Pleno del Ayuntamiento de Córdoba El secretario del Ayuntamiento de Córdoba dictamina que devolver el nombre a tres calles ‘franquistas’ es legal

  • La memoria histórica divide a la Corporación con mociones opuestas que son rechazadas

El alcalde, José María Bellido, y el secretario del Pleno, Valeriano Lavela, consultan documentación al inicio de la sesión plenaria. El alcalde, José María Bellido, y el secretario del Pleno, Valeriano Lavela, consultan documentación al inicio de la sesión plenaria.

El alcalde, José María Bellido, y el secretario del Pleno, Valeriano Lavela, consultan documentación al inicio de la sesión plenaria. / Laura Martín

El secretario del Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, Valeriano Lavela, defiende jurídicamente que “por el arraigo popular” que tienen sus nombres entre la ciudadanía cordobesa no contravendría las leyes de memoria histórica rotular de nuevo con el nombre que han tenido hasta hace unas semanas la calle Cruz Conde –pero sin el José delante de los apellidos–, la avenida Vallellano –sin Conde– y la plaza de Cañero –sin Antonio–.

Lavela, quien se basa para su argumentación el artículo 5.2 de la ordenanza municipal sobre denominaciones y rotulación de vías urbanas, ha insistido en que esa rotulación “no infringiría ni la normativa estatal ni la autonómica, ni lo acordado por el Pleno el 13 de febrero de 2018 que aprobó el dictamen emitido por la Comisión municipal de la Memoria Histórica”. “Conforme establece el artículo 9.3 de la referida ordenanza municipal, el Ayuntamiento habrá de respetar aquellas nominaciones que estén consolidadas y en consecuencia arraigadas en el acervo popular”, ha defendido.

Lo ha hecho en contestación a una consulta realizada por el alcalde, José María Bellido, y durante el debate de una moción presentada por IU al Pleno ordinario de julio con la que esta formación pretendía que se instara al equipo de gobierno “al cumplimiento estricto del artículo 32 puntos 1 y 2 de la Ley 2/2017 de Memoria Democrática de Andalucía que impide el uso de nombres de personas relacionadas con el golpe de estado contra la República, la represión posterior franquista o la exaltación del mismo, sin que pueda considerarse la utilización de parte de su nombre como mecanismo para defraudar el espíritu de la citada ley”. Dicha moción, que ha contado con el apoyo del PSOE y de Podemos, ha sido rechazada con los votos en contra del equipo de gobierno del PP y Cs y el de Vox.

Bellido ha pedido la opinión jurídica de Lavela antes de pasar a la votación de dicha moción y antes de que el Pleno se pronunciara sobre una enmienda a la totalidad de la misma presentada por el PP y Cs en la que se recogía uno de los 23 puntos que ambos grupos se han marcado como prioridad para los primeros cien días de gobierno local, el de devolver sus nombres anteriores la calle Foro Romano –ex Cruz Conde–, la avenida del Flamenco –ex avenida del Conde Vallellano y la plaza de los Derechos Humanos –ex plaza de Cañero–.

Esta enmienda a la totalidad también la ha presentado el equipo de gobierno del PP y Cs a otra moción que, en este último caso, ha llegado al Pleno de la mano de Vox y a través de la cual la formación verde pretendía que el Ayuntamiento instara a la Junta a agilizar la elaboración de una Ley de Concordia que sustituya a la de Memoria Democrática, “una ley en la que todos estemos representados”, ha insistido su portavoz Paula Badanelli. En ambos casos la enmienda a la totalidad ha sido rechazada con los votos en contra del PSOE, IU, Podemos y Vox, mientras que la moción presentada por la formación verde tampoco salió adelante por el voto en contra del resto de las fuerzas políticas del plenario.

El hecho de que esa enmienda de la devolución de los nombres no haya salido adelante no significa que se pare la maquinaria para que las tres calles –tal y como prometió el ahora alcalde en campaña electoral– vuelvan a denominarse como se denominaban antes de las pasadas elecciones municipales, una iniciativa que cuenta con la bendición jurídica del secretario del Pleno, una bendición cuestionada tanto por la portavoz del grupo socialista, Isabel Ambrosio, como por el portavoz de IU, Pedro García, quienes han insistido en que con la medida se vulnera la Ley de Memoria Democrática. “Es algo impensable en otros países, es como si en Alemania le ponen una calle a Hitler sin el Adolf”, ha puntualizado García.

Antes del debate de cada una de las dos mociones ha intervenido en el Pleno el presidente del Foro de la Memoria de Córdoba, Luis Naranjo, en calidad de representante de la plataforma andaluza de colectivos memorialistas advirtiendo que irán a los tribunales si el equipo de gobierno finalmente devuelve a las tres calles sus anteriores nombres.

El Pleno también ha dado el visto bueno a una moción presentada en primera instancia por Podemos, por la que se insta al gobierno municipal “a diseñar un plan preventivo para evitar él riesgo de incendios en pastizales, donde Sadeco siga llevando a cabo, como ha venido haciendo hasta ahora, las actuaciones de limpieza y acondicionamiento en les solares públicos y, por otro lado, llevando a cabo requerimientos en los solares privados”. Además, insiste en “que en dicho plan se recoja el aumento de personal y maquinaria suficiente y necesario para llevar a cabo la limpieza y acondicionamiento de estos espacios”.

Trabajadores de ABB (con camisetas amarillas) en el Pleno. Trabajadores de ABB (con camisetas amarillas) en el Pleno.

Trabajadores de ABB (con camisetas amarillas) en el Pleno. / Laura Martín

Apoyo Incondicional a los trabajadores de ABB

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha mostrado su “apoyo incondicional” a los trabajadores de ABB “en su lucha por la estabilidad de los puestos de trabajo de una de las industrias más importantes de nuestra ciudad”. De la misma manera “el Ayuntamiento de Córdoba rechaza el expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por la empresa” que supone el cierre de la linea de interruptores de alta tensión y el despido de 49 trabajadores.

El presidente del comité de empresa de ABB, Jesús Villegas, ha intervenido en el Pleno para pedir a las instituciones, tras la multitudinaria manifestación de apoyo celebrada en la ciudad el pasado lunes, “un último achuchón; Córdoba ha hablado en esa manifestación y ha dicho que hay que hacer lo máximo posible para que no se pierdan más puestos de trabajo en Córdoba”. “Necesitamos un último achuchón, que la empresa note la presión, lo mismo que la están sufriendo las familias señaladas por el ERE”, ha sentenciado Villegas. El presidente del comité de empresa de ABB ha insistido en que la fórmula para que la empresa note esa presión se debe dar con la unión “de las instituciones, los partidos políticos y los trabajadores”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios