Córdoba CF

Los accionistas del Córdoba CF SAD votan en contra de las cuentas del mandato de Jesús León

  • Azaveco y Minoritarios no apoyan los cierres de los ejercicios 2018-2019 y 2019-2020 presentados por el administrador concursal de la sociedad

Francisco Estepa (centro) dirige la junta general de accionistas. Francisco Estepa (centro) dirige la junta general de accionistas.

Francisco Estepa (centro) dirige la junta general de accionistas. / Juan Ayala

Por primera vez desde la creación en 2000 del Córdoba CF SAD las cuentas de la sociedad han sido rechazadas por todos los asistentes en junta general de accionistas, que en esta ocasión se ha celebrado en el Estadio de El Arcángel -concretamente las 2018-2019 y 2019-2020, las correspondientes al mandato de Jesús León al frente de la SAD-. Una junta general de accionistas atípica que apenas ha durado poco más de 15 minutos, a la que ha asistido el expresidente y actual titular de los derechos políticos y económicos de la SAD, Carlos González, que ha acudido acompañado por el abogado Iván Zaldúa. González no pisaba El Arcángel desde que le vendiera las acciones de la sociedad a Jesús León.   

El convocante de la junta general de accionistas, el administrador concursal del Córdoba CF SAD, Francisco Estepa, ha sido quien ha dirigido la misma, que se ha constituido con la presencia de los responsables del 98,25% de las acciones. Con todas las medidas de seguridad por el covid-19 activadas la junta ha sido de las más extrañas que ha vivido la sociedad en toda su historia también por los pocos asistentes a la misma, Azaveco (Carlos González), con más del 93% de las acciones pignoradas, y representantes del Sindicato de Accionistas Minoritarios. En concreto, seis asistentes y tres invitados. Un notario ha tomado acta de todo lo allí sucedido.

"No vamos a aprobar las cuentas dada la no información fehaciente que se nos ha hecho de los documentos administrativos financieros del club", se ha pronunciado tajantemente González después de que Estepa leyera el primer punto del orden día," el examen y aprobación, en su caso, de las cuentas anuales de la sociedad verificadas por los auditores de cuentas de la sociedad, así como el informe de gestión de la sociedad, correspondientes al ejercicio anual cerrado el 30 de junio de 2019", tal y como ha leído Estepa. Una afirmación que ha repetido González en los otros puntos del día. El Sindicato de Accionistas Minoritarios, como Azaveco, ha votado también en contra de todos los puntos.

Carlos González interviene en un momento de la junta general de accionistas. Carlos González interviene en un momento de la junta general de accionistas.

Carlos González interviene en un momento de la junta general de accionistas. / Juan Ayala

Según los datos recogidos tanto por los auditores como por la administración judicial, las cuentas 18-19 presentan 1,8 millones de pérdidas pese a los millonarios traspasos realizados por la directiva de Jesús León (Sergi Guardiola y Álvaro Aguado al Valladolid o Andrés Martín al Rayo Vallecano) y una estimación de 5 millones para el curso recién finalizado que quedó muy lejos de la realidad, disparándose hasta más de 8 millones.

El balance recoge además varios movimientos financieros relacionados con el expresidente Jesús León y las cantidades recibidas en el tramo final del curso 18-19 tanto por León (287.000 euros) como por Luis Oliver y Joaquín Zulategui a través de Bitton Sport (1 millón) y Sitnosport (305.000), en función a sus sueldos y dietas por sus contratos de gestión y alta dirección en la entidad.

Del mismo modo, las cuentas reflejan una reserva para indemnizaciones del propio Oliver y su equipo de trabajo (2,4 millones) -la misma cantidad supone el grueso de la partida reservada para la batalla judicial- y más, y unos 650.000 euros para resolver expedientes de la LFP por la objeción en sus medidas de control económico.

El segundo punto era el destinado al “examen y aprobación, en su caso, de la propuesta de aplicación del resultado del ejercicio cerrado el 30 de junio de 2019”.

Posteriormente se ha  pasado al tercero: “examen y aprobación, en su caso, de la gestión realizada por el órgano de administración durante el ejercicio cerrado el 30 de junio de 2019”. Y finalmente, al cuarto: “examen y aprobación, en su caso, del presupuesto de ingresos y gastos correspondiente al ejercicio económico 2019-20”. Todos ellos con el voto en contra de todos los asistentes.

Al finalizar la junta de accionistas, González ha comunicado a los medios presentes en la misma que va a pedir su nulidad. "Vamos a pedir la nulidad de la junta porque está mal presidida, ellos [los administradores judiciales] no podían haber presidido la junta nunca, lo dicen los estatutos del club, lo dice el artículo 191 de la Ley de Sociedades y lo dice el Tribunal Supremo, que ya ha habido sentencias en ese sentido", ha aseverado.

El tinerfeño ha asegurado que el Córdoba CF SAD no va a desaparecer. "El Córdoba SAD no va a desaparecer, porque no lo vamos a dejar morir y así lo hemos hecho saber. Además, respecto a la deuda que tiene el Córdoba, que tampoco la sabemos, porque no nos la dicen tampoco, los acreedores van a cambiarla por acciones y por lo tanto no vamos a tener deuda. Vamos a seguir luchando en esta una carrera larga, más allá de que ganemos o perdamos alguna batalla, es una carrera larga que acabará en el Supremo. Vamos a seguir luchando por lo que entendemos que ha sido un atropello", ha puntualizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios