Sucesos

La investigación apunta que los hombres se mataron entre sí durante una pelea

  • La Delegación del Gobierno en Andalucía explica que se descarta la intervención de un tercero en el suceso porque el garaje estaba cerrado por dentro con llave y había iluminación

Comentarios 1

La principal hipótesis que manejan ahora los investigadores del suceso ocurrido en Priego de Córdoba, donde el pasado domingo fueron encontrados los cadáveres de dos hombres en el interior de un vehículo en un garaje privado, es que una pelea entre ellos fue lo que originó la muerte de ambos.

Fuentes cercanas al caso informaron ayer a Efe de que, aunque todavía se barajan distintas hipótesis y ninguna está cerrada, la principal línea de la investigación, que aún permanece abierta, es que una pelea entre ambos hombres, que mantenían algún tipo de relación, originó el fatal desenlace.

Los propios investigadores descartan, en principio, la intervención de una tercera persona en el suceso, según informó por otra parte el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. Esta teoría se debe a que la puerta del garaje estaba cerrada con llave desde el interior y había luz dentro del parking, según añadió el delegado del Ejecutivo en la comunidad autónoma.

El propio Sanz confirmó también que en el lugar de los hechos se encontró un arma blanca, si bien el delegado del Gobierno insistió en que se trabaja con varias hipótesis y que no hay ninguna cerrada por el momento.

La investigación, en este caso, trata de determinar si el arma encontrada en el interior del garaje fue la usada en el suceso, pues se está a la espera de contar con el informe completo de la autopsia para concretar de manera fidedigna el modo en el que murieron los dos hombres. Eso sí, el informe preliminar de la autopsia sobre los cadáveres de estos dos varones encontrados en Priego, elevado al juzgado por los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML), apunta como causa de ambas muertes a "un shock hemorrágico secundario por heridas de arma blanca". Así lo confirmaron desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el mismo que informó de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Priego de Córdoba había decretado ayer el secreto de las actuaciones en relación con este trágico suceso.

Un agente de la Guardia Civil custodia el garaje en el que fueron encontrados los dos hombres muertos. Un agente de la Guardia Civil custodia el garaje en el que fueron encontrados los dos hombres muertos.

Un agente de la Guardia Civil custodia el garaje en el que fueron encontrados los dos hombres muertos. / rafa alcaide / efe

Los cuerpos sin vida de los dos hombres, de 43 y 24 años y que fueron hallados sobre las 13:15 del domingo por agentes de la Guardia Civil tras ser alertados por un familiar de uno de los fallecidos, se encontraban en la parte trasera del interior de un coche marca Volkswagen y modelo Golf propiedad del mayor de ellos.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron patrullas de la Policía Local del municipio prieguense, así como agentes de la Guardia Civil que pudieron entrar en la cochera, ubicada en el inmueble número 20 de la calle Gabriel Celaya, de carácter comunitario pero de acceso individual, tras forzar la puerta.

Posteriormente, tras el hallazgo de los cadáveres, se procedió a acordonar la zona y se requirió la presencia de la autoridad judicial, mientras se procedía a la inspección ocular del escenario.

Los familiares del más joven, natural de Lucena, habían denunciado ante las autoridades su desaparición, que se produjo el pasado jueves 12 de abril, mismo día en el que también se perdió la pista del otro hombre. El vehículo donde fueron hallados los cadáveres pertenece a este último, el mayor de los fallecidos, que tenía su residencia en Priego.

Fue ayer por la mañana cuando se confirmaron las identidades de los dos hombres fallecidos después de practicar los primeros trabajos cuando ya se sospechaba que pertenecían a los dos desaparecidos, J. L. G. B., de 43 años y natural de Priego, y J. A. R., de 24 y natural de Lucena.

A media tarde del domingo cuando la jueza ordenó el levantamiento de los cadáveres, que fueron trasladados hasta el Instituto de Medicina Legal de la capital cordobesa, donde se realizaron los trabajos de la autopsia de ambos cuerpos. El alcalde de Priego de Córdoba, José Manuel Mármol (PSOE), expresó su pesar por este suceso, que definió como un hecho "triste y lamentable", y abogó por dejar trabajar a la autoridad judicial y a la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios