Córdoba

La Fundación Cajasol abre en Córdoba una muestra con 50 obras gráficas de su colección

José María Bellido, Antonio Pulido, Juan Fernández y Blanca Torrent, en la inauguración de la muestra. José María Bellido, Antonio Pulido, Juan Fernández y Blanca Torrent, en la inauguración de la muestra.

José María Bellido, Antonio Pulido, Juan Fernández y Blanca Torrent, en la inauguración de la muestra. / Juan Ayala

La sede de la Fundación Cajasol de Córdoba acoge, hasta el 30 de septiembre, la muestra de 50 obras gráficas de la colección de la entidad. Se trata de la primera exposición cultural en Córdoba tras la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo y estará condicionada por las medidas de seguridad, relativas a aforo e higiene, que indiquen las autoridades sanitarias.

Entre las obras expuestas se pueden ver desde grabados del siglo XVI, entre los que se encuentra la Giralda, hasta obras de Luis Gordillo de finales del siglo pasado. El comisario de la muestra, Juan Fernández, ha señalado que todos pertenecen a la colección de la Fundación Cajasol, que de forma completa se compone de 1.000 ejemplares. Fernández ha aclarado que, debido al espacio, se han seleccionado "los mejores y los más representativos".

La exposición está dividida por capítulos que contextualizan las obras. Uno de ellos es el fondo antiguo, en el que se encuentran creaciones como la que refleja el reino de Sevilla en tiempos de Fernando VI y otras pertenecientes a figuras como Lucas Valdés o Rubens.

Otra de las secciones es la dedicada a figuras estelares, con cuadros de Miró o Eduardo Chillida. La muestra también dedica un espacio para el arte abstracto y otro para la crónica social. En este apartado destacan "dos artistas que se relacionan con Córdoba", ha apuntado el comisario de la exposición, como son José María Baez y Dorotea von Elbe.

La exposición es posible, según ha recordador Fernández, gracias al "amplio legado" con el que cuenta la entidad, que actualmente es custodiado en la sede central de la Fundación Cajasol en Sevilla. La misma muestra que llega a Córdoba estuvo montada en Huelva en el mes de enero, antes de la crisis del coronavirus.

Algunos de los grabados de la exposición. Algunos de los grabados de la exposición.

Algunos de los grabados de la exposición. / Juan Ayala

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha confesado que "se trata de un día muy satisfactorio", ya que no solo se inaugura una exposición cultural, sino que se inaugura "después de un periodo de confinamiento". Así, Pulido ha expresado que la fundación quiere mandar "un mensaje de normalidad, con todas las prevenciones que mandan las autoridades".

Además, ha recordado que la fundación no falla en "su compromiso con la cultura y con Córdoba", como demuestra su actividad durante el confinamiento y ahora en las fases de desescalada. La Fundación Cajasol ha apoyado con 100 médicos la atención telefónica y ha cedido espacio para realizar donaciones de sangre, además de otras iniciativas orientadas al apoyo social, como el asesoramiento a autónomos ante la crisis.

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha agradecido el aporte de la fundación a la ciudad con esta "primera y gran exposición", además de todo el trabajo realizado durante la cuarentena. Bellido ha destacado que "Córdoba y cultura deben ir de la mano", por lo que desde el Ayuntamiento se apoya al sector "para el desarrollo de nuestra sociedad".

El alcalde ha defendido la unidad necesaria para el avance, en especial la colaboración entre el sector público y el privado, ya que "sumamos más y llegamos más lejos juntos". Bellido ha criticado que "entrar en una dinámica de conflicto entre lo público y lo privado o entre la cultura y otras intervenciones lo que hace es empobrecer nuestro discurso". Por ello, ha valorado que "ahora es momento de encuentro" y no de "polarizar posturas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios