EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Periko Ortega ultima la apertura de Matraca Bistró, "el bar con más 'power' de Córdoba"

  • El chef se ha lanzado a la aventura de inaugurar el 4 de junio, en mitad de la fase 2 de desescalada 

Uno de los platos que ofrecerá Matraca Bistró Uno de los platos que ofrecerá Matraca Bistró

Uno de los platos que ofrecerá Matraca Bistró / El Día

En mitad del estado de alarma por coronavirus y en plena fase 2 de desescalada, cuando apenas ahora los hosteleros comienzan a ver con mejor cara la realidad, a pesar de las restricciones en la apertura de sus establecimientos, el chef Periko Ortega abrirá junto a su mujer, Carmen Mesa, Matraca Bistró, "el bar con más power de Córdoba". 

La obra del nuevo local, ubicado en la calle Isla Alegranza, 11 fue entregada al chef el pasado 14 de marzo, mismo día en que todo el país se paralizó y entró en estado de alarma por el coronavirus. "Nosotros siempre hemos pensado en abrir una vinoteca, tener un bar bistró para comer y beber vino por copas, una oferta que no estaba del todo cubierta en la ciudad, creíamos que era el momento perfecto para hacerlo", defiende el chef. Han sufrido el parón de más de dos meses y como todos los hosteleros, la incertidumbre de días pasados, "pero creemos que el concepto debe continuar, incluso en la época tan difícil que se avecina". 

La protagonista del nuevo negocio es Carmen Mesa, la matriarca, de quien proviene el nombre y parte del concepto que se hará realidad en pocos días. "No hay un bar en Córdoba en el que puedas elegir 70 vinos por copas", asegura Ortega y en este, el comensal podrá degustar desde uno que cueste 2,50 euros hasta una copa que cueste 10 euros, "se podrá degustar vinos de alta gama por copas". La experiencia se podrá llevar a cabo gracias al sistema Coravin, un dispositivo que permite extraer el vino de una botella sin proceder al descorche, lo que ayuda a mantener sus propiedades y su sabor para otras ocasiones.  

Periko Ortega y Carmen Mesa. Periko Ortega y Carmen Mesa.

Periko Ortega y Carmen Mesa. / El Día

Abrir un nuevo negocio en medio de la incertidumbre económica que deja el coronavirus es arriesgado, aún así, para el chef los hosteleros "nunca podemos tener miedo". Lo que sí es cierto, es que el covid-19 ha alterado la idea inicial de la pareja de hosteleros, que pretendía que Matraca fuera un bar sin reservas. "La idea es que cualquier persona llegara y se sentara en alguna mesa disponible o en la barra, eso lo hemos tenido que modificar por las restricciones y para cuidarnos todos, así que de momento tendremos reservas hasta que volvamos a la normalidad", comenta Ortega. 

Reinventarse es una palabra de moda en estos tiempos y, aunque a muchos locales les ha venido bien, Ortega defiende que "no vamos a cambiar un ápice en nuestra forma de trabajar, nosotros creemos que debemos seguir con el concepto que teníamos de democratizar la cocina, hacerla accesible para todo el mundo, Matraca tendrá una cocina super atractiva, actual y granuja". Para lograrlo, el chef apela a la nostalgia recuperando sabores de antiguos platos que llegó a servir en su restaurante ReComiendo.  

Periko Ortega reconoce que habrá mayor competencia entre los hosteleros, "viene una época complicada para todos, vamos a tener que hacer más esfuerzo, habrá más trabajo, pero para nada nos echa abajo la moral, nos anima a hacerlo mejor todavía porque la gente se merece disfrutar", concluye el cocinero. 

Matraca Bistró abrirá sus puertas el próximo jueves 4 de junio por la noche y cumplirá con las medidas de distanciamiento entre mesas, solo el 50% de su capacidad y medidas higiénicas y sanitarias para la comodidad de los comensales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios