Aniversario

El Colegio Divina Pastora celebra un siglo de misión educadora en Córdoba

  • El centro reúne a su comunidad educativa en la apertura del programa de actividades por sus 100 años de historia en la ciudad

Acto de apertura del centenario del Colegio Divina Pastora. Acto de apertura del centenario del Colegio Divina Pastora.

Acto de apertura del centenario del Colegio Divina Pastora. / Jordi Vidal

El Colegio Divina Pastora ha inaugurado este domingo el programa con el que celebra sus 100 años de historia en Córdoba con un acto al que ha acudido una amplia representación de su comunidad educativa. Profesores en activo y jubilados, religiosas de las Hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor –tanto las que están actualmente en el centro como otras llegadas de diferentes puntos del país–, padres, madres, alumnos y antiguos alumnos han participado en la primera cita de una fiesta que discurrirá por todo 2019.

Este reencuentro ha reflejado el “sentido de pertenencia” y los estrechos lazos que se establecen en este centro, cuya propuesta educativa se basa en la pedagogía franciscana al estilo de la beata María Ana Mogas, la fundadora de la congregación. Esto es, la educación entendida como factor de cambio social, la integración y la cordialidad, cercanía y respeto entre alumnos y docentes.

Una eucaristía en la iglesia de San Miguel ha abierto el centenario, tras lo que se ha descubierto una placa conmemorativa a la entrada del colegio. Luego, ya en el salón de actos, se ha desarrollado la presentación del programa de actos preparados para todo 2019, en la que ha intervenido la Escolanía Divina Pastora para interpretar el himno compuesto para este aniversario.

Su propuesta educativa se basa en la pedagogía franciscana al estilo de María Ana Mogas Fontcuberta

La directora del centro, Adriana Jiménez, ha explicado que “no tiene sentido celebrar una fiesta sin recurrir al origen, que en este caso tiene nombre y apellidos, María Ana Mogas Fontcuberta”. Fue “una mujer formal y reflexiva que, conociendo una vida de lujos, descubrió que Dios la llamaba a otro destino”, que resultó ser “una vida entregada a los pobres”. De hecho, la fecha se ha elegido en función de su cumpleaños, el 13 de enero.

Este año la Divina Pastora se propone “mirar el camino pasado” pero “poniendo el acento en el futuro”, como ha indicado Guadalupe Labrador, patrona de la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas. Haciendo alusión a la gira de Vetusta Morla titulada Mismo sitio, distinto lugar, la religiosa ha señalado que “estamos en el mismo sitio pero en un lugar y con circunstancias diferentes”. Labrador ha manifestado que “el futuro se nos presenta arriesgado y exigente” pero también “apasionante”. En ese sentido, ha animado a “profundizar en las raíces que nos hacen crecer en el sentido de pertenencia y de familia” para “sentir el colegio como propio”.

Una de las intervenciones más emotivas ha sido la de Ángela de la Haba, una antigua alumna que representa a una de tantas familias que se han educado en este centro. En su caso, su padre fue al colegio cuando éste estaba en la calle Alfaros, luego fueron ella y su hermana y, por último, sus hijos. En su discurso ha recordado a la Madre Juana, “que nos recibía todos los días en su portería”, y ha mostrado su agradecimiento a todos los profesores, tanto a los que le dieron clase como a los que llegaron después. “Todo el equipo docente sigue fomentando la educación en valores”, ha señalado.

Asistentes a la apertura del programa conmemorativo del centenario del centro. Asistentes a la apertura del programa conmemorativo del centenario del centro.

Asistentes a la apertura del programa conmemorativo del centenario del centro. / Jordi Vidal

Como anécdota, esta antigua alumna ha explicado que “cuando era niña y adolescente me ponía colorada cuando me llamaban borrega, pero hoy me siento afortunada y orgullosa de serlo”.

En este acto también ha participado la superiora provincial de la congregación, Inmaculada García Asorey, que ha recordado que la presencia de las franciscanas en Córdoba se remonta a 1919 con la apertura de una pequeña escuela en el barrio de la Fuensanta, al estilo de una “pequeña semilla” como el grano de mostaza de la parábola.

Por otra parte, Sagrario de la Vega, directora entre los años 1990 y 2000, ha hecho un repaso por las fechas más importantes que ha vivido el colegio; mientras que el delegado de Educación del Ayuntamiento, Andrés Pino, ha concluido que “miles de familias han querido y van a seguir queriendo estar en este camino” que comenzó hace un siglo, a la vez que destacó la “educación en valores” que se da en el centro.

Respecto al programa del centenario, la próxima actividad se desarrollará el 24 de febrero; será la inauguración de una exposición de fotografías titulada Cien años educando desde el corazón. El 23 de marzo habrá un torneo deportivo, mientras que en mayo se celebrarán las tradicionales fiestas en honor a María Divina Pastora (del día 6 al 10) y la procesión de la Virgen (día 7). El 9 de junio hay prevista una marcha en bicicleta y el 22 una comida de antiguos alumnos.

Ya en septiembre, el día 20 habrá un homenaje a las Hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, antiguo profesorado y presidentes de las asociaciones de madres y padres de estos cien años de historia. La programación incluye un festival de música y baile para el 4 de octubre, mientras que los días 8 y 9 de noviembre se representará la obra teatral María Ana Mogas. El centenario se cerrará el 14 de diciembre con una procesión extraordinaria de María Divina Pastora a la Catedral, donde se celebrará una eucaristía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios