Política

¿Aciertan o no las encuestas?

  • El libro ‘La cocina electoral en España: estimar votos en tiempos de incertidumbre’ analiza los sondeos

Un momento de la presentación del libro.

Un momento de la presentación del libro. / Juan Ayala

¿Aciertan o no las encuestas electorales? ¿Hay mucha cocina detrás de los informes? ¿Tiene sentido que no se puedan publicar sondeos cinco días antes de las elecciones? A esta y a otras preguntas da respuesta el libro La cocina electoral en España: estimar votos en tiempos de incertidumbre, de la editorial Catarata, que ayer se presentó en Córdoba de la mano de algunos de sus autores, Francisco Camas, doctor en Ciencias Sociales y analista de Metroscopia, y Sara Pasadas, investigadora del IESA.

El libro pretende aportar una visión pedagógica, plural y transparente sobre la estimación de resultados electorales en base a datos de encuesta, con la colaboración de los principales expertos del país, según apunta la propia editorial.

Lo primero es reconocer que la cocina electoral existe, aunque no debería tener “ese componente despectivo vinculado a una intención política”, apunta Pasadas. La cocina electoral, en teoría, son “las operaciones y tratamientos estadísticos que se hacen para que los resultados referidos a quien va a votar la gente se parezca a lo que va a pasar el día de elecciones”. Se trata, por tanto de un trabajo necesario para que los informes sean fiables.

Pero, ¿por qué entonces hay tanta polémica cada vez que publica su encuesta el CIS? Pasadas considera que “se está haciendo mucha sangre” con el hecho de que el presidente del CIS, Félix Tezanos, formara parte de la Ejecutiva del PSOE, pero defiende que el centro de investigaciones “es una institución que es mucho más importante que el presidente de turno y cuenta con profesionales que cumplen con su función social y científica”.

Pero, ¿por qué no aciertan las encuestas? La investigadora del CSIC discrepa y asegura que sí que aciertan, el problema es que con tantas opciones políticas el ciudadano cada vez más decide su voto en el último momento, mientras que no se pueden publicar encuestas esos días.

Se dice, por ejemplo, que nadie predijo la irrupción de Vox en Andalucía. Pasadas, que precisamente analiza en el libro las encuestas en la comunidad autonómica, asegura que sí se predijo, lo que pasa es que el gran auge de la formación se produjo en la última semana y, ahí, no se podían publicar. En este sentido, la socióloga reconoce que “nos perdemos una gran parte de la película” con esta prohibición que, en su juicio, debería eliminarse. Entre otros motivos, porque partidos políticos, medios de comunicación o grupos de presión sí cuentan con esta información. “Este se un tema muy importante porque repercute incluso en la calidad de la democracia”, defiende.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios