Córdoba

Las unidades de Salud Mental han atendido a más de 26.000 cordobeses en el último año

  • Asaenec pide más recursos para dar asistencia ante el aumento de casos registrados

Uno de los talleres impartidos en Asaenec. Uno de los talleres impartidos en Asaenec.

Uno de los talleres impartidos en Asaenec.

Las unidades de Salud Mental de la provincia atendieron el pasado año a 26.000 personas con algún tipo de trastorno mental, un problema que puede afectar a cualquier persona en cualquier etapa de la vida. De hecho, se está produciendo un preocupante aumento en la población joven.

La Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba (Asaenec) ha ofrecido este dato en la presentación de su programa de actividades para conmemorar el día de estas patologías, que se celebra el 10 de octubre. El centro de rehabilitación de esta entidad ha sentido el aumento de afectados por estos trastornos al registrar un 10% más de usuarios desde 2016.

Ese incremento ha supuesto que los recursos existentes tengan que repartirse entre más personas, mientras que las administraciones siguen reduciendo las ayudas públicas. La directora general de Asaenec, Susana Luque, explica que “cada vez hay menos apoyo” y a la vez muchos colectivos que lo solicitan, por lo que las cantidades son menores.

Sin embargo, Luque cree que las ayudas para salud mental deberían ser “prioritarias” porque son “un problema de salud pública muy grave con un índice de afectados muy elevado en comparación con otro tipo de problemáticas sociales”.

La muestra de ese elevado índice es que, según datos del SAS, las unidades de Salud Mental comunitarias de la provincia atendieron a más 26.000 personas, lo que supone más de 130.000 consultas. Por otra parte, en la actualidad Asaenec asiste a 266 personas con enfermedad mental y familiares. Ambos datos “muestran cómo los trastornos mentales en la población crecen a un ritmo preocupante”.

La enfermedad en los jóvenes

Respecto al perfil de los jóvenes afectados por una enfermedad mental, Luque indica que suele ser el de un chico o chica con 15 o 16 años, en plena adolescencia, que vive una situación de aislamiento o conflictividad en el colegio o con la familia, es víctima de acoso escolar, tiene adicción a las nuevas tecnologías o consume drogas. “La mayoría presenta unos trastornos límite de la personalidad que son básicamente alteraciones de conducta o algunos pequeños brotes psicóticos por tema de consumo”, puntualiza.

En estos casos no hay diagnósticos cerrados de esquizofrenia porque “hay que avanzar más hacia un diagnóstico serio de enfermedades tan graves”. Además, desde Asaenec abogan porque a esas edades tan precoces no haya aún un diagnóstico al considerarlo “contraproducente” ya que “es una etiqueta que le pones a esa persona desde muy joven y se genera un mayor estigma en ella y en su entorno”.

Cuando estos jóvenes llegan a la asociación se intenta reconducir la situación a través de terapia familiar y atenciones psicológicas para impedir que se generen enfermedades mucho más graves. Los primeros momentos son “complicados” porque al principio “la mayoría no quiere admitir que tiene un problema” y cuando conocen a otros usuarios mayores no quieren verse reflejados en ellos, hay un rechazo.

En este sentido, la directora de Asaenec señala que les gustaría tener “espacios adecuados para jóvenes, de forma que podamos trabajar esos primeros síntomas”. En la actualidad, en Salud Mental no hay recursos específicos para ellos, por lo que se atienden en entidades que asisten a afectados de todas las edades. “Los jóvenes necesitan estar con gente joven y en lugares que no recuerden que son centros psiquiátricos” para que puedan normalizar su enfermedad, apunta Luque.

Programa de actos para sensibilizar

Con el fin de sensibilizar y dar a conocer a la población cordobesa la situación y problemática de los afectados y sus familiares, la asociación desarrollará una serie de actos este miércoles y jueves en los que ofrecerá información y ayuda a quien lo demande, a la vez que fomentará la reflexión y la lucha en la mejora de las condiciones de vida del colectivo.

En esta línea, el presidente de Asaenec, Antonio Garrido, señala que el Día de la Salud Mental –que girará en torno a la prevención del suicidio– es “esencial para dar visibilidad a una realidad aún invisible para nuestra sociedad;es un día en el que el movimiento asociativo puede alzar su voz para reivindicar mejoras de atención, ayuda y apoyo a un colectivo tan necesitado como el nuestro”.

Al respecto, apunta que “la labor de asociaciones como Asaenec, que este año celebra su 30 aniversario, es fundamental para seguir atendiendo a esta elevada demanda”. Para concluir, asevera que “son necesarios más recursos sociosanitarios, más programas de prevención y apoyo y, sobre todo, una mejor coordinación entre las instituciones implicadas en salud mental”.

Entre las actividades que Asaenec va a celebrar destacan las mesas informativas que se van a colocar este miércoles (de 10:00 a 13:00) en las Consultas Externas del Hospital Reina Sofía, en la puerta principal del Hospital Provincial y en las consultas especializadas de Salud Mental del Centro de Salud Castilla del Pino.

El acto central será el jueves, a las 20:00, en la Iglesia de la Magdalena y el encargado de leer el manifiesto será el periodista Luis del Olmo. Además, habrá una actuación en directo de Luisa Arenas y Alfonso Aroca y se entregarán los Premios Asaenec 2019 en las categorías de entidad (TSP, Técnicas y Soluciones Profesionales), profesional (Carmen Romero, psiquiatra), voluntariado (Inmaculada Baena), persona usuaria (María del Carmen Calero) y familia (Alberto Rubio).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios