EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Desescalada Córdoba: Una despedida digna

Una familia llega con flores al cementerio de San Rafael Una familia llega con flores al cementerio de San Rafael

Una familia llega con flores al cementerio de San Rafael / Efe / Rafa Alcaide

Con los cementerios aún cerrados de forma general, la empresa municipal de Córdoba (Cecosam) ha ofrecido a las familias que han perdido a su ser querido en estos meses, ya sea por el covid-19 u otra circunstancia, la oportunidad de despedirse de ellos en una ceremonia íntima.

Así se lo han expuesto telefónicamente desde Cecosam a un total de 280 familias, de las que hasta la fecha 65 han aceptado la propuesta, aunque se espera llegar "por lo menos al centenar", un 40% del total, según ha explicado a el presidente de Cecosam, Antonio Álvarez (Cs).

Del resto de entierros, el responsable de la empresa municipal ha indicado que muchos de los contactados han optado por realizar su propia ceremonia íntima una vez haya pasado por completo la pandemia, porque hay un número significativo de personas que son de fuera y tendrían que desplazarse a la capital.

Están siendo ceremonias, de hecho, tremendamente íntimas. Hasta el punto de que varias cadenas de televisión han intentado tomar imágenes y declaraciones y las familias lo han rechazado.

Por contra, "a nosotros nos lo han agradecido mucho de forma muy cariñosa y son todo alabanzas porque consideran que ha sido una muy buena iniciativa; al menos así me lo comunicaron a mí personalmente la última vez que estuvimos en San Rafael y me crucé con alguna de estas familias", ha explicado el concejal.

Hay que tener en cuenta que durante el confinamiento se han producido situaciones complicadas, dolorosas e incluso desagradables, "como ha sido el hecho de tener que sortear a la puerta del cementerio quién podía acompañar al féretro para el entierro y el resto se han tenido que quedar fuera por las restricciones de aforo que había", recuerda el edil.

La fórmula elegida es por turnos de cita previa, en horario de 09:00 a 13:30 y también por la tarde. El tiempo de la visita es de entre quince y veinte minutos, "aunque también estamos siendo muy flexibles, dependiendo de la cantidad de familias que hay para cada día y de cómo vayan llegando".

Para ello, hay una persona en la puerta que recibe al grupo y que cuando llega el momento los acompaña de nuevo hasta la salida.

El domingo será el último día en que se pueda aplicar esta despedida de recogimiento, ya que el lunes se abrirán al público las puertas de los cuatro camposantos de la capital para cortejos ya de 25 personas, aunque con precaución y restricciones algo más abiertas.

Así, por ejemplo, habrá geles desinfectantes a la entrada de todos los recintos, se prohibirá el uso del agua de las fuentes mediante cartelera y se retirarán todas las escaleras "porque no tenemos la certeza de que se vayan a desinfectar una vez se hayan usado para dejárselas al siguiente".

Al mismo tiempo, Álvarez ha indicado que las personas deberán llevar mascarillas y tendrán que seguir un itinerario marcado de ida y vuelta para evitar cruzarse en situaciones de estrechez.

"No hemos tenido más remedio, además, que optar por abrir sólo dos puertas, una delantera y otra para la llegada del féretro, en lugares donde hay varias", como es el caso de San Rafael, donde hay hasta cinco puertas y la gente los suele utilizar como paso para llegar de un barrio a otro.

Y es que hay que tener en cuenta que sólo la necrópolis de San Rafael son más de seis hectáreas de terreno, mientras que, por ejemplo, el de la Fuensanta llega a los 200.000 metros cuadrados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios