Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Así son las clases a distancia de la UCO

El catedrático de la UCO José Luis López Rivero durante una clase. El catedrático de la UCO José Luis López Rivero durante una clase.

El catedrático de la UCO José Luis López Rivero durante una clase. / El Día

A pesar de la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Córdoba (UCO) por la propagación del coronavirus, la actividad docente continúa vía telemática. Para ello, la institución académica ha aprobado una serie de instrucciones destinadas al alumnado y al profesorado con el fin de no perder el curso académico a pesar de la emergencia sanitaria, que en la provincia afecta ya a 180 personas y que ha causado la muerte de otras tres. 

Así, para las sesiones teóricas se han puesto a disposición del alumnado los materiales que le permitan adquirir los conocimientos necesarios, pudiendo programarse actividades de autoevaluación a modo de refuerzo. Igualmente, durante las horas previstas en el horario oficial del centro para cada asignatura, el profesorado estará disponible a través del foro existente en la plataforma Moodle o a través de actividades de chat, también disponibles en el conjunto de opciones de la citada plataforma. Además, el profesorado informará al alumnado de que el registro de estas actividades en Moodle servirá a modo de control de asistencia.

José Luis López Rivero es catedrático de Anatomía y Anatomía Patológica Comparada de la UCO y lleva una semana impartiendo clases desde su casa. Reconoce que "los primeros días ha sido difícil" por elevado número de usuarios de la plataforma de enseñanza virtual, que "daba síntomas de agotamiento y no soportaba a tanta gente". Se trata de una situación que se solventó desde la UCO y "ahora, las cosas se van solucionando", reconoce. Para ello, continua, algunos profesores "nos hemos ido organizando con software libre y cada uno tiene su propio sistema".

Cambiar el aula por una pantalla de ordenador para impartir clases ha hecho que se cambien algunas rutinas. Así, este catedrático de la UCO explica que manda un mensaje a sus alumnos para dar las clases y subraya que en ningún momento "están desatendidos", aunque también confiesa que "no ver las caras de los estudiantes es lo más complicado". 

"Tenemos un chat permanente para preguntas y para atender dudas. El rendimiento es bueno y les gusta", reconoce, al tiempo que recuerda que eso de dar clases a distancia no es para él ninguna novedad, ya que también imparte así un máster de Medicina deportiva equina de manera semipresidencial, en el que las clases de imparte de manera presencial.

Quien también ha tenido, sin más remedio, que cambiar las aulas por dar clases desde su domicilio es Aurora Ruiz Mezcua, profesora del grado de Traducción e Interpretación de la UCO. Ella lo tiene claro y reconoce que "se nota la diferencia porque no estamos con el alumnado". No obstante, asegura que esto de impartir clases a distancia no le está generando muchos problemas y que se está desarrollando "con normalidad". Además, cuenta con la ventaja, como la gran parte del profesorado, de que en muchas ocasiones ya trabajaba con vídeos y conferencias "y tenía el material preparado". 

La profesora Aurora Ruiz Mezcua durante una clase a distancia. La profesora Aurora Ruiz Mezcua durante una clase a distancia.

La profesora Aurora Ruiz Mezcua durante una clase a distancia. / El Día

"Antes proyectaba la plataforma con los contenidos en clase y el alumnado accedía con el móvil, y ahora lo hacen desde casa", anota. Para resolver dudas, esta profesora de la institución académica ha abierto un chat "para resolver dudas y, aunque se colapsa un poco, respondo de manera individual", señala.

Y si en un lado de la pantalla está el profesorado, en el otro, los alumnos. Entre ellos, el presidente del Consejo de Estudiantes de la UCO, Pedro Rivera, quien destaca que, por el momento, "nos estamos adaptado a esta situación y las asignaturas se imparten con la normalidad que se puede". 

El presidente del Consejo de Estudiantes de la UCO, Pedro Rivera. El presidente del Consejo de Estudiantes de la UCO, Pedro Rivera.

El presidente del Consejo de Estudiantes de la UCO, Pedro Rivera.

Este joven estudiante dice que "cada profesor se adapta a los conocimientos informáticos que tiene" a la hora de impartir sus clases y utilizar una u otra plataforma online". "Puede ser a través de videoconferencia, otros abren chats para preguntas y dudas y otros remiten temas por correo electrónico o a través de la plataforma Moodle", apunta. A lo largo de la pasada semana, continua, "hemos mantenido la rutina diaria y el horario de las clases y las prácticas es similar". 

La vicerrectora de Estudiantes y Transparencia, Carmen Balbuena, también imparte clases a distancia estos días y sostiene que "frente a lo que alguno pueda pensar, la docencia online exige mucho trabajo de preparación y adecuación de contenidos". Sin embargo, continúa, "el profesorado está motivado y todos hacemos lo posible por que nuestros alumnos tengan su formación".

La profesora y vicerrectora de Estudiantes, Carmen Balbuena, durante una clase 'online'. La profesora y vicerrectora de Estudiantes, Carmen Balbuena, durante una clase 'online'.

La profesora y vicerrectora de Estudiantes, Carmen Balbuena, durante una clase 'online'. / El Día

Desde el otro lado de la pantalla, Balbuena subraya que "la respuesta de los estudiantes está siendo excepcional porque siguen con interés las clases y a la hora prevista, según el horario oficial, están en la plataforma que su profesor les indica". Además, recuerda la importancia de seguir en casa durante estos días porque "todos somos conscientes de lo mucho que está en juego".

Las clases en la UCO seguirán siendo a distancia hasta que se prolongue el estado de alarma y se ponga freno al coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios