Córdoba CF Los objetivos y las obligaciones del Córdoba CF en el mercado invernal

  • El cuadro blanquiverde busca un delantero como prioridad y podría reforzar el mediocentro o la zaga

  • Traspasar a Sergi Guardiola y finiquitar la deuda por Jaime Romero son pasos necesarios antes de fichar

Curro Torres y Rafa Berges dialogan durante un entrenamiento en El Arcángel. Curro Torres y Rafa Berges dialogan durante un entrenamiento en El Arcángel.

Curro Torres y Rafa Berges dialogan durante un entrenamiento en El Arcángel. / Jordi Vidal

Comentarios 0

El Córdoba CF afronta el mercado invernal que arranca este martes 2 de enero con varios frentes abiertos. Serán 30 días frenéticos en las oficinas de El Arcángel, en los que además de reforzar el plantel, el club tendrá que cerrar el traspaso de Sergi Guardiola, y quizás alguno más, además de saldar la deuda con Osasuna por el traspaso de Jaime Romero, que actualmente mantiene los derechos federativos bloqueados al conjunto blanquiverde.

Gran parte de la capacidad del Córdoba para buscar refuerzos en este mes de enero dependerá de los ingresos que la entidad cordobesista sea capaz de generar mediante traspasos. Y en esa faceta, un nombre sobresale claramente, el de Sergi Guardiola. El delantero finalizará su cesión en el Getafe en los próximos días y el Valladolid es el principal candidato a hacerse con sus servicios.

Sin embargo, el cuadro blanquivioleta no dispone de demasiado dinero para hacer frente a un traspaso, menos de un millón de euros, según su propio director deportivo, y la negociación podría alargarse hasta que los pucelanos consigan ingresar una buena cantidad por Calero o Alcaraz, jugadores que tienen varios pretendientes.

Sin descartar algún movimiento con Álvaro Aguado y Javi Galán como principales candidatos, la venta de Guardiola se prevé esencial para que el Córdoba pueda reforzarse. Principalmente porque lo primero que debe hacer la entidad de El Arcángel es satisfacer a Osasuna el segundo pago del traspaso de Jaime Romero, trámite que se incumplió hace un mes y que tiene los derechos federativos del Córdoba bloqueados.

Una vez que ese impago esté abonado, el Córdoba podrá abordar decididamente qué necesidades tiene su plantilla y cuáles son los recursos de los que dispone para cubrirlas, pues como el propio Jesús León reconoció, si no hay ventas de jugadores, tendrán que recurrir al cambio de cromos.

Y en esa permuta de jugadores, el que tiene las puertas de salida abiertas de par en par es Erik Expósito. El delantero canario no cuenta para Curro Torres, como tampoco contó para Sandoval, y Las Palmas no pondrá en principio muchos problemas para recuperar al futbolista, con vistas a cederlo a un equipo de Segunda B donde puede foguearse realmente.

La cantada salida de Erik Expósito dejará una vacante a cubrir que es la prioridad de la dirección deportiva cordobesista, pues Rafa Berges es consciente de que su equipo necesita un ariete que compita con Piovaccari por la titularidad y que pueda aportar un buen número de goles en la segunda parte del campeonato.

Además, en el club blanquiverde existe el convencimiento de que hay dos posiciones, el lateral derecho y el mediocentro, que son susceptibles de mejoría, por lo que no hay que descartar algún movimiento en ese sentido. Los extremos también pueden ser objetivo de refuerzo por parte de Berges, dependiendo siempre del margen de maniobra que tenga el club.

El caso de los cedidos

Al margen de las incorporaciones, que deberán acarrear salidas del actual plantel, Berges tiene la tarea de buscar un nuevo destino a Josema, que ha regresado tras su cesión al Sochaux, y puede que tenga que hacer lo mismo con Jona Mejía.

Josema, en el centro de la imagen, durante su primer entrenamiento con el Córdoba. Josema, en el centro de la imagen, durante su primer entrenamiento con el Córdoba.

Josema, en el centro de la imagen, durante su primer entrenamiento con el Córdoba. / Jordi Vidal

El defensa, cuyo futuro no está nada claro, podría incluso permanecer en el Córdoba, aunque para ello tendría que salir alguno de los cuatro centrales con los que actualmente cuenta Curro Torres. En todo caso, hay varios equipos de Segunda División B y alguno de LaLiga 1|2|3 interesado en contar con sus servicios, por lo que su caso no parece el más problemático para la dirección deportiva del CCF.

El que sí puede resultar una auténtica patata caliente es Jona Mejía, del que el Lugo parece decidido a desprenderse en este mercado invernal. El punta hispano-hondureño ha decepcionado en su segunda salida a préstamo desde el Córdoba y en la entidad blanquiverde no se cuenta con él.

El problema principal en este caso es la alta ficha que percibe el futbolista, y el poco cartel que mantiene en la categoría de plata, después de temporada y media muy alejado de su mejor nivel.

Con todos esos frentes abiertos, y alguno más que puede surgir sobre la marcha, la dirección deportiva del Córdoba afronta un mes que a buen seguro terminará siendo crucial en la consecución o no del objetivo de la permanencia. Los objetivos a cumplir en el mercado están claros, pero antes el club debe sortear las trabas económicas que le lastran en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios