex Vallejo para mantener el dibujo táctico, o regresar a la línea de cuatro en la defensa.

El mediocentro vitoriano ha sido utilizado en alguna ocasión, de manera circunstancial durante los entrenamientos, como defensa, si bien su posición natural es unos metros más adelante, ejerciendo de enlace entre la zaga y la medular.

La de Vallejo no parece la mejor solución, sobre todo teniendo en cuenta que en sus últimas actuaciones dejó más que dudas a la hora de cubrir posiciones dentro del área. Pero es el único parche que queda dentro del plantel del primer equipo para no tocar el patrón sobre el que el equipo empezaba a intentar despegar.

Porque la otra alternativa para dar continuidad al dibujo podría catalogarse como más arriesgada aún, sobre todo teniendo en cuenta la delicada situación en la que se encuentra el Córdoba. Y pasaría por tirar de algún hombre del filial, con todas las miradas puestas en Kevin Bautista. El polivalente zaguero –también puede actuar de pivote de contención– ya estuvo citado en Alcorcón junto al delantero Chuma, aunque ninguno pudo estrenarse con los mayores, y ha sido habitual durante la semana en el trabajo diario.

La opción de ganar un hombre en la medular

Ante este panorama, la postura lógica invitaría a pensar en un nuevo paso a la línea de cuatro, donde el quebradero de cabeza estaría en cómo cubrir el lateral derecho, en el que ni Loureiro ni Fernández se muestran capaces de convencer. Y luego ya tocaría ajustar piezas por delante, reforzando posiblemente el centro del campo con el jugador ganado de la última línea de resistencia.

No en vano, el Córdoba ha sufrido mucho en los últimos partidos por su desventaja con la medular enemiga, lo que ya abría la opción de que Blati Touré -ayer se reintegró al equipo tras trabajar al margen el martes por precaución- o el propio Vallejo volvieran a acompañar a Bodiger en las labores de contención. El puzzle se irá resolviendo en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios