Educación

El frío complica el regreso a las aulas en Córdoba

  • Los sindicatos advierten de los problemas que genera la combinación entre la ola de frío y la ventilación de las clases

Aula vacía de un centro educativo. Aula vacía de un centro educativo.

Aula vacía de un centro educativo. / El Día

El Real Decreto 486/1997 establece la disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo y señala que la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados. Es decir, que en cualquier aula de cualquier centro educativo esa es la temperatura a la que se debe estar, ni más ni menos.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus obliga a la ventilación de los espacios y, con ello, las aulas. Durante los dos primeros meses del curso, la situación meteorológica no fue demasiado problemática, sin embargo, ya a finales de noviembre la cosa comenzó a cambiar y llegaron los primeros fríos. Surgieron las primeras críticas y advertencias entonces de que la situación no era nada fácil de llevar, pero se aguantó de la manera que se pudo, con niños con los chaquetones puestos en el aula, la calefacción encendida y las ventanas abiertas; todo un derroche de recursos. 

Llegó la Navidad y, con ello, el cierre de colegios e institutos, que este viernes vuelven a abrir sus puertas en plena ola de frío, con unas temperaturas que apenas rozan los cero grados y, además, con el temporal Filomena atravesando España. Así las cosas, los sindicatos han vuelto a lanzar la voz de alarma, ya que resulta bastante complicado combinar la ventilación de las clases y que fuera haga mucho frío.

La responsable del área de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, ha reconocido que a partir de este viernes "va a ser aún más complicado dar clase debido al frío" y ha criticado también que desde la Delegación de Educación "no se haya dotado a los centros de los recursos necesarios para que al aire en las aulas sea lo más puro posible".

Es más, ha advertido de que existe cierto "temor" a que debido a la bajada de las temperaturas prevista "la ventilación no se haga de manera correcta". "Sabíamos que iba a pesar y es muy complicado", ha añadido.

García también ha recordado que el alumnado "permanece quieto en su asiento durante horas", a diferencia del profesorado que cambia de clases cada hora y también ha puesto como ejemplo el caso del estudiante que tenga su pupitre más cerca de la ventana, por lo que "puede enfermar". 

A pesar de ello, ha indicado que desde CSIF ya han mantenido reuniones con alcaldes y asociaciones de madres y padres de alumnos desde el principio de curso acerca de la posibilidad de que ubicasen filtros HEPA o de ventilación. 

La ausencia de medidas por parte de la Consejería que dirige Javier Imbroda es también objeto de crítica desde CCOO. Su responsable de Educación Pública en Córdoba, Francisco Cobos, ha incidido en que "no se ha arbitrado nada". "Septiembre y octubre no han estado mal, pero ahora hay zonas de la provincia en las que hace mucho frío, como el Norte, y en donde tienen que ventilar con temperaturas bajo cero", ha lamentado.

Cobos ha recordado el ya citado Real Decreto, que no se va a cumplir durante las próximas semanas y ha señalado que en centros ubicados, por ejemplo, en las localidades de Pozoblanco, Priego de Córdoba o Benamejí puede ser "criminal -el frío- por la pasividad de la Junta".

Un profesional de la enseñanza se realiza un test de antígenos en Vista Alegre. Un profesional de la enseñanza se realiza un test de antígenos en Vista Alegre.

Un profesional de la enseñanza se realiza un test de antígenos en Vista Alegre. / Salas

El responsable de CCOO también hace hincapié en los filtros HEPA y ha recordado que "no quita el coronavirus, purificar el aire, pero no mata al virus". 

Ante esta situación, ha avanzado que algunos centros escolares ya trabajan en la ubicación de mamparas transparentes en las ventanas que permiten el paso del aire y evitan que tengan que estar abiertas constantemente y también ha anotado que la llegada del invierno va a provocar que "se dispare el consumo de gasoil para la calefacción" en colegios e institutos de la provincia de Córdoba. 

Desde UGT también han lanzado las mismas críticas y su responsable del área educativa, Juan Carlos Varo, a partir de mañana el profesorado "tiene que enfrentarse a una clase que puede estar a cero grados". "No se ha bajado la ratio y no se han instalado filtros", ha destacado.  

Varo, además, ha indicado que antes de que llegaran las vacaciones de Navidad ya había centros en los que el alumnado acudía a clase con el abrigo puesto, algunos con mantas, para intentar combatir el frío. Una situación que, según ha puesto de manifiesto, es "difícil escribir". "Es una situación dantesca", ha insistido, al tiempo que ha criticado el hecho de que desde la Consejería de Educación "no hay un compromiso claro con una educación de calidad y unas clases en condiciones". 

A su juicio, una manera de evitar los contagios en las aulas durante la pandemia hubiera sido la reducción del número de alumnos por clase, pero eso "implicaba aumentar la contratación". 

"El frío y ventilar las aulas no es lo más idóneo", ha asegurado el representante de ANPE en Córdoba, Francisco Luque, quien también ha recordado que se avecinan días con bajas temperaturas. Al igual que UGT, este sindicato defendió la idea de retrasar el inicio de las clases tras las vacaciones hasta el próximo lunes "para conocer la incidencia de las fiestas y dar tres día de espera".   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios