Consejos gastronómicos de Scotti

Cómo cocinar el risotto de setas

Cómo cocinar el risotto de setas Cómo cocinar el risotto de setas

Cómo cocinar el risotto de setas

Hay elementos fundamentales a la hora de cocinar un risotto de setas, que no pueden pasar desapercibidos en la elaboración de nuestra receta. No dejes de seguir estos consejos para que tu plato salga perfecto.

Claves para cocinar el risotto

  • A la hora de cocinar un risotto de setas, los hongos tienen una preparación previa. Puedes rehogarlos con aceite o mantequilla, como desees, o incorporarlo cuando hagas el sofrito con el que inicias cualquier receta de risotto. Lo fundamental es que setas deben estar ya cocinadas. 
  • Al igual ocurre con el arroz  y el paso de tostarlo. Es un un proceso sencillo e imprescindible. Con el fuego medio-alto tostamos el arroz de 3 a 5 minutos sin dejar de remover y sin permitir que se queme. Solo tenemos que conseguir que el arroz se torne un poco transparente.
  • El caldo. El tipo de caldo que escojas para elaborar tu risotto depende de los ingredientes que uses, si son moluscos o mariscos, un caldo de marisco será perfecto, si es solo con setas, un caldo de verduras quedará genial o de setas, aunque también puedes hervirlo con caldo de pollo si quieres un sabor más consistente. 
  • Elección del arroz. Un risotto requiere un grano específico, suelen ser tipos de arroz que ayudan a crean la textura cremosa final que adquiere este plato. La clave es que son granos que sueltan más almidón en su cocción y absorbe bien el resto de los ingredientes. Suelen ser arroces de las variedades carnaroli o arborio, como los de Scotti, marca elegida por los italianos para elaborar uno de sus platos más conocidos.

Ideas para cocinar risotto de setas

Una de las cosas buenas que te ofrece un plato como el risotto de setas es su versatilidad. Y es que los ingredientes que tiene como base combinan de maravilla con múltiples opciones, desde las más tradicionales a algunas más vanguardistas.

El risotto con setas y de champiñones son las opciones clásicas, son platos italianos que han dado la vuelta al mundo y que además de ser vegetarianos, tiene una opción vegana, si no se utiliza queso para aderezar o caldos que no sean de verduras. La versión más gourmet sería la que añade trufa negra, un ingrediente que se adapta al risotto dándole un sabor muy especial y que lleva la receta a otro nivel.

Si quieres innovar un poco en la cocina, esta receta de risotto de setas, gambas y rúcula te encantará. Un plato que combina el sabor del mar con el característico gusto de la rúcula, un conjunto perfecto que se fusiona a la perfección con la textura y el dejo de los hongos.