Gastronomía

La casa de Manolete albergará un centro de formación gastronómica y dos restaurantes

  • Juanjo Ruiz, de La Salmoreteca, es el impulsor del proyecto que podría estar en marcha en mayo de este mismo año

Vivienda de Manolete, en la avenida Cervantes. Vivienda de Manolete, en la avenida Cervantes.

Vivienda de Manolete, en la avenida Cervantes. / Juan Ayala

La casa que el torero Manolete poseía en la avenida Cervantes de Córdoba se convertirá en un centro de formación gastronómica y en dos restaurantes. El proyecto está liderado por el chef Juanjo Ruiz, impulsor de La Salmoreteca, que pretende tener abiertas ambas estancias para el mes de mayo de este mimo año.Según ha relatado el cocinero, la parte formativa se concentrará en la trasera de la vivienda.

El objetivo, según ha detallado, es construir el Centro Superior de Artes y Ciencias Gastronómicas (Csacg), una suerte de escuela de hostelería que forme a "mandos intermedios y directivos" del sector. Para Ruiz, la meta será formar "a emprendedores" que potencien el valor de una ciudad, ha insistido, "cuatro veces Patrimonio Mundial" y que ahora "va a medio gas".

Para que el proyecto formativo funcione, el chef ya ha mantenido contactos con la Universidad de Córdoba (UCO) y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el fin de tener un plantel de "expertos profesores y chefs". "La pasión, la creatividad, la experimentación, la constante innovación y la promoción de la gastronomía local son conceptos que se potenciarán en sus programas", ha añadido.

A este ámbito educativo se accederá por la trasera de la vivienda, mientras que a la parte gastronómica, es decir, a los restaurantes, se accederá por la entrada principal.

Los restaurantes

Uno de los restaurantes se denominará La Casa de Manolete Bistró, un restaurante al estilo de las casas de comida francesas, abierto de lunes a domingo con un servicio cuidado, "discreto, elegante y una cocina con base tradicional, de producto y contemporánea con salones y reservados privados donde poder disfrutar de la buena gastronomía y una buena sobremesa", ha explicado Ruiz.

En este caso, será un restaurante de menú asequible, de entre 25 y 45 euros de media, también con vistas a surtir a los trabajadores de las empresas de alrededor de la vivienda. La carta de La Casa de Manolete Bistró será más dinámica e irá variando según la temporada y los productos que ofrezca cada una.

Uno de los restaurantes se llamará A flor de piel y el otro La Casa de Manolete Bistró

Por otro lado, dentro del palacete también se ubicará el A flor de piel, Grand Restaurant. La filosofía de este espacio será más distinguida. Según ha manifestado Ruiz, los comensales del A flor de piel serán recibidos en el patio principal a su llegada y se les contará la historia de la vivienda. Tendrán la oportunidad de visitar las bodegas y las cavas de queso y puros que hay en edificio. Tras la cena, además, podrán conocer las cocinas. En este caso, este restaurante ofrecerá tres servicios a la semana, en las noches del jueves, el viernes y el sábado.

Ruiz también ha apuntado que se están manteniendo conversaciones para que los uniformes los diseñe y elabore la firma de moda cordobesa Silbon, que además se inspirará en la forma de vestir de Manolete.

Un edificio histórico

De momento, Ruiz tiene por delante bastante trabajo que hacer en un edificio (que gestionará en concepto de alquiler) catalogado como protegido y en el que no se acometerán grandes obras, tanto por la imposibilidad de hacerlo como por el deseo de mantener la idiosincracia del mismo. Rafael Castelló y Juan José Lozano, arquitecto de la obra e ingeniero técnico industrial, respectivamente, son los encargados del proyecto de una vivienda donde residió Manolete y se hospedó, entre otros, Alfonso XIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios