Coronavirus

Salud cifra en 59 las aulas cerradas en la provincia de Córdoba por casos de covid-19

  • La clausura de las unidades afecta a unos 1.500 alumnos

  • El colegio San José de Priego de Córdoba aísla un aula de segundo de Secundaria

Aula vacía de un centro educativo. Aula vacía de un centro educativo.

Aula vacía de un centro educativo. / El Día

La Consejería de Salud y Familias ha informado de que el número de aulas de colegios e institutos que han tenido que cerrarse en la provincia de Córdoba debido a la pandemia del coronavirus llega ya hasta las 59.

Aunque este número supone el 0,79% del total de aulas educativas que hay en la provincia de Córdoba -7.390- se trata de un aumento más que significativo y que apenas se ha producido en la última semana. Y es que, en este tiempo la cifra de unidades confinadas ha registrado un más que notable incremento, ya que a principios de esta semana -y con datos correspondientes al 19 de septiembre- el número de aulas era de 19 y ahora son 59, es decir, 40 más.

No obstante, en este tiempo también se ha registrado la reapertura de un aula, aunque desde la Junta no se ha confirmado de cuál se trata.  

Con estos datos, el cierre parcial de las aulas actual hay alrededor de 1.500 alumnos en la provincia de Córdoba -si se atiende a que en cada unidad haya una media de 25 estudiantes- que están recibiendo clases de manera virtual, tal y como dicta el protocolo.

Los colegios La Salle -con media docena de aulas cerradas-, Trinidad Sansueña, San Vicente Ferrer, Noreña, Torre de la Malmuerta, Colón, El Carmen, Cervantes (Maristas), Eduardo Lucena y Séneca de la capital; y en el colegio Andrés de Cervantes de Cabra y el Valverde y Perales de Baena son algunos de los centros que tienen parte de sus unidades clausuradas, además de institutos como López Neyra o el Maimónides se encuentran en la misma situación.

Uno de los últimos centros educativos que ha tenido que clausurar una unidad y que no está contabilizado en los datos de la Junta es el San José de Priego de Córdoba, perteneciente a la Fundación Santos Mártires. En este caso se trata de un alumna de segundo de Secundaria en la que reciben clases una treintena de alumnos, que ahora deberán guardar cuarentena en sus domicilios y seguir la formación virtual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios