El Escáner | Jornada 10 La Copa del Rey es la puerta para que el Córdoba CF de Alfaro entre en la historia

  • El conjunto blanquiverde acumula seis partidos y 564 minutos sin recibir gol, a 88 de su récord

  • El técnico maño se ha convertido en el mejor debutante de siempre en el banquillo cordobesista

Los jugadores del Córdoba CF, con Becerra al fondo, celebran la victoria sobre el Lorca Deportiva. Los jugadores del Córdoba CF, con Becerra al fondo, celebran la victoria sobre el Lorca Deportiva.

Los jugadores del Córdoba CF, con Becerra al fondo, celebran la victoria sobre el Lorca Deportiva. / Pascu Méndez / LOF

El Córdoba CF ya está en modo Copa. La visita de la Real Sociedad este miércoles (El Arcángel, 19:00), con motivo de la tercera eliminatoria del torneo, pone a cualquiera, y mucho. No solo por la presencia de uno de los equipos que mejor fútbol hace ahora en España, como bien demostró hace unos días en la Supercopa, sino porque enfrente aparecerá un conjunto blanquiverde lanzado, confiado en recuperar esa mejor versión que no apareció en Lorca, y consciente de que tiene en su mano entrar en la historia de la entidad.

Los seis partidos y 564 minutos sin encajar gol que cumplió en tierras murcianas, todos los que acumula Pablo Alfaro al frente del proyecto y los últimos 24 del choque en Linares, con aquel 2-0 que provocó el despido días más tarde de Juan Sabas, han igualado ya el cuarto mejor registro defensivo del CCF de siempre. Los desafíos ahora pasan por quedarse solo en ese escalón, para lo que es necesario apenas un minuto del choque ante la Real Sociedad, o aspirar al podio, lo que obliga a mirar ya la barrera de los 600.

El tope, también con seis encuentros a cero, quedó establecido en la campaña 69-70, cuando la escuadra cordobesista, que dirigía Ignacio Eizaguirre, aguantó 652 minutos con su portería blindada, con el mérito añadido de ser entonces equipo de Segunda. Para llegar ahí haría falta al menos apurar sin recibir gol en Copa hasta los compases finales, pues el registro está a 88 minutos. Eso, al margen de todo, significaría estar muy cerca de lograr el pase copero, lo que sin duda sería toda una hazaña.

Con alcanzar casi hasta el descanso del partido bastaría para superar la segunda mejor marca hasta la fecha, datada del curso 00-01, con Pepe Escalante al frente. Aquel Córdoba, que apenas llevaba año y medio en el fútbol profesional tras un largo periplo en el pozo, consiguió situarse tras esa racha en lo más alto de la clasificación, incluso tras quebrar su serie con un 1-1 en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid.

Pero el siguiente objetivo, el más inmediato dando por descontado que salvo accidente no habrá gol en el arranque del choque copero del miércoles, sería superar los 599 minutos que el equipo estuvo sin recibir gol en el tramo central del curso 94-95, con Crispi como jefe de operaciones desde la banda. Todo eso pasa por la Copa del Rey, lo que supone ya de partida un nuevo aliciente en una competición que ha vuelto a ilusionar a la afición y que abre una semana con doble partido en casa; pase lo que pase, la racha en liga continuará abierta ante el Yeclano, pero eso ya será otra historia.

Pablo Alfaro sigue aumentando sus registros

Esa fortaleza defensiva ha sido clave para que el Córdoba de Pablo Alfaro se mantenga invicto después de seis partidos, con un balance prácticamente inmaculado de cinco triunfos y un empate. Eso ha dejado al entrenador maño ya como el mejor debutante en la historia del club. Según los datos aportados por el estadista Álvaro Vega (@laligaennumeros), el triunfo ante el Lorca Deportiva le ha permitido superar las marcas que establecieron el mítico José Juncosa en la campaña 55-56 y Abdallah Ben Barek, en la 77-78.

Ambos firmaron una racha en sus primeros seis encuentros de cinco victorias y una derrota, que nubló ese camino. También quedaron ya atrás, aunque se mantuvieran invictos igualmente, Pedro Sánchez, Pedrito, en la temporada 95-96, y Eduardo Chato González, en la 96-97. Pero en el caso de ambos, su guarismo fue de cuatro triunfos y dos igualadas. Una serie que ya ha pulverizado Pablo Alfaro, que al igual que el colectivo, quiere seguir ampliando sus guarismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios