Córdoba

Las ventas de tabaco en Córdoba caen casi un 11% en el último año

  • El sector genera un negocio anual superior a los 142,9 millones de euros

Una persona camina con un cigarro en la mano. Una persona camina con un cigarro en la mano.

Una persona camina con un cigarro en la mano. / El Día

Cada vez se es más consciente de que el tabaco mata y, prueba de ello es que las ventas han caído un 10,9% en el último año en la provincia de Córdoba. Al menos, así se desprende de los últimos datos facilitados por el Ministerio de Hacienda acerca de las estadísticas del mercado de tabacos, que señalan que a lo largo de 2019 este sector movilizó algo más de 142,9 millones de euros, mientras que en el ejercicio de 2018 la cifra fue superior a los 160 millones de euros

Los datos en los que se basa Hacienda para la elaboración de las estadísticas "son facilitados por los distribuidores oficiales registrados en el registro de operadores del Comisionado para el Mercado de Tabacos de labores de tabaco". Se reflejan las tendencias en las compras de labores de tabaco que los fumadores realizan a través de las expendedurías de tabaco y timbre, y no en otros establecimientos o por otras vías, indica Hacienda sobre la elaboración de la estadística.

Las cajetillas de tabaco de 20 unidades son las más vendidas en la provincia y, a lo largo del año pasado se expendieron más de 31,5 millones. Se trata de una cuantía ligeramente superior a la del total de 2018, cuando fueron 30,9 millones de cajetillas, es decir, lo que supone un aumento del 1,9%.

Lo de los buenos propósitos que se hacen cuando acaba el año y ponerlos en marcha en enero, como el hecho de dejar de fumar, apenas se nota en las ventas de tabaco en Córdoba si se atiende a las cifras del último mes de 2019 y el primero de 2020, si bien, hay un ligero descenso, aunque no muy significativo. En este caso, el sector registró unas ventas por valor de 12.164.106 millones de euros en diciembre del año pasado, mientras que en enero del actual ejercicio la cifra fue de 12.122.028 millones de euros, lo que apenas representa una caída del 0,35%.

En los dos primeros meses del año se han generado 25,3 millones de euros

La estadística también recoge la actividad del sector del tabaco en la provincia de Córdoba en los dos primeros meses del ejercicio de 2020. En este caso, las ventas han ascendido a algo más de 25,3 millones de euros, mientras que en entre enero y febrero de 2019 la cifra fue de 24,9 millones de euros, lo que representa un leve aumento del 1,3%.

Se trata de un incremento que se registra también en el caso del número de cajetillas de 20 unidades, ya que entre enero y febrero de este año se han vendido más de 4,8 millones, mientras que en el mismo periodo de 2019 la cuantía registrada fue de 4,8 millones.

En cuanto a la comparativa interprovincial que ofrece el Ministerio de Hacienda en venta de cigarrillos, Córdoba, con sus algo más de 22 millones de euros en los dos primeros meses del año, es la sexta provincial andaluza donde se registran las cifras más bajas. Así, Málaga lidera esta clasificación, puesto que esta provincia se ha gastado en enero y febrero de 2020 54 millones de euros en tabaco, seguida de Sevilla, con algo más de 45,4 millones de euros. En tercer lugar se encuentra Granada, con 31,9 millones de euros y, tras ella Cádiz, con 27,4 millones de euros, Almería, con 26,9 millones de euros, Córdoba, con los ya citados 22 millones de euros, Jaén, con 21,4 y Huelva, que cierra la clasificación con 17,6 millones.

El tabaco para pipa, el que más sube

Los datos del Gobierno también desglosan el consumo de tabaco por unidades o kilos, en función del producto hasta febrero de este año en la provincia de Córdoba. En concreto, de cigarrillos se vendieron 4,8 millones de unidades, un dato muy similar al de 2019. De cigarros, otros 5,2 millones, mientras que en ambos meses de 2019 fue de 5,1 millones de unidades.

En cuanto a la picadura de liar fueron 11.556 kilos -un 4,1% más respecto al mismo periodo de 2019- y de la de pipa otros 3.124 kilos. Este producto es el que evidencia una mayor subida en cuanto al consumo. En enero de 2019 se vendieron 2.224 kilos de tabaco para pipa, lo que supone una subida del 40,4%.

Ayuda financiada para dejar de fumar

La Seguridad Social, por otra parte, financia desde el pasado 1 de enero la compra de Champix, un medicamento empleado en tratamientos para dejar esta adicción. No en vano, ya incluye en su lista de fármacos financiados la vareniclina, compuesto cuya marca de referencia es el ya citado Champix. 

Existen tres tratamientos para dejar a un lado el tabaco que seguirán siendo de pago aunque los recete e indique el médico. Se trata de las terapias sustitutivas con nicotina en sus diversas modalidades, un fármaco antidepresivo pero que se comercializa para el tabaquismo y el tercer medicamento y más moderno es la vareniclina, el compuesto comercializado bajo la marca Champix.

La acción cerebral de este medicamento es lo que lo hace 'el campeón' de las terapias para dejar defumar. Champix actúa en los receptores nicotínicos del cerebro como un agonista parcial, lo que quiere decir que corrige el síndrome de abstinencia y por otro lado evita la aparición de mecanismos de recompensa si el paciente cae en la tentación de fumar. Además, tiene pocas contradicciones y por lo general se tolera con mucha facilidad.

En este caso, los pacientes tan solo tienen una oportunidad al año para dejar el tabaco tomando estemedicamento subvencionado. Esta medida viene dada por el estudio previo del adicto que tiene que realizar el médico de cabecera o el centro hospitalario porque el paciente ha de reunir una serie de requisitos para sumarse a la terapia.

Según el último informe Tabaquismo y cáncer en España: situación actual publicado por la Asociación Española contra el Cáncer, el consumo de tabaco en España ha ido disminuyendo con los años, pero todavíaexiste un porcentaje importante de la población española que fuma (25%), principalmente los hombres (27%) y en menor medida las mujeres (18%). Asimismo, en la franja de edad de entre 25 y 34 años es donde se observa un mayor porcentaje de fumadores.

El consumo de tabaco tiene una relación inversamente proporcional a los ingresos en el hogar. A menos ingresos en el hogar, mayor porcentaje de fumadores. Además, también es evidente que la exposición al humo ajeno (fumadores de segunda mano) ha disminuido significativamente en los últimos años y el 84% de la población dice no estar expuesta nunca o casi nunca a humo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios