Córdoba

Así se "falseaban" las listas de espera en Córdoba

  • Incluir solo las especialidades del decreto de garantías y obviar partes del procedimiento son algunas de las prácticas, según el PP

Una operación en el Reina Sofía. Una operación en el Reina Sofía.

Una operación en el Reina Sofía. / El Día

En junio de 2018, según los datos de la Junta de Andalucía entonces gobernada por el PSOE, un total de 5.132 pacientes estaban a la espera de una operación. En diciembre de 2018, los datos desvelados por la misma administración, ahora gobernada por el PP, elevan los pacientes en espera a 14.627

¿De dónde salen estas casi 9.000 personas más que permanecían ocultas en las listas oficiales?

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha desvelado que la práctica para "falsear" los datos que seguía el PSOE era la de incluir solo en el listado oficial a los pacientes que están esperando un intervención dentro de las especialidades incluidas en el decreto de garantía de plazos.

Este decreto se aprobó en 2001 con el objetivo de garantizar la atención en un máximo de 60, 120 o 180 días para un total de 700 intervenciones quirúrgicas, sobre todo las más comunes y las que revisten gravedad. Sin embargo, en las listas oficiales se obviaba al resto de enfermos que también esperan una intervención quirúrgica no incluida en este decreto. 

Pero no solo se "falseaban" los datos de demora en intervenciones quirúrgicas. Botella ha insistido en que "no cuadraba" la cifra que siempre se daba de la espera para las citas con Consultas Externas "con lo que decía la gente". 

La diferencia aquí es bastante llamativa. Así, la web del SAS refleja en la actualidad que la lista incluye a 42.214 personas, mientras que los datos que se ofrecieron en junio hablaban de 11.023 pacientes. Teniendo en cuenta los datos del conjunto de la provincia también hay un desfase, pues en junio se dijeron que eran 18.217 los cordobeses que esperan una consulta, 

¿Cómo se explica esta diferencia? Pues Botella ha relatado que le mecanismo era el siguiente. El médico de atención primaria deriva al paciente al especialista y éste entrega la documentación en el centro de salud, donde se tramite y le dicen al enfermo "ya le llamarán para darle cita".

Hasta que el paciente recibe la llamada pueden pasar meses, pero este tiempo no era contabilizado por la Junta, que sólo ponía el reloj a contar desde que se producía la llamada desde la consulta especializada. Que te llamen no significa que te den cita, pues esto puede tardar también varias semanas o meses.  

Botella ha asegurado que "se acabaron los fraudes en las listas de espera" y ha lamentado que el decreto de garantías "se haya convertido en un servicio al interés de la política". Ahora, ha dicho, en el "gobierno del campo de Juanma Moreno el interés político es el interés de los pacientes". 

La delegada de Salud ha defendido el plan de choque que tiene previsto aplicar la Consejería para reducir las listas de espera en Andalucía y que contempla la inversión de 25,5 millones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios