El precio del aceite cae un 17% y los productores alertan de "especulación"

  • El kilo de virgen extra se paga a 3,125 euros, muy lejos de los 3,78 euros de principios de campaña

  • Asaja y UPA advierten de que las últimas lluvias no justifican esta disminución

Una cuadrilla, en plena recogida en una finca de Baena. Una cuadrilla, en plena recogida en una finca de Baena.

Una cuadrilla, en plena recogida en una finca de Baena. / sara núñez

Las organizaciones agrarias alertaron ayer de movimientos especulativos tras desplomarse el precio del aceite de oliva virgen extra un 17% en las últimas semanas, a raíz sobre todo de los últimos episodios de precipitaciones. El precio del producto alcanzó su pico máximo a mediados del mes de octubre, coincidiendo con el cambio de campaña, cuando el kilo se pagaba a 3,78 euros; la semana pasada, según el informe de coyuntura agraria que cada siete días publica el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el kilo se pagaba a 3,125 euros, el equivalente a un 17,7% menos. La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) advirtieron de que las mayores caídas se han producido durante el mes de marzo; así, por ejemplo, entre la semana 11 y 12 de la campaña, el kilo de aceite perdió un valor de 10 céntimos.

El delegado de UPA en Córdoba, Miguel Cobos, advirtió ayer de que "no existen motivos objetivos" para que se produzca esta caída de los precios, más allá de "movimientos especulativos" encabezados por las "grandes envasadoras y distribuidoras", que prevén "sin fundamento alguno" grandes cosechas en la próxima campaña como consecuencia de las últimas lluvias. "Los compradores se están resistiendo y el sector del aceite de oliva está muy atomizado en Andalucía, por lo que la consecuencia directa es que los precios están cayendo sin control", advirtió. Cobos incidió en que, salvo Dcoop y Almazaras de la Subbética, en Córdoba y por extensión en la comunidad andaluza no operan grandes vendedores, por lo que hizo un llamamiento a que "los productores se organicen".

Desde el inicio del año agrícola, según recordó el portavoz de UPA, en Córdoba se han registrado unas precipitaciones de alrededor de 460 litros por metro cuadrado, por lo que todavía quedarían unos 120 litros para alcanzar los niveles del año pasado. "El agua, por tanto, no es un motivo objetivo", incidió. Respecto a la producción, calculó que al enlace de campaña se llegará en España con alrededor de 300.000 toneladas, un volumen que -explicó- entra en la "normalidad" de otras campañas. Tampoco constituiría este factor, por tanto, un elemento objetivo que justifique esta caída de precios.

El momento en que se está produciendo esta disminución del valor del aceite de oliva, por otra parte, es "clave" para las almazaras, que necesitan "de manera urgente" tesorería para poder afrontar los costes derivados de los tratamientos fitosanitarios o las podas que el olivar requiere a estas alturas del año, explicó Cobos.

En términos similares se expresó el presidente en Córdoba de la Asociación Jóvenes Agricultores (Asaja), Ignacio Fernández de Mesa, quien por otra parte advirtió de la caída del consumo interno en más de un 10% y de las exportaciones, de entre un 5 y un 6%, a favor del aceite obtenido del girasol.

Fernández de Mesa alertó, por otra parte, de que "el mercado lo mueven pocas empresas", por lo que la situación es de "cierto oligopolio". Y llamó la atención sobre el hecho de que la producción en el Mediterráneo Sur ha sido buena en esta campaña, lo que también ha podido influir en la caída de precios en España. En todo caso, Fernández de Mesa instó a la "prudencia" y cuestionó "por qué las existencias de aceite que tenían los productores no se han vendido antes".

Con la recolección concluida, ya hay datos definitivos de la producción de aceite de oliva en Córdoba correspondiente a la campaña 2017-2018 y confirman algo que el sector esperaba: una caída en la cosecha por la acuciante sequía que ha vivido durante bastantes meses el campo cordobés. Según la información facilitada por la Junta de Andalucía, merced a los estudios de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), los registros de octubre a febrero certifican que la cosecha de aceite de oliva en Córdoba correspondiente a esta temporada es de 236.483 toneladas, cifra que queda lejos de aquella con la que concluyó la campaña 2016-2017 -unas 270.000 toneladas-, lo que significa una merma del 12% en la cosecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios