Ayuntamiento

Urbanismo recupera casi la totalidad de los 400.000 euros estafados al pagar a una cuenta falsa

  • El Juzgado ha ordenado el reintegro del dinero, que estaba destinado a parte del coste de las obras de la Ronda Norte

Puertas de entrada a la Gerencia Municipal de Urbanismo. Puertas de entrada a la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Puertas de entrada a la Gerencia Municipal de Urbanismo.

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha recuperado casi la totalidad de los 400.000 euros estafados al ingresar este dinero en una cuenta falsa cuando en realidad debía ir destinado a cubrir parte de los costes de la obra de la Ronda Norte.

El caso salió a la luz a primeros de junio (aunque todo ocurrió a mediados de abril), cuando el presidente de la Gerencia, Salvador Fuentes, confirmó que el asunto ya estaba en manos de los Juzgados y que se trataba de un delito de estafa con falsificación de documento mercantil.

Hace unos días, el juez notificó la sentencia, en la que se acordaba el reintegro de 376.356 euros, es decir, casi el 95% de la cantidad estafada, a la cuenta corriente de la Gerencia de Urbanismo de Córdoba.

Tras conocer la sentencia, Fuentes ha mostrado su agradecimiento en nombre del Ayuntamiento a la "Policía Nacional, a la Administración de Justicia, a la asesoría jurídica del Ayuntamiento con Miguel Aguilar a la cabeza y a los trabajadores de la GMU por su profesionalidad ejemplar y tesón en estos momentos difíciles consecuencia de un delito del que nadie está ajeno".

En Urbanismo percibieron el problema cuando el jefe de obra de la Ronda Norte advirtió de que no había recibido la cuantía acordada, que debería haber llegado en dos pagos, uno de casi 430.000 euros y otro de 200.000.

Una vez conocido el asunto, los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento se pusieron manos a la obra, tras conocer todos los detalles y consultar con la tesorería y la contabilidad de la Gerencia. Este caso incluso provocó que el alcalde, José María Bellido, quitara a Urbanismo las competencias de tesorería, que pasaron directamente al Ayuntamiento.

El modus operandi de los estafadores, según explicó Fuentes, consistía en solicitar a la GMU un cambio de cuenta en la que ingresar el dinero, presentando para ellos certificados falsos. En ese sentido, insistió en que son "bandas especializadas en el delito mercantil" que pueden operar desde cualquier lugar, de la misma forma que pueden enviar el dinero a cualquier cuenta.

Cuando se destapó el caso, el alcalde de la ciudad, José María Bellido, ya apuntó que "nadie está libre de los malos y esto es una estafa. Igual que pasa en el ámbito privado, pues desgraciadamente ha pasado en una administración pública". Insistió además en que "afortunadamente" se ha reaccionado, colaborando "muy rápido" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con la Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios