Tradición

Asociación Belenista de Córdoba: diez años llenando de magia la Navidad

Un miembro de la Asociación Belenista, trabajando en un montaje. Un miembro de la Asociación Belenista, trabajando en un montaje.

Un miembro de la Asociación Belenista, trabajando en un montaje.

Juan Ayala

Escrito por

· Ángela Alba

Redactora

Hace diez años que la Asociación de Belenistas de Córdoba surgió por iniciativa del actual presidente, Rafael Ramos, y de Carlos Rangel, miembro ya fallecido. Fue en 2009 y desde entonces su labor se ha hecho cada vez más conocida, fundamentalmente por el montaje de nacimientos de diferentes instituciones que suelen ser monumentales. Su trabajo conlleva mucha dedicación, ilusión y algo de magia, ya que hacen que el espectador quede inmerso en el remoto y legendario escenario en el que se produjo en nacimiento de Jesús.

Aunque ya existió una asociación, esta desapareció en 1980 y no fue hasta 2010 cuando resurgió un ente que aglutinara a los amantes de esta tradición. Ramos comenzó a llamar a los belenistas que solían participar en los concursos, aunque no todos quisieron entrar porque eso suponía que los premios (fundamentalmente el de la Fundación Cajasur, que era el de más cuantía) serían para la asociación.

Finalmente, los que aceptaron la propuesta comenzaron a trabajar en una sede en la plaza de San Pedro. Luego pasaron a una cochera hasta que por fin pudieron alquilar naves ya que para montar los nacimientos es fundamental tener un espacio amplio. Ahora mismo también cuentan con un local cedido por la Fundación Cajasur y cada año organizan cursos de su Escuela Belenista, en la que enseñan la elaboración de estos elementos.

Ahora mismo son 105 socios, pero la mayor parte son mayores, así que el objetivo es introducir a gente joven para que haya un relevo generacional. "Parece que a la juventud en Córdoba no le gusta el belenismo", dice Rafael Ramos, a la vez que señala que en otras provincias como Sevilla, Cádiz o Málaga "hay mucha juventud". Por eso, han hablado con la Agrupación de Cofradías para dar una serie de cursos. "Si no se quieren quedar en la asociación, que no se queden, pero al menos que aprendan y esta tradición no se pierda", apunta.

Rafael Ramos (derecha), junto a otro miembro de la asociación. Rafael Ramos (derecha), junto a otro miembro de la asociación.

Rafael Ramos (derecha), junto a otro miembro de la asociación. / Juan Ayala

La evolución de este colectivo ha sido "muy grande" y parte de ello se debe al encargo que hace nueve años les hizo la Diputación Provincial para montar su belén monumental en Navidad, algo que han seguido haciendo todo este tiempo. Por otra parte, este ha sido el segundo año que la Fundación Cajasol ha confiado en ellos y el primero en el que instalan el belén municipal, organizado entre la Agrupación de Cofradías y el Ayuntamiento.

Estos encargos les ayudan a cubrir los gastos de la nave que tienen alquilada ya que con las cuotas de los socios no es suficiente. Por otra parte, este 2020 también han montado un nacimiento en la iglesia de Santa Cruz y juegos de dioramas en el centro comercial La Sierra, en Capuchinos y en la iglesia de la Esperanza. El director artístico de la asociación, Rafael Ventosa, es el encargado de diseñar estos proyectos y también es el que cuenta con una colección más rica, con figuras centenarias heredadas de su familia.

Aunque todo este montaje conlleva mucho trabajo, el resultado merece la pena: "Cuando vas allí y todo el mundo comenta lo bonito y bien hecho que está, quieras o no, te da un cierto empuje para seguir trabajando". Y también hace que cada vez se les conozca más tanto en Córdoba como en otras provincias.

Según explica Ramos, no hay modas a la hora de crear un nacimiento, pero cada lugar tiene su tradición. En Andalucía se suelen hacer de tipo hebreo (el más clásico), aunque también hay muchos de estilo napolitano, y son muy luminosos, mientras que por el norte de España son más oscuros. Por otro lado, los avances tecnológicos y materiales han tenido un papel fundamental en la evolución de estos montajes, pasando del "cúter y el corcho" a las impresoras 3D, quemadores y nuevas pinturas.

Un miembro de la asociación trabaja en un belén. Un miembro de la asociación trabaja en un belén.

Un miembro de la asociación trabaja en un belén. / Juan Ayala

Todo belén debe tener como elemento fundamental el Misterio del nacimiento y a los Reyes Magos, aunque "lo suyo es que tenga otras escenas como la Anunciación a los pastores y si tiene profundidad, también la huida". "No se trata de poner muchos personajes, sino jugar con los paisajes", explica.

El pasado mes de octubre se iba a celebrar en Córdoba el 58º Congreso Nacional Belenista con el que se iba a conmemorar el décimo aniversario de la asociación, pero la pandemia del coronavirus ha hecho que, como tantos otros eventos, se aplazara a 2021. Está previsto que a este acontecimiento acudan entre 300 y 400 personas que pasarán cuatro días en la ciudad en los que se exhibirán 14 belenes. De hecho, desde la asociación ya están trabajando en algunos de ellos. También habrá visitas a varios municipios de la provincia, conferencias y un mercadillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios