Córdoba

Coronavirus en Córdoba: CCOO y CSIF critican las medidas de seguridad de Epremasa

Trabajadores de Empremasa en una intervención. Trabajadores de Empremasa en una intervención.

Trabajadores de Empremasa en una intervención. / El Día

El Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CCOO de Córdoba pide a las empresas concesionarias de la recogida de la basura de la provincia que "no bajen la guardia frente al coronavirus y extremen las medidas de protección del personal ante el covid-19". Para el sindicato "resulta llamativo" que las empresas concesionarias "cumplan con sus obligaciones con sus trabajadores,  mientras que la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa) de la Diputación de Córdoba no esté protegiendo adecuadamente a sus empleados".

Por su parte, CSIF denuncia la "falta de previsión y la dejadez de los responsables de Epremasa en relación a la falta de acciones de prevención impulsadas para su plantilla ante el estado de alarma". El sindicato resalta que no se están facilitando equipos de protección individual (EPI) suficientes a los conductores y a los peones de la entidad dependiente de la Diputación, "entre lo que se incluyen guantes, mascarillas y dispositivos de desinfección para poder realizar su labor con un mínimo de seguridad".

El delegado de CSIF Córdoba en Epremasa, José María Álvarez, ha destacado que, “tras diez días desde que el Gobierno central decreto el Estado de Alarma, la plantilla de la empresa aún carece de los medios necesarios para protegerse y evitar contagios de covid-19 en el desarrollo de su actividad laboral, que es un servicio básico que debe seguirse prestando en las actuales circunstancias".

El representante sindical ha afirmado que la actuación en este asunto del director de Recursos Humanos y Organización de Epremasa y responsable de la prevención de riesgos laborales ha sido de “una dejación absoluta”, ya que “su única actuación en este ámbito ha sido enviar un curso online de dos horas de duración a los conductores y a los peones, muchos de los cuales no cuenta con un ordenador en sus domicilios particulares”.

Álvarez ha insistido en que, ante la falta de respuesta de la empresa, "los trabajadores se están buscando sus propios EPI a través de familiares y allegados". En este sentido, ha recordado que estos empleados son los que están contacto directo con los residuos para su recogida y tratamiento. “A todo esto se suma que antes de que se declarase la pandemia cuatro de los 11 camiones que dispone Epremasa estaban averiados”, ha agregado el delegado de CSIF.

Ante esta situación, CSIF ha reclamado a sus dirigentes que se le dote a la plantilla de los equipos de protección adecuados y que se les permita a los trabajadores mayores de 60 años o con responsabilidades familiares no acudir a su puesto de trabajo para minimizar el riesgo de contraer la enfermedad mientras esté vigente la alerta.

En este sentido, la secretaria General de CCOO Córdoba, Isabel Medina, señaló que tanto Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) como Ferrovial, que son las dos principales concesionarias de estos servicios en la provincia están llevando a cabo las medidas de protección necesarias.

Entre éstas se encuentra la desinfección de los camiones de recogida o la dotación de equipos de protección individual (EPI) adecuados, si bien puntualmente se han podido dar un caso de falta de mascarillas, que “hemos procurado solventar lo más rápidamente posible”.

CCOO recuerda que el servicio que prestan estas empresas es fundamental para prevenir contagios por coronavirus entre la población, de ahí la importancia de mantener estos servicios a pesar de lo que puedan reclamar otros sindicatos que parecen no ser conscientes de la grave situación que estamos viviendo en estos momentos y del papel que juegan servicios esenciales como el de recogida de residuos urbanos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios