Córdoba

El Colegio Divina Pastora de Córdoba reúne a más de 200 antiguas alumnas para celebrar su centenario

  • El centro ha organizado un encuentro que ha contado con una visita guiada por sus instalaciones y una comida en el Círculo de la Amistad

Foto de familia de las antiguas alumnas participantes en el encuentro. Foto de familia de las antiguas alumnas participantes en el encuentro.

Foto de familia de las antiguas alumnas participantes en el encuentro.

El Colegio Divina Pastora ha organizado este fin de semana un multitudinario encuentro de antiguas alumnas que han pasado por sus aulas durante sus cien años de vida en Córdoba. A esta cita acudieron alrededor de 200 personas de varias generaciones que compartieron recuerdos de su infancia y adolescencia en el centro de la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas.

El acto contó con una recepción en el salón de actos en el que intervinieron la madre Isidora López como representante de la comunidad de religiosas de Córdoba; la actual directora, Adriana Jiménez Bolívar; la profesora jubilada Julia Roca; y la presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos, Raquel Pérez.

En el encuentro se proyectaron vídeos como resumen de las experiencias vividas durante todo un siglo, siempre bajo la mirada atenta de la fundadora, María Ana Mogas Fontcuberta; y bajo la protección de la Divina Pastora, las grandes protagonistas de este encuentro.

El acto finalizó con la entrega de una placa conmemorativa a la comunidad religiosa y con la actuación de la Escolanía del colegio, que puso la nota musical cantando el Himno del Centenario, compuesto por la profesora María del Carmen González.

Tras esto hubo una visita guiada por las instalaciones del colegio en la que las asistentes compartieron y comentaron sus recuerdos de infancia y adolescencia. La jornada finalizó con un almuerzo-convivencia en el Real Círculo de la Amistad.

En palabras de la directora, Adriana Jiménez, "este encuentro viene a recordar la ingente labor realizada por todas las personas, religiosas y seglares, que han contribuido a la educación de los alumnos que han pasado por el centro durante los cien años transcurridos desde que las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor fundaran su primera escuela en el barrio de la Fuensanta".

En esa línea, indicó que "todos ellos, en años y de manera diferente, tuvieron una misión común: encarnar, vivir y transmitir los valores que María Ana dejó como legado y que son pilares fundamentales del centro y base de su propuesta educativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios