Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La UCO se pasa al teletrabajo y suspende las horas extraordinarias

Rectorado de la Universidad de Córdoba. Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Rectorado de la Universidad de Córdoba. / Juan Ayala

La actividad en la Universidad de Córdoba (UCO) sigue, aunque a medio gas, debido a la extensión del coronavirus y el estado de alarma. Aunque la actividad docente se ha paralizado, la Gerencia de la institución académica ha aprobado una nueva serie de instrucciones para la plantilla universitaria.

Entre otras medidas, se establece que "con la finalidad de garantizar en la medida de lo posible la continuidad de los servicios en esta situación, el personal desarrollará teletrabajo", que se desarrollará en el horario habitual de cada jornada.

No obstante, en los casos "y justificados en los que no sea posible la realización de la jornada mediante sistemas de teletrabajo y no sea necesaria la asistencia presencial de los empleados tendrán la consideración de ausencia justificada, sin pérdida de derechos" para la plantilla de la UCO.

La Gerencia de la Universidad, además, ha suspendido durante este periodo la realización de horas extraordinarias.

Otra de las instrucciones incluidas hace referencia a casos en los que se tengan que prestar servicios presenciales, que "se atenderán, con carácter prioritario, a la voluntariedad entre los equipos de trabajo y se facilitará, en todo caso, las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar".

Por sorteo

Pero, ¿qué plantilla de la UCO tiene que seguir realizando su trabajo de carácter presencial? Pues, se trata de los trabajadores que desarrollan su labor, por ejemplo, en el servicio de animales de experimentación, en el área de informática, administración electrónica o el de prevención de riegos laborales, entre otras.

La Universidad, además, ha encontrado un sistema para evitar problemas a la hora de que se lleven a cabo los trabajos de carácter presencial y no haya personal suficiente. Así, ha decretado que "en caso de que no hubiese los efectivos necesarios se aplicará entre los trabajadores de la unidad un sistema de sorteo". Este, especifica, "se aplicará elaborando una relación numerada por orden alfabético ascendente con todas las personas que estén prestando servicios efectivos en la unidad y no presten sus servicios mediante teletrabajo". Para ello, se extraerá un número que determinará el orden a seguir para cubrir los puestos establecidos.

A todas estas medidas se suma la de que mientras se prorrogue el estado de alarma "queda prohibida la salida de documentos o expedientes de cualquier índole que no quede expresamente autorizada por el jefe de servicio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios