Córdoba CF

El Córdoba CF abordará con Tremón la situación de la Ciudad Deportiva

  • Los responsables del club se reunirán en unos días con el grupo inmobiliario para buscar un acuerdo que evite el procedimiento de desahucio de la instalación deportiva

Javier González Calvo, junto a Juanito y los responsables del Córdoba Femenino, en la Ciudad Deportiva. Javier González Calvo, junto a Juanito y los responsables del Córdoba Femenino, en la Ciudad Deportiva.

Javier González Calvo, junto a Juanito y los responsables del Córdoba Femenino, en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

Por si fueran pocos los frentes abiertos en este verano, el Córdoba CF tendrá que atajar a corto plazo otro problema que vuelve a salir a flote como es la situación jurídica de la Ciudad Deportiva, con peligro real de tener que abandonar la instalación a medio plazo, después de que Tremón -la propietaria de los terrenos- haya solicitado que se reactive el proceso de desahucio del club blanquiverde.

Tal y como adelantó este pasado martes el Día, la vía judicial para dilucidar a quién corresponden las instalaciones deportivas del Camino de Carbonell ha llegado a su fin, después de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia de la Audiencia Provincial en 2018, que sostenía que la titularidad de los terrenos corresponde al grupo inmobiliario.

Esa situación genera un escenario complicado para el Córdoba CF, pues Infinity tendrá que lidiar de manera inmediata con otro de esos problemas heredados de la antigua SAD, que lleva años enquistado y sin una solución definitiva. Porque aunque hace años que el fantasma del desahucio del club de la Ciudad Deportiva flota en el ambiente, el pronunciamiento del Supremo y los incumplimientos que los anteriores gestores del club han repetido de los acuerdos alcanzados con Tremón han puesto la situación en un punto de difícil retorno.

Con la petición de desahucio ya cursada, el riesgo de que los equipos blanquiverdes pierdan su lugar de entrenamiento habitual en cuestión de unos meses es más real que nunca. Por ello, los responsables del club están decididos a buscar una solución pactada con el dueño legal de los terrenos, para evitar una situación en la que ambas partes saldrían perdiendo.

Por un lado, el club perdería la instalación sobre la que ahora mismo pivota el desarrollo de la actividad de sus equipos. Por el lado contrario, Tremón vería desvanecerse la única vía más directa de sacar algún rédito económico a unos terrenos de su propiedad pero por los que no ha percibido nada desde que en 2007 se hiciera con ellos.

Es por eso que desde el Córdoba CF reconocen que el problema de la Ciudad Deportiva resulta prioritario para el club y que ya se están poniendo los medios para buscar un pacto que contente a ambas partes. La primera toma de contacto en busca de ese acuerdo no tardará demasiado, pues en los próximos días está previsto que Javier González Calvo se cite con los responsables del grupo inmobiliario, para conocer sus demandas y tratar de buscar una vía de acuerdo.

Hay que recordar que Tremón acumula ya 12 temporadas como propietaria de los terrenos del Camino de Carbonell, lo que ha generado a su favor un derecho de crédito millonario, que elevaría el pasivo del Córdoba CF SAD de manera considerable, convirtiendo al grupo inmobiliario en el principal acreedor de la antigua SAD.

Pese a que Infinity aún no acumula ni siquiera un año de uso de la instalación, la prioridad para los responsables del club blanquiverde es buscar un posible acuerdo que evite males mayores y que no comprometa a la entidad a tener que buscar una alternativa de la que la ciudad no dispone para el trabajo de sus equipos.

Esa entente dependerá en buena parte de la postura de la propietaria de los terrenos y de sus pretensiones, pero se antoja fundamental para que el Córdoba CF asiente su proyecto a corto plazo. Y es que en el medio plazo, uno de los objetivos que Infinity se marcó es el desarrollo de una instalación propia y moderna que convierta al club en un referente del trabajo formativo.

Esa vía sigue sobre la mesa, con camino andado desde hace meses, incluyendo visitas a algunos posibles terrenos y conversaciones con el Ayuntamiento, pero todavía con bastante trayecto que recorrer. Para el corto plazo, la actual Ciudad Deportiva supone una garantía más que suficiente de poder trabajar en buenas condiciones y en el club blanquiverde tratarán ahora de arreglar un problema heredado que podría comprometer el proyecto deportivo de Infinity.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios