Gastronomía

Los restaurantes de Juanjo Ruiz en la casa de Manolete abrirán sus puertas el jueves

  • La Casa de Manolete Bistró y A flor de piel tienen ya las reservas agotadas hasta la semana que viene

Fernando García Herrera, Raquel Bravo, Remedios Romero y Juanjo Ruiz, en la presentación. Fernando García Herrera, Raquel Bravo, Remedios Romero y Juanjo Ruiz, en la presentación.

Fernando García Herrera, Raquel Bravo, Remedios Romero y Juanjo Ruiz, en la presentación. / Juan Ayala

Cuando se mezclan historia y gastronomía nacen proyectos como el de Juanjo Ruiz y Remedios Romero. El jueves abrirán sus puertas la Casa de Manolete Bistró y el A flor de piel, dos restaurantes con dos conceptos completamente distintos albergados en el interior de un edificio histórico, la conocida entre los cordobeses como casa de Manolete, en la avenida Cervantes.

Ruiz y Romero han presentado en sociedad ambos restaurantes, los cuales han conseguido poner en pie en un tiempo récord. Romero ha detallado durante esta presentación que más que un restaurante, se trata "de la recuperación de un monumento" en el que vivieron, ha recordado, personajes tan ilustres como Manolete u Ortega y Gasset (uno de los salones está coronado por dos grandes cuadros de ambos personajes, obras de Fernando García Herrera).

A pesar de que la puesta a punto ha sido rápida, Romero sí ha indicado que se trata de "un sueño" que "en el que llevamos mucho tiempo trabajando". La casa, ha añadido, estaba muy deteriorada, por lo que ha hecho falta una buena cantidad de trabajo para que quede como luce ahora. Ha habido días, en este caso, en los que había más de 40 personas trabajando.

Ruiz ha explicado los detalles de ambos restaurantes. Por un lado, está la Casa de Manolete Bistró, el más informal. Está concebido al estilo de las casas de comida francesas y estará abierto de lunes a domingo. Ya en su día, el chef explicó que el menú será asequible, entre 25 y 45 euros, y la carta será más dinámica.

Cocinas. Cocinas.

Cocinas. / Juan Ayala

El otro restaurante, A flor de piel, es más distinguido. Los comensales serán recibidos en el patio principal a su llegada y se les contará la historia de la vivienda. Tendrán la oportunidad de visitar las bodegas y las cavas de queso y puros que hay en el edificio. Tras la cena, además, podrán conocer las cocinas. En este caso, este restaurante ofrecerá tres servicios a la semana, en las noches del jueves, el viernes y el sábado.

En ambos casos, el aforo máximo es de 80 comensales

De momento, para los días de esta semana, ambos restaurantes tienen las reservas completas. De ahí que la apertura incluso se haya adelantado, a pesar de que aún quedan por rematar algunos detalles.

Un diseño cuidado al detalle

La encargada de la decoración de la parte de restauración de la casa de Manolete ha sido Raquel Bravo. La decoradora ha explicado que Remedios Romero tenía una idea muy clara en su cabeza de cómo quería que fuese el edificio en su interior, por lo que la ejecución ha sido mucho más fácil.

Uno de los salones. Uno de los salones.

Uno de los salones. / Juan Ayala

Todo lo que guarda ahora el interior del edificio respeta la historia vivida por el mismo. Las texturas y los colores son sobrios en cada uno de sus salones, quizá algo más desenfadados en el caso del patio interior.

Las telas proceden de Santa Amalia, en Montilla, y muchas de las sillas recuerdan, en su forma, a una montera, tapizadas a su vez con piel de toro.

El diseño también llega a los baños, en tonos oscuros y con la grifería en color oro, original de la casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios