Córdoba

Un niño de 12 años ingresa por listeriosis en Córdoba y continúa el seguimiento a dos embarazadas

Vista del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Vista del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Vista del Hospital Reina Sofía de Córdoba. / Juan Ayala

Comentarios 0

El número de casos de listeriosis aumenta en Córdoba. La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía informó ayer de que los afectados por la bacteria Listeria monocytogenes (localizada en productos de la marca La Mechá) asciende en Córdoba a tres personas.

La tercera persona confirmada que ha sido infectada tras consumir la carne contaminada es un niño de 12 años que fue ingresado en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Fuentes del complejo hospitalario cordobés explicaron que el menor se encuentra en la Unidad de Pediatría del centro, y no en la Unidad de Infecciosos, donde ingresaron los dos primeros casos confirmados en Córdoba, un hombre y una mujer.

Sobre esos dos pacientes, desde el Reina Sofía detallaron que el hombre ya fue dado de alta y que la mujer sigue ingresada. Se cumplen así las previsiones del hospital, que ya explicaron que ambos presentaban en el momento del ingreso un cuadro clínico “favorable” y que estaban asintomáticos, por lo que esperaban poder darles el alta en los próximos días. Esto ha ocurrido con uno de los ingresados, el hombre, sin embargo la mujer continúa ingresada en la Unidad de Infecciosos del hospital con el mismo pronóstico ya aportado por el Reina Sofía.

De la misma forma que crecen los casos confirmados, también lo hacen los seguimientos a posibles intoxicados, que aún están por confirmar. Según explicaron fuentes de la administración autonómica a el Día, el número de personas que se están controlando por si pudieran haber sido contaminados al comer la carne asciende a una decena, mientras que hace un par de días esa cifra se situaba en seis . Estas diez personas a las que se hace seguimiento proceden tanto de Córdoba capital como de la provincia y están pendientes de los resultados que confirmen, o no, que tienen listeriosis.

De la misma forma, y según han detallado las mismas fuentes, también se sigue de cerca el caso de dos mujeres embarazadas que también pudieran haber consumido este producto. En este caso, las embarazadas (junto con los mayores y los niños) se considera población de riesgo al verse afectados por esta bacteria, por lo que el protocolo de seguimiento se activa de inmediato.

De momento, la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Salud y Familias, tan solo ha confirmado los citados tres casos en Córdoba, que además han sido ingresados en el Hospital Reina Sofía. No se descarta que el número pudiera crecer, a la vista de lo que está ocurriendo en otras provincias (especialmente en Sevilla) y teniendo en cuenta que esta bacteria da la cara varias semanas después de haber entrado en el organismo.

Los datos andaluces

La listeriosis se cobró ayer, por otra parte, la vida de un hombre de 72 años, que se encontraba en la fase terminal del cáncer de páncreas. Se trata del segundo fallecido por listeriosis en Andalucía en esta semana. No obstante, la Consejería de Salud y Familias aclaró que desde punto de vista epidemiológico no consta la ingesta de la carne mechada que ha provocado el brote, cuyo número de afectados se eleva a 186 personas, tras confirmarse 25 nuevos casos.

Los datos más recientes –actualizados a las 20:00 del jueves– cifran los pacientes hospitalizados en 99 (frente a los 82 del día anterior), de los cuales, 31 son mujeres embarazadas, así como cuatro pacientes que permanecen en la UCI.

Esta información fue analizada en la reunión que mantuvieron el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre; y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto a técnicos de las dos administraciones. Los datos se ofrecieron en una comparecencia del portavoz de la Consejería de Salud y Familias por el brote de listeriosis, José Miguel Cisneros; junto al delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores; y el subdirector de Protección de Salud, Jesús Peinado.

Cisneros explicó que la curva epidémica provisional establece que el tiempo de incubación de la bacteria es más corto de lo habitual, con tres días de promedio. Aunque este periodo depende de la cantidad de alimentos contaminados consumidos y de posibles factores de riesgo que tengan las personas que lo toman. Según esta curva epidémica, es posible estimar que durante la semana que viene habrá una caída de casos.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente presentan síntomas entre una y cuatro semanas después de haber comido alimentos contaminados. Incluso en algunos casos los síntomas se presentan hasta 70 días después de la exposición, motivo por el cual Cisneros aconseja a todos los afectados que, una vez recuperados, “no bajen la guardia”, pues los síntomas (vómitos, diarrea y fiebre) pueden volver a aparecer a los dos meses.

Todos los años se identifican casos de enfermos de listeriosis que, salvo excepciones, no pueden ser asociados a brotes porque los síntomas se presentan tarde y es casi imposible recordar los alimentos, los lugares de compra y las marcas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios