La crisis del Córdoba CF

Juanito da la cara: "Si el equipo no se mete en 'play off', es un fracaso, lo asumimos con naturalidad"

Juanito, junto a Raúl Cámara y Javier González Calvo, en un entrenamiento del Córdoba CF en El Arcángel.

Juanito, junto a Raúl Cámara y Javier González Calvo, en un entrenamiento del Córdoba CF en El Arcángel. / Miguel Ángel Salas

La derrota ante el Racing Ferrol cercenó las escasas opciones que el Córdoba CF tenía de luchar por un puesto en la promoción de ascenso a Segunda División y provocó aireadas protestas de los seguidores blanquiverdes, hartos de una caída en picado de su equipo que ha convertido una temporada que arrancó de forma inmejorable en un suplicio al que no se le ve el final.

Después de la importante bronca que los futbolistas y los dirigentes aguantaron en los minutos posteriores al partido en El Arcángel, quedan muchas preguntas en el aire que los seguidores blanquiverdes siguen haciéndose cada semana. Consciente de que la situación es complicada y que la afición hace tiempo que demanda explicaciones, el director deportivo, Juanito, quiso dar la cara y ofrecer su visión de lo acontecido, asumiendo su responsabilidad y sin dudar en la calificación de "fracaso" de una temporada en la que se partió con la ilusión de pelear por estar arriba, algo que se convirtió en obligación después del gran arranque, y que finalmente no se cumplirá.

En pleno entrenamiento de recuperación de la plantilla en la Ciudad Deportiva, Juanito y Raúl Cámara atendieron las preguntas de el Día con la intención de buscar esas causas del varapalo deportivo y las consecuencias que puede tener a futuro una temporada tan decepcionante para la entidad. Los responsables del proyecto deportivo no eludieron ningún tema y asumieron los errores cometidos, aunque siguen viéndose con la "máxima fuerza" para cumplir el reto de llevar al Córdoba CF cuanto antes al fútbol profesional.

La pregunta del millón: ¿Qué le ha pasado al equipo?

Juanito: "No tenemos una radiografía completa, tenemos una serie de factores que han podido influir en esa racha negativa, pero en el fútbol dos más dos no son cuatro y nunca puedes tener una absoluta certeza. Desde que en diciembre el equipo encadena un par de resultados malos, contra Alcorcón y Mérida, entendíamos que quizás a la plantilla, futbolísticamente, le faltaba algo. Ya acusábamos el desgaste de haber empezado tan bien, porque en ataque nos estaba faltando un poco. Veíamos que un par de cambios necesitaba la plantilla para refrescar los puestos de ataque. En ese sentido, nos fuimos a las vacaciones de Navidad pensando que podíamos mover eso, incluso con algún jugador sub 23. Luego es cierto que aparecieron ofertas a jugadores con un rol que no era prioritario, pero sí eran importantes a nivel de cohesión, como José Cruz y Álex Bernal, sobre todo".

"En esa tesitura llega el infausto partido ante la Balompédica Linense, que hacemos un buen partido pero nos quedamos con uno menos y perdemos. Lo puedo decir ahora, porque se lo he dicho a Germán Crespo, que en la rueda de prensa posterior comete la equivocación de cargar contra los jugadores que querían marcharse. A raíz de ahí podemos pensar que se resquebraja la cohesión del vestuario".

"Luego, en pos de querer sacar a estos jugadores que no se sentían muy cómodos, pensábamos que el equipo podía mejorar con los perfiles que traíamos. Entendíamos que podía haber una mala racha ahí, pero la verdad es que nunca terminó de recuperarse. Uno puede decir que se ha equivocado con los fichajes, y hay que asumirlo, porque la mayoría de ellos no ha aportado lo que se esperaba para dar la vuelta a la situación. También es verdad que la mayoría de los que se quedaron, que antes eran súper buenos, como lo hemos sido todos, tampoco han dado el nivel. Se han dado una serie de circunstancias en las que el equipo ha ido perdiendo fútbol. Creo que es más una cuestión futbolística y no de vestuario. Evidentemente la mentalidad ayuda, pero nos ha faltado fútbol, el bucle se ha ido agrandando y a día de hoy no hemos salido de esa racha, que ya es una tendencia. Es bastante cruel, porque creo que podíamos haber tenido más puntos, no muchos más, pero sí seis o siete para estar luchando hasta última hora por el play off".

¿Un problema de vestuario?

Raúl Cámara: "Estamos día a día con los jugadores y lo que dijo Javi Flores es cierto. Es complicado analizar lo que nos ha pasado. Yo nunca había vivido algo así. El rendimiento de muchos jugadores ha caído. Estamos todo el día analizando eso, pero el fútbol es un juego y a nivel mental creo que a los jugadores se les ha hecho complicado de asimilar la situación, el no ganar una jornada, otra jornada, incluso han perdido jugando bien y cada semana era una pala más de arena encima del equipo. Convivimos con ellos, yo he sido compañero de algunos de ellos y está claro que cuando no ganas todo se hace más complicado, pero para lo que ha pasado este vestuario, te puedo asegurar que ahí dentro no ha pasado nada, más allá de cosas de fútbol, porque cuando no ganas, los jugadores somos de echar balones fuera. Pasa en todas las familias, cuando hay situaciones malas se recriminan cosas, pero nada más allá de eso".

"Al equipo en muy pocos partidos se le puede achacar falta de actitud. Nos ha faltado estar bien, esa chispa que hemos perdido. Creo que con el cambio de Manuel hemos recuperado solidez defensiva, pero nos sigue faltando ese fútbol, esa llegada y esa definición que tanto tuvimos".

El fracaso de no pelear por subir

Juanito: "Al empezar la temporada nuestra ilusión era meternos arriba, con un bloque venido de Segunda RFEF pero con grandes jugadores, más otros que nos podían dar un plus. Y al principio se demuestra que eso era así, porque nos vimos arriba. A partir de ahí, los objetivos se van cambiando. Estuvimos mucho tiempo en el liderato, cogiendo una diferencia abultada. En ese momento, no puedes ser conformista. Estamos en un gran club y, si vamos primeros, no podemos renunciar a eso. El play off se convirtió en una obligación por cómo estábamos. Eso es así y si el equipo no se mete en play off la temporada es un fracaso. Al principio puede que no fuera obligación pero el objetivo cambió y eso lo asumimos con naturalidad. Yo no cambiaría el discurso, creo que es el que tocaba. Cambiaría cosas que hemos hecho o que yo he dicho, pero no el discurso, que era el que tocaba. Luego es cierto que el fútbol nos ha castigado, y hay que asumirlo".

La renovación de Germán Crespo y el fallido revulsivo

Raúl Cámara: "A toro pasado, uno quizás hubiera hecho otras cosas. Cuando se renueva a Germán, el equipo iba líder, sacaba diferencia a los que estaban fuera de play off. El entrenador empezaba a estar cotizado y el club quería tener un proyecto largo y sostenible, no un Córdoba como ha sido otros muchos años de 20 jugadores por mercado y varios entrenadores en una temporada. Creíamos que era el momento de renovarlo, porque había opciones incluso de perderlo y porque veíamos, y seguimos creyendo, que era un entrenador magnífico para el Córdoba".

"En el fútbol, luego, dos más dos no son cuatro y hay muchos factores. Ahora, evidentemente, de los errores aprendes, pero de no haber hecho esto no sabes qué habría pasado. Analizar ahora es mucho más ventajista. Creíamos mucho en Germán, porque lo veíamos trabajar a diario y su estilo nos encantaba. Lo ha hecho aquí muy bien, pero llegó un momento en que veíamos que hacía falta un revulsivo y que podía darse con Manuel, un entrenador que llega al jugador y que trabaja mucho el aspecto mental, que veíamos que era lo que podía necesitar el equipo. Creo que ha habido una mejoría en cuanto a competitividad, pero los resultados mandan. Siempre hemos intentado tomar las decisiones consensuadas y buscando lo mejor para el equipo. Pero esto es fútbol y es complicado acertar".

Perspectivas de futuro

Juanito: "Somos profesionales y, más allá de la decepción, entendemos el malestar del aficionado, porque también es el nuestro. Veo normal que la gente se manifieste y dé su opinión o proteste. Se pide que sea desde el máximo respeto, pero yo he vivido situaciones peores y eso no me debe afectar para trabajar de cara al futuro. Mis fuerzas para seguir trabajando aquí son máximas y estoy a disposición de lo que el club pueda decidir si no tuviera la confianza en mí. No habría problema para llegar a un acuerdo con el club porque yo me debo a las personas y Javier [González Calvo] me ha demostrado su confianza y él sabe que, si la pierde, yo me puedo echar a un lado y mi contrato no va a ser un problema. Siempre que yo tenga esa confianza, trabajaré como el que más y sé perfectamente, por lo que me ha dado y me ha quitado el fútbol, que esto da muchas vueltas. Esto es un partido y ahora mismo lo estamos perdiendo, pero tenemos que darle la vuelta. He vivido muchas experiencias y el fútbol es ingrato, porque normalmente te da más experiencias negativas que positivas, pero esas positivas te dan un subidón y te hacen ver que este momento es real, que hay que pasarlo, pero con la confianza de que vamos a darle la vuelta".

Aprendizaje para el futuro

Raúl Cámara: "Por supuesto que es un aprendizaje. El fútbol en ese sentido es como la vida. La experiencia es aprendizaje. Esta situación es difícil de digerir, por las formas, por estar tan bien y ahora tan mal. Son situaciones complicadas hasta para el más longevo en esto, pero la experiencia nos hará mejorar, eso seguro. El que piense que todo lo hace bien, se equivoca".

Juanito: "Nosotros tenemos en cuenta todo tipo de opiniones y estamos cerca también de lo que opina el aficionado y lo que opina la prensa. Pero al final, como gestores y responsables de la parcela deportiva, tenemos nuestro análisis y eso tiene que ser lo más objetivo posible. No nos podemos dejar llevar por el corazón, tenemos que ser fríos y pensar qué se hace mal y qué se hace bien. Por eso muchas veces no podemos entrar en cosas que no son reales, no podemos estar todo el día desmintiendo cosas que no son verdad. Escuchamos todo y vemos todo, pero sabemos lo que es real y lo que no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios