Subbética

Los hosteleros de Lucena reclaman al Ayuntamiento "celeridad" e "imaginación" para reactivar sus negocios

  • Propondrán al Ayuntamiento un programa de actividades trimestrales en los barrios para crear ambiente

  • El Consistorio acepta eliminar, hasta final de este año, la tasa de ocupación de vía pública para las terrazas

Algunos de los miembros de la nueva asociación de hosteleros de Lucena. Algunos de los miembros de la nueva asociación de hosteleros de Lucena.

Algunos de los miembros de la nueva asociación de hosteleros de Lucena. / M. González

El diagnóstico económico evaluado por el Ayuntamiento de Lucena sobre el impacto inicial de la alerta sanitaria del covid-19 cuantifica en 48.500 euros el descenso medio de los ingresos en cada empresa hostelera. En el mismo período analizado, entre marzo y mayo, los costes fijos mensuales significan 6.000 euros. Una visión panorámica que los responsables de estos negocios califican de “muy mala, dramática y lamentable”.

El embrionario colectivo que ya aúna a unos 110 propietarios de bares y restaurantes –de un total de 230 registrados en la localidad- ha insistido este miércoles en reclamar al Ayuntamiento “celeridad y rapidez” administrativa y técnica al resolver un expediente de extensión de la superficie de una terraza o tramitar una nueva licencia de ocupación de vía pública.

Sergio Leiva, gerente de El Portón y uno de los portavoces, ha argumentado que “cada día que pasa sin una aceptación de ampliación de mesas o nueva autorización para quien no tuviera, es un día perdido”. Retrasos, añade, que agravan una tesitura delicada “después de dos meses de cierre forzoso”.

Otra de las peticiones más enfatizadas, y conectada con la anterior, alude a la articulación de vías “extraordinarias” que posibiliten culminar las acciones específicas que requiere esta coyuntura excepcional.

Un plan municipal de 375.000 euros facilita ayudas directas

Reconocen que “la predisposición” del equipo de gobierno socialista “es buena” y elogian la “gentileza” de formaciones como PP, Ciudadanos y Vox –excluyen a IU- por el común interés de entablar contactos y compartir reuniones con el fin de proporcionar “ayuda”.

En el último encuentro celebrado este martes entre concejales del PSOE y miembros de este grupo de hosteleros y restauradores, el Ayuntamiento ha comunicado que accede a eliminar la tasa de terrazas y veladores a partir del 15 de junio. La fórmula elegida es bonificarla al 99% porque entraña menos complicaciones normativas.

Este nuevo estímulo tributario se incorpora al capítulo de incentivos concretos encauzados por el Consistorio a petición de estos empresarios. Entre ellos, resaltan el incremento del espacio asignado a los veladores, para compensar la reducción del límite determinado a consecuencia del estado de alarma; el otorgamiento de permiso en nuevos solares a establecimientos que han optado por utilizar transitoriamente lugares anexos; o la prolongación del cierre, circunscrito a los locales con terraza, hasta las tres de la madrugada, tanto los jueves como los viernes y los sábados.

Asimismo, los titulares de esta actividad económica ostentan un perfil compatible con las subvenciones recogidas en el plan de ayudas a pymes y autónomos, diseñado por el Ayuntamiento, y engrosado con 375.000 euros. “Es un punto muy importante para los que nos disponemos de terraza y veladores”, ha remarcado Sergio Astorga, de La Manzana de Adán, porque contribuye “a sufragar numerosos gastos de alquiler, hipotecas, luz, agua, internet, teléfono, derechos de la SGAE o gestoría”.

Un sector que emplea a 2.300 personas

El propio Sergio Astorga, mencionando otra de las reivindicaciones permanentes, ha demandado “imaginación, compromiso e iniciativa” a la administración local, emplazándola a que organice “conciertos y actividades”, en el conjunto de los barrios, que impulsen “la reactivación” del municipio. “Hay épocas del año, como junio, julio y agosto, que Lucena está muerta”, ha sentenciado. Estos propietarios de bares y restaurantes, y así lo han pactado con el Ayuntamiento, presentarán, trimestralmente, un programa de propuestas culturales y lúdicas al objeto de canalizar su cristalización.

Este segmento económico sostiene en la localidad 2.300 puestos de trabajo. El dueño del bar Caramba, Joaquín Almagro, ha lamentado que, durante prácticamente un mes, el Consistorio “no haya dado señal ninguna”, reiterando que les urgen lograr “respuestas”. Finalmente, resumía que “las proposiciones” –hasta 15- que plantearon son “asequibles” que se unen ya que es imprescindible “darle un empujón" a los negocios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios