El uno por uno de los blanquiverdes

Las notas de los jugadores del Córdoba ante el Getafe

  • Triste imagen del conjunto blanquiverde para despedirse de la Copa del Rey en Getafe

Sebas Moyano se lamenta mientras los jugadores del Getafe celebran el gol de Portillo. Sebas Moyano se lamenta mientras los jugadores del Getafe celebran el gol de Portillo.

Sebas Moyano se lamenta mientras los jugadores del Getafe celebran el gol de Portillo. / Rodrigo Jiménez/EFE

Comentarios 1

MARCOS LAVÍN. Nervioso. El joven arquero no tuvo su tarde. Falló de manera flagrante en el primer gol y ese fallo le generó un nerviosismo que le llevó a errores graves durante el resto del choque.

LOUREIRO. Voluntarioso. De lo poco salvable en la zaga, porque si bien es cierto que sufrió mucho en defensa, al menos mostró voluntad para sobreponerse a los problemas que le planteó el rival.

VALENTÍN. Lento. A pesar de que no fue penalti, su lentitud en la acción del segundo gol local evidencia que no está enchufado. El resto del partido fue en la línea de esa desafortunada intervención.

AYTHAMI. Sólo el gol. El tanto del honor fue obra suya, pero eso no esconde el mal partido del canario, en la línea de su equipo. Se espera mucho más del teórico líder de la zaga blanquiverde.

JAVI GALÁN. Desbordado. Sufrió muchísimo para defender, en la primera parte con Iván Alejo y en la segunda con Rober Ibáñez, que dejaron al desnudo las carencias del manchego en defensa.

BAMBOCK. Desubicado. Terrible vuelta al once inicial del mediocentro franco-camerunés. Lento, a menudo descolocado y poco contundente en varios de los goles del Getafe. Perdió el sitio hace tiempo merecidamente.

QUIM ARAUJO. Frío. Empezó teniendo el balón y con protagonismo, pero no tardó en perder peso en el juego y aportar poco, pues sin balón es un futbolista que no aporta demasiado trabajo defensivo.

JAIME ROMERO. Gran susto. El manchego dio el susto del partido, con un choque tremendo con un jugador del Getafe que le obligó a irse a vestuarios después de incluso perder el conocimiento.

ALFARO. Nada. El onubense volvió a contar con minutos de inicio y tenía una buena oportunidad para reivindicarse, pero no le salió nada y pasó sin pena ni gloria por el feudo getafense.

SEBAS MOYANO. Coraje. En la complicada situación que atraviesa el Córdoba, el canterano está siendo uno de los hombres que está aprovechando para coger minutos. Ante el Getafe, empezó dejando detalles de su gran calidad técnica y fue incisivo por la banda izquierda. Pese a que su incidencia en el partido fue decayendo, nunca dejó de pelear y al menos mostró orgullo y coraje para defender la camiseta blanquiverde, algo que, viendo a muchos de sus compañeros, es digno de alabar.

ERIK EXPÓSITO. Desaparecido. Enésima oportunidad que desaprovecha el canario para demostrar que puede contar con minutos en liga. Su equipo tuvo poco bagaje ofensivo, pero él tampoco generó nada.

DE LAS CUEVAS. Voluntarioso. El alicantino fue el sustituto del lesionado Jaime Romero. Entró con ganas y lo intentó un par de veces con disparos lejanos, pero no encontró la precisión de otros días.

QUINTANILLA. Minutos para rodarse. El vasco entró en los minutos finales para compartir la zaga con Aythami, en lo que parece una prueba de Curro Torres con vistas al choque de La Romareda.

ANDRÉS MARTÍN. Anecdótico. Tuvo pocos minutos para demostrar y entró con ganas, pero apenas le llegaron un par de balones en ataque de los que no pudo sacar apenas rendimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios