Córdoba CF

Rendimiento sin premio

  • Carlos Valverde es baja por acumulación de tarjetas, mientras Aitor Fernández vuelve tras cumplir sanción

Aitor Fernández trata de cortar el avance del cadista Lekic. Aitor Fernández trata de cortar el avance del cadista Lekic.

Aitor Fernández trata de cortar el avance del cadista Lekic. / lof

El Extremadura alcanzó el curso pasado la Segunda División. Para éste, aun militando en categoría superior, conserva un buen número de los jugadores que lograron la gesta, a los que se han unido hombres importantes que rápidamente se han hecho vitales como Pomares, Olabe, Chuli o Rennella. El técnico, Juan Sabas, buscó desde un primer momento formar un bloque sólido y aguerrido, que se hiciera fuerte en casa y diera la cara lejos de Almendralejo, con el objetivo de la permanencia.

sin balón

Las lesiones y un dubitativo arranque, han hecho que Sabas haya tardado en dar con un once tipo. El técnico apuesta por un 4-4-2 o un 4-1-4-1, incluso alternándolos durante los partidos. En la portería, Álvaro Fernández ha desbancado a Manu García. Por delante, una línea de cuatro en la que Álex Díez y Pomares son los laterales. Son jugadores de largo recorrido que surten de balones a las referencias en ataque. Pero en el centro de la zaga sí tiene problemas. Las lesiones y las sanciones no han permitido que el técnico encuentre una pareja inamovible, habiendo alternado a Pardo, Djaló, Aitor Fernández, e incluso Íñigo López. Todos ellos son contundentes, con buen juego aéreo y muy expeditivos.

con balón

El Extremadura es un equipo que busca como mayor argumento ofensivo los pases largos o las incursiones por banda para sacar centros, sobre todo los laterales. Es un equipo muy vertical, que busca un juego muy directo más que tener el balón, que va fuerte al choque y a la segunda jugada.

En la medular, Zarfino y Olabe, son insustituibles, aunque la recuperación de Tienza les haga competencia. Sabas, en el último partido, utilizó un trivote en el que Tienza quedó por detrás de Zarfino y Olabe. Zarfino es un jugador muy físico, trabajador, que ocupa mucho campo y con buena llegada; mientras que Olabe tiene mayor calidad y visión de juego.

En los costados, Valverde y Chuli han sido los titulares, aunque la sanción del primero dará la oportunidad a Kike Márquez, Arce, Álvaro Romero, Ledesma o Capel. Chuli es un jugador muy rápido, con desborde, capaz de crear espacios, aprovechar las segundas jugadas y ayudar en defensa. Y arriba, como referencia, dos jugadores de una gran envergadura, como Enric Gallego, punta referente, potente y con gran efectividad; y Renella, potente, trabajador, buen cabeceador y que busca los espacios generados por Enric.

lo mejor

Convencidos del juego utilizado.

lo peor

No le acompañan los resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios