Así es Iván Ania, el nuevo entrenador del Córdoba CF

Córdoba CF

El asturiano destaca por su fuerte carácter e imprime a sus equipos un sello de juego atrevido

Dominador de los conceptos del fútbol ofensivo, el aspecto defensivo es donde más debe mejorar

El Córdoba CF ya tiene nuevo entrenador: Iván Ania es el elegido

El Córdoba CF ya conoce a sus rivales para la temporada 23-24 en Primera RFEF

Iván Ania, el nuevo entrenador del Córdoba CF, en un partido del Algeciras.
Iván Ania, el nuevo entrenador del Córdoba CF, en un partido del Algeciras. / Erasmo Fenoy

Iván Ania ya es oficialmente el nuevo entrenador del Córdoba CF. El club blanquiverde ha anunciado este miércoles los términos de su llegada a El Arcángel, que se produce tras su ya confirmada marcha del Algeciras, club con el que tenía dos años más de contrato que el ovetense ha podido cortar mediante una cláusula que recogía su contrato. Con la referencia de su última y discreta temporada en el club algecirista, los aficionados del Córdoba se afanan ahora en conocer el perfil del técnico que partirá con el encargo de devolver a su equipo al fútbol profesional, hito que ya saboreó con el Racing de Santander y que tratará de repetir en el club blanquiverde.

De inicio, cabe señalar que las características de Ania se asemejan bastante al perfil que el consejero delegado del club, Antonio Fernández Monterrubio, dibujó hace un par de semanas. "Buscamos un técnico moderno, con mucho trabajo de día a día, con una metodología clara. Queremos ser un equipo que compita cada partido, cada duelo, que tengamos ritmo y seamos capaces de presionar arriba, proponiendo y siendo dominador", afirmó el directivo. El asturiano cumple con esa idea, aunque no deja de resultar llamativo que su fichaje se haya demorado en exceso, síntoma de que el club barajó múltiples opciones y apuró hasta el final de las eliminatorias por el ascenso para concretar su decisión.

Más allá de eso, con Iván Ania el Córdoba CF incorpora a un entrenador de marcado perfil ofensivo, un técnico con mucho carácter y que es capaz de imprimir un sello muy reconocible a sus equipos, que se caracterizan por ser colectivos que juegan al fútbol de manera atrevida y tratando de ser protagonistas. Una filosofía que en el Racing de Santander le funcionó muy bien al ovetense pero que en el Algeciras no terminó de cuajar, quizás por la menor calidad de los recursos disponibles, algo que en El Arcángel se da por seguro que cambiará, pues el CCF aspira a conformar una plantilla potente y de garantías.

En lo que a su forma de gestionar el vestuario se refiere, Ania se ha ganado una fama de tipo duro y directo en el trato con los jugadores fraguada a raíz de una sonora bronca tras una derrota durante su etapa en el Racing de Santander. Un episodio que dejó entrever su carácter ambicioso e impulsivo, pero que no debe tomarse como la referencia absoluta de un técnico que en el día a día trata de ganarse a los futbolistas con un trato cercano y una filosofía de juego atractiva para los protagonistas de este deporte.

En cuanto a sus ideas futbolísticas, Ania encaja con esa búsqueda de un técnico de metodología clara y moderna que estableció Monterrubio y que también encaja con la filosofía de la dirección deportiva. El asturiano sabe lo que quiere y cómo quiere conseguirlo. Si hay una palabra que define su fútbol es, sin duda, atrevimiento. Una característica que durante su etapa en el Algeciras le costó algunas derrotas más de la cuenta, pero que en el Córdoba esperan que se convierta en un factor favorable al poder contar, al menos sobre el papel, con mejores mimbres.

Cogiendo como referencia al Algeciras de las últimas temporadas, Iván Ania es un técnico que aboga por que su equipo marque el ritmo de los partidos a través del balón, con un fútbol combinativo pero eminentemente vertical. Al asturiano le gustan los centrales que puedan iniciar el juego, los laterales más ofensivos que defensivos y los futbolistas asociativos en la medular y rápidos en tres cuartos del campo. En ataque, se ha manejado mucho con perfiles de referencia clara en el área, papel que va como anillo al dedo a un jugador que se encontrará en El Arcángel como Antonio Casas.

Los equipos del nuevo entrenador blanquiverde tienen ese componente ambicioso de tener el balón y buscar las cosquillas al contrario, casi siempre apoyándose en una figura capital como la del mediapunta y en hombres de banda rápidos y capaces de jugar hacia dentro, dejando el carril despejado para los laterales, profundos e incisivos. Con esa receta, Ania consiguió que el Racing de Santander ascendiera a Segunda División de manera solvente hace cuatro temporadas, quedando campeón de grupo y siendo el segundo equipo de su grupo tanto en goles a favor como en goles en contra.

El debe de la defensa

Ese equilibrio entre ataque y defensa es, seguramente, el aspecto fundamental que Iván Ania debe recuperar en el Córdoba. Y es que su Algeciras sufrió bastante para defenderse y terminó encajando 47 goles (por 36 anotados). Buena parte de la responsabilidad de esos números hay que ponerla en una plantilla bastante discreta en muchos aspectos y, sobre todo, en la parcela defensiva, donde el técnico se encontró con muchos problemas para que los centrales cumpliesen con su idea de juego y con una portería en la que ninguno de los tres arqueros utilizados ofreció garantías.

A los mandos del Córdoba CF, uno de los aspirantes al ascenso a Segunda División, Ania volverá a contar con potencial en el vestuario para hacer relucir ese fútbol que tiene en la cabeza y al que el conjunto cordobesista se encomienda ahora en busca de ese ansiado regreso al fútbol profesional.

Lo último