San Fernando - Córdoba CF | El otro partido

Diarra y el peso de sus números en el Córdoba CF

Diarra conduce el balón con David Ramos delante.

Diarra conduce el balón con David Ramos delante. / Jesús Marín

El Córdoba CF está sacando un partido sobresaliente a una de las operaciones más brillantes que su dirección deportiva cuajó el pasado verano. El fichaje de Youssouf Diarra, futbolista desconocido para la inmensa mayoría de la afición blanquiverde, fue una de las grandes apuestas de Juanito para compensar al equipo en su salto a la Primera Federación y el maliense está devolviendo esa confianza depositada sobre él con una importancia en el equipo importante y unos números que empiezan a hacer justicia a su gran trabajo.

Lo cierto es que para alabar la labor del centrocampista ex del Athletic Club de Bilbao no hace falta acudir a las estadísticas. Basta con ver su aportación al equipo que entrena Germán Crespo para darse cuenta de que es un jugador al que la Primera Federación se le empieza a quedar pequeña. Diarra es capaz de aunar en un solo futbolista el trabajo abnegado de un centrocampista físico de perfil defensivo y la verticalidad de un llegador al área rival, faceta en la que ya está destacando como a él le gustaría.

Y es que en una de sus apariciones por sala de prensa, el propio Diarra ya se mostró exigente consigo mismo, consciente de que podía hacer mejores números ofensivos de los que tenía hasta la fecha. Ahora, cuando todavía no se ha alcanzado el ecuador de la competición, el todoterreno blanquiverde contabiliza ya tres goles y una asistencia. El último tanto, ante el San Fernando, para volver a meter a los suyos en un partido que había arrancado cuesta arriba con el tanto de Biabiany. Además, Diarra ha disputado los 18 partidos de liga -siendo titular en 16 de ellos- y es el tercer jugador más utilizado del plantel con 1483 minutos. Solo Carlos Marín y Calderón, con pleno de minutos, han jugado más que él en esta temporada en liga.

Esos números ya empiezan a satisfacer a un jugador de marcado carácter ofensivo, que se siente más cómodo cuando puede soltarse y presentarse por sorpresa en el área rival, pero que también aporta a Germán Crespo un despliegue físico en la medular que está resultando fundamental para la buena marcha de los planes del técnico blanquiverde en el Córdoba.

La valía del fichaje de Youssouf Diarra aumenta si se tiene en cuenta que llegó en unas condiciones muy ventajosas a El Arcángel. La negociación para su incorporación con el Athletic Club no fue sencilla, pues los bilbaínos cuentan con un mercado muy reducido de futbolistas y siempre intentan salvaguardar algún derecho sobre los jugadores que salen de su cantera. Así, el conjunto vasco se guardó una opción de recuperar a Diarra el próximo verano en caso de querer asentarlo en su primera plantilla, a pesar de que su contrato con el Córdoba se extiende hasta el 30 de junio de 2024.

Con todo, lo más positivo para el CCF es que a cambio de esa contraprestación, la parte del salario del jugador que tiene que asumir el club se redujo de manera importante, siendo uno de los futbolistas más rentables si se atiende a la relación entre su salario y su rendimiento.

Para alegría de Germán Crespo y de la afición blanquiverde, Diarra está dando la razón a los técnicos que apostaron por él como uno de los fichajes importantes del verano. Tanto es así que, ante los problemas de lesiones en la medular, su aportación está resultando fundamental para que el Córdoba aguante el tirón. En este enero llegará un refuerzo, si nada se complica, en esa zona del campo, pero el conjunto blanquiverde tendrá casi imposible superar el nivel de un Diarra cuyos números ya empiezan a respaldar su enorme trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios