Córdoba CF

Antonio Fernández Monterrubio cumple un año al frente del Córdoba CF

Antonio Fernández Monterrubio, CEO del Córdoba CF, en una intervención ante los medios de comunicación.

Antonio Fernández Monterrubio, CEO del Córdoba CF, en una intervención ante los medios de comunicación. / Miguel Ángel Salas

Antonio Fernández Monterrubio cumple un año en el Córdoba CF. El sevillano fue nombrado el 15 de mayo de 2023 como el nuevo CEO de la entidad blanquiverde, que ese mismo día, solo unas horas antes, había comunicado que prescindía de su antecesor en el cargo, un Javier González Calvo que estuvo al mando del club desde finales del 2019 y que fue el encargado de sentar las bases del aterrizaje de Infinity en el Córdoba CF.

En su primer año al frente del Córdoba CF, Monterrubio ha marcado grandes diferencias con la anterior etapa vivida en el club blanquiverde. En todos los frentes, desde la gestión deportiva a la política de cantera, pasando por el manejo de la esfera pública y la relación con la masa social del conjunto blanquiverde. La propiedad del club en Bahréin se encomendó a él para exprimir los recursos, recortar el déficit soportado en las últimas campañas y buscar el éxito deportivo con una inversión menos gravosa.

En lo deportivo, y liberado de cualquier responsabilidad sobre el fiasco que ya se había producido cuando se fraguó su llegada a El Arcángel, Antonio Fernández Monterrubio ha virado de manera importante la manera en que se trabaja en las oficinas del club. Su llegada propició todo tipo de rumores sobre la salida de los responsables del proyecto deportivo, el director deportivo, Juanito, y el secretario técnico, Raúl Cámara. Dos figuras que mantuvieron el puesto, superando las dudas iniciales y viendo alterada de manera importante la dinámica de funcionamiento desde un año a esta parte.

El propio Antonio Fernández Monterrubio se encargó de dejar claro en su primera alocución ante los medios de comunicación de Córdoba que llegaba al club con un perfil mucho más intervencionista que el que había mantenido González Calvo en el apartado de la planificación deportiva. El trabajo en el mercado de fichajes, que hasta la fecha había quedado reservado de manera clara para los técnicos, pasó a estar bajo el control del nuevo CEO. Para ello, acuñó el término de comisión deportiva, una manera de explicar que tanto Juanito como Cámara se encargarían de proponer nombres y que la última palabra y el peso determinante en las decisiones estaba de su lado.

Todo ello, eso sí, apoyado en la figura externa de César Sánchez, el que fuera portero del Valencia y el Real Madrid, entre otros, y que desde la llegada de Monterrubio ganó peso como asesor deportivo externo de la entidad blanquiverde. A día de hoy, César Sánchez sigue sin un cargo específico en la estructura del club, pese a sus opiniones pesan y mucho en la toma de decisiones, hasta el punto de que el propio Monterrubio ya se ha referido en alguna ocasión a su trabajo de asesoramiento. El exguardameta se ha dejado ver en varias ocasiones tanto en la Ciudad Deportiva como en El Arcángel, anticipando un probable desembarco en el club cordobesista -ya con cargo reconocido- a corto plazo.

Giro en la política de cantera

Si en el trabajo de planificación deportiva la llegada de Monterrubio supuso un cambio importante, en la política de cantera fue un paso más allá. Se ha desmantelado por completo la estructura establecida en la entidad, prescindiendo hace unos meses de los directores de cantera, David Ortega y Rafael Herrerías, y adelgazando al mismo tiempo el organigrama del club, pues el trabajo de las categorías inferiores ha recaído también sobre los miembros de la dirección deportiva, apoyados desde hace un tiempo por Javi Flores, que regresó al club para compaginar ese trabajo en el ámbito deportivo con sus funciones como representante institucional del club en actos sociales de todo tipo.

Monterrubio, junto a los miembros de la dirección deportiva del Córdoba CF y el consejero Faisal bin Jamil, en El Arcángel. Monterrubio, junto a los miembros de la dirección deportiva del Córdoba CF y el consejero Faisal bin Jamil, en El Arcángel.

Monterrubio, junto a los miembros de la dirección deportiva del Córdoba CF y el consejero Faisal bin Jamil, en El Arcángel. / CCF

Y es que ese es otro de los cambios importantes que ha experimentado el Córdoba CF con el relevo producido entre González Calvo y Fernández Monterrubio. El nuevo CEO mantiene un perfil público mucho más bajo, más alejado de los medios de comunicación.

Orden en el plano social

Otro de los grandes cambios que ha experimentado el Córdoba CF en el último año es la relación con su masa social. Monterrubio impulsó como una de sus primeras medidas en dicho ámbito la disolución de los anteriores órganos de representación de las peñas y la creación de un censo de peñas oficiales que ahora rige los colectivos a los que el club reconoce como oficiales.

Gracias a ese movimiento, la comunicación entre el club y sus peñas ha mejorado de manera considerable y, sobre todo, se produce de manera más vertical y directa, dejando a un lado las rencillas que durante años se vivieron entre diferentes colectivos peñísticos.

Las tareas pendientes

Más allá de esa labor realizada en su primer año en El Arcángel, y con las miras puestas por completo en el final de la temporada en Primera Federación, Antonio Fernández Monterrubio tiene en su lista de tareas pendientes resolver uno de los lastres más pesados de la entidad, como es la falta de un título que acredite la cesión de El Arcángel por parte del Ayuntamiento.

Frente a los intentos de Javier González Calvo por impulsar un proyecto de remodelación integral de El Arcángel y sus alrededores, Monterrubio ha optado por buscar un entendimiento previo con el Consistorio mediante un pliego de cesión, que se encuentra en fase de resolución, que debe sacar en el corto plazo al club de la cesión en precario en la que se encuentra desde la misma construcción del estadio municipal. Ese trámite no significa que el club renuncie a su proyecto para la remodelación de El Arcángel, aunque este estará lejos del plan que el club tenía antes del relevo en su cúpula ejecutiva.

Antonio Fernández Monterrubio, el CEO del Córdoba CF. Antonio Fernández Monterrubio, el CEO del Córdoba CF.

Antonio Fernández Monterrubio, el CEO del Córdoba CF. / Juan Ayala

Junto al estadio, la construcción de esa nueva Ciudad Deportiva a la que el Córdoba CF aspira es la otra gran tarea pendiente, un asunto que parece muy lejos de concretarse y que solo cobraría visos de realidad si la entidad logra asentarse pronto en el fútbol profesional.

Antonio Fernández Monterrubio cumple sus primeros 12 meses en el Córdoba CF con las miras puestas de lleno en el ascenso a Segunda División, un objetivo para el que la entidad parece bien encaminada, pero que habrá que rematar en un mes de junio que puede condicionar, para bien y para mal, el futuro del club, de sus responsables deportivos y también el de su CEO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios