Córdoba

Las comidas de Navidad se recuperan y llegan a un gasto medio de 30 euros por persona

  • Los restaurantes más típicos de la ciudad ya están casi llenos para los fines de semana anteriores a Nochebuena

Un grupo de amigos, en La Cazuela de la Espartería. Un grupo de amigos, en La Cazuela de la Espartería.

Un grupo de amigos, en La Cazuela de la Espartería. / Juan Ayala

El alumbrado ya está encendido, las tiendas de juguetes se encuentran en pleno apogeo y los establecimientos de ropa y calzado llenos de gente que busca regalos de Reyes o un vestido para lucir en las comidas de Navidad, una tradición que se ha recuperado tras pasar varios años bajos debido a los efectos de la crisis. Cada cordobés se gastará una media de 30 euros en cada almuerzo o cena a la que asista en estas fiestas, ya sea con amigos, familia o compañeros de trabajo.

Desde hace unas semanas, los teléfonos de los restaurantes cordobeses más típicos para celebrar estos encuentros no dan abasto y ya no tienen mesas disponibles para los días más demandados. Sin duda, los más rezagados se quedarán sin reserva.Además, algunos grupos quieren que estas quedadas no sólo sean una simple comida y demandan “emociones”. Rocío Sánchez, de la empresa organizadora de eventos Social Eventos, explica que “ya no es como antes, que te sentabas en una mesa a comer con los compañeros; ahora piden photocall, un mago, un camarero infiltrado, la proyección de un vídeo o premios para los trabajadores que hayan llegado a los objetivos en ventas”. “Hace unos años eso no ocurría y ahora se hace cada vez más”, apunta.

Ella recibe los encargos con unos 15 o 30 días de antelación. En ese tiempo, debe solucionar temas como cambios de menús y avisar si alguien es intolerante o alérgico a algún alimento; además de asegurarse de que en ese establecimiento se van a poder prestar todos los servicios-emociones demandados. “Hay hosteleros que no ponen ningún problema pero a otros les cuesta trabajo entender el cambio de concepto que están viviendo las comidas de Navidad”, indica.

Las empresas piden cada vez más un evento lleno de "emociones", indica Rocío Sánchez

El precio a pagar varía dependiendo del menú elegido y va desde los 25 euros hasta los 40. Es decir, “la media son unas 30 euros”, asegura Sánchez, que trabaja sobre todo con empresas grandes (de más de 30 personas) y está presente en el evento de principio a fin para asegurarse de que todo vaya bien.

Mientras, los grupos de amigos, familias y compañeros de trabajo o pequeñas empresas siguen utilizando el método tradicional: la llamada para hacer la reserva. El propietario del Grupo La Montillana, Rafael Gavilán, explica que desde noviembre tienen completos varios días, sobre todo los sábados más fuertes, es decir, los días 15 y 22. Incluso “desde septiembre empezamos a recibir las primeras llamadas para reservas navideñas, sobre todo para esas fechas, porque saben que se completan muy rápido”, puntualiza. Al respecto, este empresario recuerda que en “los años malos de crisis no había tanto movimiento, desde hace dos años para acá hay más alegría”.

Un grupo de amigas celebra una comida en La Montillana. Un grupo de amigas celebra una comida en La Montillana.

Un grupo de amigas celebra una comida en La Montillana. / Juan Ayala

En los establecimientos de Gavilán se puede elegir entre menú y carta, y el gasto medio suele ser de unos 28 euros con bebida incluida. En este caso, el menú más económico es de 22 euros con dos consumiciones. “Si es a la carta, depende de cada grupo”, añade. Según su experiencia, en estos encuentros navideños se suelen pedir una mezcla de platos tradicionales y otros algo más novedosos (dentro de que la base de la cocina de La Montillana es la tradición).

Además, Gavilán destaca que las comidas suelen ser de amigos o compañeros de trabajo porque “que la empresa pague la comida, como antiguamente, es complicado”.En La Cazuela de la Espartería los días más fuertes (viernes y sábados hasta antes de la Nochebuena) están completos desde mediados de octubre, explica el propietario del restaurante, José Salamanca. En este establecimiento, “el teléfono no para de sonar” y, según su percepción, este año hay “más movimiento” que los anteriores. De hecho, “casi a finales de noviembre hemos tenido las primeras comidas de empresa”.

Otra de las fechas clave es el almuerzo del 24 de diciembre, cuando en Córdoba hay tradición de quedar para la denominada Tardebuena. En La Cazuela es casi imposible comer, ya que tienen reservas desde hace un año. La clave, además de su buena carta, está en que todos los años organizan una zambomba flamenca que anima el ambiente.

Aquí los comensales también pueden elegir entre carta o un menú cuyo precio oscila entre los 28 y los 42 euros.

En La Cazuela tienen reservas para el mediodía del 24 desde hace un año

Uno de los restaurantes con más solera y más amplio de Córdoba, la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora, también tiene “completos los días clave”:este fin de semana, el del 15, y del 20 al 22, mientras que el 23 está “casi completo”. De esta forma, esperan estar al 90% durante todas estas fechas, manifiesta el gerente del establecimiento, Manuel Bordallo.

“Parece que este año está habiendo un poco de más movimiento, pero ya no se va tanto a menú”, sobre todo en las mesas pequeñas. “Antes incluso cuando había cuatro comensales querían su menú concertado”, recuerda.

Sobre el gasto que suelen hacer sus clientes, señala que si eligen carta pueden pagar unos 15 ó 20 euros (todo depende de los platos elegidos), mientras que el menú más económico cuesta 22 euros. Y es de destacar que en la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora fueron pioneros en tener platos para celíacos.

Ambiente en el patio central de la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora. Ambiente en el patio central de la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora.

Ambiente en el patio central de la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora. / Juan Ayala

Según su experiencia, la tradición de las comidas de empresa se está perdiendo:“Se ven más grupos de amigos, al menos en nuestro restaurante, que comidas en las que pague la empresa”. Sobre la antelación de las reservas, indica que “la semana pasada y esta es cuando más llamadas estamos recibiendo”. El día 24 a mediodía también abren y por el momento, todavía tienen mesas libres.

Por su parte, el presidente de Hostetur, Francisco de la Torre, explica que, “siguiendo la estela del año pasado, las reservas siguen yendo en positivo” porque “se está recuperando ese ambiente de fiesta que las empresas y compañeros suelen tener”. A esto hay que añadir “que hay familias que están tomando la tradición de juntarse para comer fuera en estas fechas”.

De la Torre apunta que “los días fuertes son los viernes porque las empresas aprovechan que se van de descanso de fin de semana”. “Incluso me atrevería a decir que ya hay cabida en pocos sitios” tanto para el día 14 como para el 21, asevera.

Sin embargo, los fines de semana son más de amigos y familias, y “entre semana no hay tanta demanda, aunque cuando ya no quedan reservas para la fecha que quieren, se ajustan para cuando haya”. El presidente de Hostetur agrega que el precio medio de lo que se está ofreciendo (en un restaurante medio) oscila entre los 30 y los 45 euros. De la Torre explica que estos encuentros navideños no se quedan en la comida, sino que la mayoría acaban en las copas, por lo que también se beneficia ese sector.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios