valle del guadalquivir

La cifra de mujeres del sector citrícola que pide ayudas de la PAC es del 36%

  • El servicio de Estadística de la Consejería de Agricultura señala que la ocupación femenina en la agroindustria es del 32%

Mujeres en el envasado de naranja de un almacén de Palma del Río. Mujeres en el envasado de naranja de un almacén de Palma del Río.

Mujeres en el envasado de naranja de un almacén de Palma del Río. / rafael morales

Un 36% de las cordobesas que trabaja en el sector citrícola pide una ayuda de la Política Agraria Común (PAC), mientras que la media regional es del 34%. Son los datos del servicio de Estudios y Estadística de la Consejería de Agricultura que se han presentado en una mesa redonda, organizada por Palmanaranja, donde se ha analizado la importancia de la mujer en el sector citrícola. Pese a no existir un registro de explotaciones como tal, la Junta tiene una aproximación de datos gracias a las personas que registran su declaración de la PAC, dado que el cítrico es un cultivo donde no está recogida toda la superficie. Así, según este servicio existen más de 6.000 expedientes en Andalucía, de los que 4.793 son de personas físicas -el 34% mujeres-. Cuando se trata de solicitantes mayores de 50 años, el número de personas que tienen finca y realizan estas declaraciones se eleva al 40%.

En lo referido a la producción ecológica, el 3,7% de las peticiones a la PAC que se tramitan en Andalucía están orientadas a los cítricos generados de forma natural. Dentro de este campo, un 33% de mujeres se mueven en este tipo de agricultura.

En el caso del cooperativismo, sólo un 25% de mujeres se encuentran inscritas en este tipo de sociedades; de ellas, el 13% asiste a las asambleas, mientras que un 3,5% forma parte de algún consejo rector de estas sociedades. El sexo femenino presenta una ocupación en la agroindustria del 32%, un ámbito donde la dificultad radica en que "desarrollan las tareas menos cualificadas y, por lo tanto, peor remuneradas", según describe a el Día la jefa del Servicio de Estudios y Estadística de la Consejería de Agricultura, Pilar Garrido. A su juicio, estos porcentajes son "una pérdida de talento", ya que crea una situación con el 30% o 40% de personas "con sus ideas, potenciales, capacidad de crecimiento empresarial que no estamos aprovechando". En su argumentación, Garrido recuerda que "hay millones de estudios que avalan que aquellas sociedades, sectores, empresas que son más igualitarias tienen mejores rendimientos económicos". Por ello, considera que "estamos perdiendo unas capacidades y un talento que no están accediendo a puestos de responsabilidad".

"Los datos avalan que la situación de la mujer es distinta, diferente y peor a la del hombre", resume. Pero aclara que no sólo es un hecho que atañe a Andalucía sino "un problema mundial, europeo, nacional y regional". Un estudio de la Organización de la Naciones Unidas recoge que las mujeres rurales son una cuarta parte de la población mundial, un grupo que representa el 43% total de la fuerza laboral agrícola mundial. "El problema es que tiene una discriminación de salarios y un reconocimiento de derechos desigual hacia los del hombre ", describe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios