Agricultura

Medio millar de olivareros protestan en Córdoba contra los bajos precios del aceite

  • UPA conciencia sobre la problemática de la viabilidad del sector con el reparto gratuito de unos 500 desayunos molineros

Algunos de los manifestantes levantan sus banderas en la protesta. Algunos de los manifestantes levantan sus banderas en la protesta.

Algunos de los manifestantes levantan sus banderas en la protesta. / Juan Ayala

Alrededor de medio millar de olivicultores han tomado el bulevar del Gran Capitán de la capital, convocados por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), para pedir la estabilidad de los precios del aceite de oliva. En la concentración, UPA ha repartido unos 500 desayunos molineros gratis tanto a los manifestantes como a todos los ciudadanos que se han querido acercar al bulevar para apoyar la protesta.

"Hoy estamos concentrados aquí para poner encima de la mesa la situación que está atravesando el sector del aceite de oliva, un sector que es importantísimo en la provincia de Córdoba, donde tenemos más de 350.000 hectáreas de olivar, aporta al valor final de la producción agraria más de 800 millones de euros, también genera más de cuatro millones de jornales en la temporada de la recolección  y mantiene la población en el medio rural", ha puntualizado el secretario general de UPA Córdoba y Andalucía, Miguel Cobos.

"En febrero nuestra producción era de 320.000 toneladas y superaremos las 350.000 al terminar el mes de marzo, será una muy buena campaña, por lo que no haya motivo para que el precio del aceite haya bajado de forma tan brusca", ha defendido. Sobre todo, como ha insistido, cuando en el mercado global a nivel mundial va a haber un descenso de la producción en relación a la campaña pasada. "La campaña pasada se produjeron a nivel mundial 3.250.000 toneladas de aceite y esta campaña se esperan 3.100.000 toneladas, lo que supone un descenso de la producción mundial en torno al 5 o al 8%; por lo que el precio del aceite no tenía que haber bajado un euro con respecto a la campaña pasada", ha matizado.

UPA achaca el motivo de esa bajada de precios a distintos factores. Para UPA el sector tiene parte de culpa "porque no hemos hecho aún el esfuerzo que teníamos que haber hecho en concentrar la oferta. Tenemos una tercera parte de nuestra producción concentrada, en grupos potentes que defienden el precio del aceite, que envasan el aceite, que exportan el aceite; pero luego tenemos una parte en almazaras privadas y otra parte en en cooperativas individuales sin producción concentrada, por tanto esa tarea de concentración de la oferta la tenemos que seguir llevando a cabo el sector productor", ha incidido.

La organización agraria defiende asimismo que hay otros elementos que distorsionan el mercado como la distribución y la industria. "A la distribución y a la industria les interesan los precios bajos del aceite. A la distribución para utilizarlo como gancho, como reclamo, como atractivo para el consumidor, para que llene la cesta de la compra con otros productos y ganar en otros productos, independientemente de que no gane con el aceite. A la industria, lo mismo, envasa su aceite barato comprado en España y lo vende en el extranjero a diez, 12 ó 15 euros, como pueda, pero no repercute en el productor", ha recalcado Cobos.

UPA culpa asimismo del problema de los precios a las administraciones. "La administración europea no nos permite, por temas de competencia, que el propio sector se autoregule", ha criticado. Cobos ha recordado que UPA está pidiendo que, a través de la interprofesional del aceite de oliva, "y por una extensión de norma de obligado cumplimiento en todo el sector, podamos retirar del mercado una parte de muestra producción en las campañas de gran producción para sacarla al mercado en las campañas de poca producción, con lo que conseguimos estabilizar el precio en la campaña en la que, como la presente, producimos mucho, y no permitimos que suba en exceso en las campañas de poca producción".

Cobos ha puntualizado que la intención de UPA con sus demandas de estabilización de los precios es la de mantener un coste del aceite de en torno a 2,80-3,20 euros el litro para el productor y en torno a 3,50-4,00 euros el litro para el consumidor. "Pero para eso necesitamos que el propio sector se autoregule, que pueda retirar del mercado una cantidad de aceite el año de campaña grande e incorporarla al mercado en una campaña con baja producción", ha insistido.

El secretario general de UPA ha añadido que también es necesario que desde la Unión Europea se actualicen los precios de desencadenamiento del almacenamiento privado de aceite. "Tenemos un mecanismo de almacenamiento privado regulado en la Organización Común de Mercado (OCM) del aceite de oliva, pero esos precios para su desencadenamiento son obsoletos, de hace 20 años; estamos hablando que no se desencadena hasta llegar a tres semanas por debajo de  1,78 euros el litro para el aceite de oliva virgen extra, si llegamos a esa situación estamos ya en la ruina total", ha indicado.

Cobos ha detallado que el precio actual del aceite en origen está algo por encima de 2,40 euros el litro en el caso del virgen extra; de 2,20 en el caso del virgen; y por debajo de los dos euros en el caso del lampante. "Un precio medio de 2,30 euros el litro, que es el que hay ahora, es una ruina ya para el sector, que está soportando unos costes de aproximadamente 2,70 euros a la hora de producir un litro de aceite", ha defendido. "Por tanto, hacen falta medidas de autoregulación del propio sector, de almacenamiento privado, perseguir y luchar contra la venta a pérdidas y contra la utilización del producto como gancho reclamo y también que el propio sector se organice y concentre y defienda de mejor forma un precio justo que al menos cubra los costes de producción del aceite", ha concluido.

Los agricultores han estado arropados en su protesta por el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, y alcaldes de municipios productores, como es el caso de la regidora de Montoro, Ana Romero, además de parlamentarios andaluces como Ana Naranjo, de Adelante Andalucía. Ruiz ha explicado que desde la Diputación se está “apoyando al sector del olivar, porque es absolutamente protagonista y vital para el desarrollo económico” de la provincia y para la sociedad cordobesa, “ya que repercute en la generación de empleo”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios