Córdoba

Coronavirus en Córdoba: "Y ahora, ¿qué hacemos con los niños?"

Alumnos del colegio Colón salen de las aulas. Alumnos del colegio Colón salen de las aulas.

Alumnos del colegio Colón salen de las aulas. / Laura Martín

"Veo bien la medida, pero ahora ¿qué hacemos con los niños?". Es lo que se ha preguntado Eloy, padre de un alumno de Primaria del colegio Colón, mientras espera a que salga del centro educativo y que no regrese hasta, como poco, el próximo 31 de marzo, después del anuncio del cierre de todas las instalaciones de enseñanza por el coronavirus. Una medida que en Córdoba afecta a más de 175.000 alumnos de todos los ciclos educativos, tanto obligatorios, como universitarios. 

Eloy, según ha explicado, trabaja con enfermos, que es "una población de riesgo" y su mujer también tiene un empleo que no puede dejar, por lo que a partir de hoy mismo tienen que hacer frente a esta situación para ver "con quién dejamos al niño". 

A pocos metros de la puerta de salida de los alumnos de este centro de educación pública también ha esperado a que salga su hijo de tres años Teresa, madre de otra pequeña de apenas cinco meses. "La idea me parece bien, pero yo trabajo a media jornada", ha detallado. La joven, además, ha reconocido resignada que durante las dos próximas semanas tendrá que dejar a los pequeños "con los abuelos, que también es población de riesgo", pero que no tiene más remedio. 

Mientras, otras tres madres han reconocido que están en "pánico" con esto del coronavirus y el cierre de los colegios. Una de ellas, Toñi, ha anotado que toda esta situación por el Covid-19 "me da angustia porque parece que no se está contando la verdad y que hay más casos que los que dicen". Hasta la fecha y, según ha informado la Consejería de Salud y Familias, en Córdoba el número de personas afectadas se ha elevado a nueve: seis de los casos se encuentran en seguimiento activo en su domicilio y los otros tres permanecen ingresados.

"Tengo un niño en el cole y un bebé y trabajo en una farmacia", ha relatado Toñi, quien ha reconocido tener algo de suerte ante la suspensión de las clases, ya que su marido "está de baja paternal". 

A su lado, Ana ha manifestado que su situación es quizá algo más complicada, ya que tanto ella como su marido trabajan estos días. Aún así, ha asegurado que aunque los dos tienen que ir a su puesto de trabajo "nos dan días y nos vamos alternado".

Eso sí, ha confesado que ante las dos próximas semanas sin clases "ha hecho acopio de todo" para entretener a los pequeños, entre lo que se incluyen golosinas, juegos, además de "las tareas del colegio". La joven, madre de dos niños, no ha tenido reparos en echar mano del humor, al anotar que si sus pequeños "se dislocan estos días, pues lo llevaré al campo para que corran". También ha advertido de que a pesar de que durante las dos próximas semanas no hay clase "no son vacaciones, es un cierre".  

Del trío de estas madres con niños matriculados en el colegio Colón también forma parte Cristina, que según ha expuesto tiene quizá más "suerte" que sus amigas, ya que no trabaja y puede quedarse con su hija durante este periodo de cuarentena en los colegios.

Las tareas, a través del Cuaderno Séneca

Ante el cierre de las aulas, la Consejería de Educación ha remitido a los centros educativos una instrucción en la que se recogen una serie de medidas y recomendaciones para los centros educativos durante las dos próximas semanas. Entre ellas, se recoge que "los equipos docentes adaptarán las tareas y actividades de manera que puedan ser desarrolladas por el alumnado en su domicilio, informándose de la forma en que llevarán a cabo la presentación y entrega de las mismas".

Para ello, continúa el texto, "preferentemente se utilizarán medios electrónicos como pueden ser las herramientas Séneca/Pasen y el resto de aplicaciones utilizadas habitualmente para la comunicación con la comunidad educativa".

Otra de las medidas incluidas es que los centros educativos tienen que facilitar al alumnado y a las familias información en relación con los diversos recursos disponibles, para que puedan apoyar el proceso de enseñanza y aprendizaje desde sus domicilios.

La Consejería de Educación también anota en esta instrucción que "en los casos en que sea posible, se informará a las familias de los trabajos, tareas y pruebas a realizar por los alumnos a través del Cuaderno de Séneca, para que puedan llevar un seguimiento del trabajo del alumnado" y advierte de que "en todo caso, se facilitará a las familias el acceso al material didáctico que sea necesario para la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje".

Además, los colegios e institutos "deberán prestar una especial atención a la tutorización del alumnadode segundo de bachillerato así como aquel susceptible de presentarse a las Pruebas de Evaluación para el Acceso a la Universidad". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios