Córdoba

El Simec critica que el nuevo modelo de Urgencias crea presión laboral

  • El sindicato insiste en habilitar un punto en la Fuensanta junto al del Sector Sur y el Castilla del Pino

Puerta de las Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía. Puerta de las Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía.

Puerta de las Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía. / el día

El Sindicato Médico (Simec) criticó ayer el nuevo protocolo aplicado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la gestión de las Urgencias, un modelo que, a opinión de la organización, genera presión laboral. Desde el Simec recordaron que fue justo antes del verano cuando se empezó a aplicar el nuevo protocolo, el cual, añadieron, no fue consultado a los profesionales, a los que se "les ha trasladado un mínimo de información que entorpece aún más, si puede, su actividad". El Simec explicó que el nuevo modelo asigna a los equipos del 061 los casos calificados como urgentes (aquellos que pueden esperar un máximo de 40 minutos) en aquellas situaciones a las que no puedan acudir los equipos de Atención Primaria y los Dispositivos de Cuidados Críticos (DCCU). Esto supone, añadió el sindicato, "desvestir un santo para vestir a otro", lo que se explica "por el ahorro económico".

El Simec apuntó que el déficit de plantilla que sufren los DCCU es "sistémico" y genera acumulaciones en las Urgencias, a la espera de que llegue la época de la gripe. Además, sobre esto mismo comentó que se agudizará si se tiene en cuenta que la media de edad de la plantilla es de 45 años y que no se cubren las bajas y las vacaciones.

"La presión constante por la sobrecarga de trabajo va a provocar que pocos médicos quieran trabajar en las Urgencias", advirtieron desde la organización sindical, y apostillaron que, en el ámbito de la provincia, ocurrirá de manera más significativa "porque están previstas entre 11 y 12 guardias al mes, que obligarían al profesional a rotar por distintos pueblos, lo que es difícilmente asumible".

El sindicato recordó que fue hace diez años cuando se propuso la creación de otro punto de urgencias extrahospitalarias. La idea era habilitarlo en la Fuensanta, completando así los servicios del Sector Sur y del Carlos Castilla del Pino, y teniendo en cuenta además que las únicas Urgencias hospitalarias están en el Reina Sofía.

En el caso del hospital, precisamente, se centró el sindicato, que detalló que atiende, a través de las Urgencias, a 380 pacientes diarios. Ese déficit ha provocado, según el Simec, que incluso en época de alta frecuentación se produzca una acumulación de camillas y que haya pacientes esperando en sillas de ruedas. Muchos de esos casos, opinó el sindicato, "no deberían llegar al hospital" sino ser atendidos en los servicios extrahospitalarios los cuales, criticó, "también están infradotados de personal para prestar esa atención con las consiguientes molestias".

"El nuevo plan, sin un tercer punto de urgencias extrahospitalaria en Fuensanta y un refuerzo con un tercer equipo de atención en los actuales, nace abocado al fracaso", insistieron desde el sindicato. Con ello, el Simec advirtió que este hecho "puede provocar situaciones de riesgo en la asistencia sanitaria urgente si sobrecargamos los dispositivos para emergencias con avisos que podrían asumir perfectamente otros dispositivos".

La organización recordó, eso sí, que este nuevo protocolo está en fase de estudio según la Junta de Andalucía. Con ello, desde el Simec denunciaron que se haya "experimentado antes de tenerlo totalmente definido y concretado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios