Córdoba CF

El uno por uno del Córdoba ante Osasuna (1-1)

  • Un buen partido en El Sadar otorga un punto al conjunto blanquiverde

Alineación inicial del Córdoba en el duelo ante Osasuna. Alineación inicial del Córdoba en el duelo ante Osasuna.

Alineación inicial del Córdoba en el duelo ante Osasuna. / LOF

PAWEL Seguro. El polaco pasó una prueba de fuego como es El Sadar para el juego aéreo, una faceta que no es en la que más destaca. Mostró seguridad y no dudo en ninguna salida. No pudo hacer nada en el gol rojillo.

LOUREIRO Asentado. El gallego demostró que no le pesan escenarios como El Sadar. Concentrado en todo momento, no cometió errores atrás y en ataque se proyectó bien, llevando peligro cada vez que ganaba línea de fondo.

QUINTANILLA Intenso. El vasco tuvo la mala fortuna de caer lesionado a la media hora de juego, cuando estaba haciendo un gran partido en defensa, intenso y muy bien colocado. Hasta la lesión, secó a Kike Barja.

AYTHAMI Baluarte. Seguro y solvente en la pelea con un delantero tan exigente para las defensas rivales como Xisco. Se le vio menos en ataque en las jugadas de estrategia. Acabó expulsado por doble amarilla.

VALENTÍN Inexpugnable. Sandoval tiró del tinerfeño para reforzar su defensa y ganar presencia en el juego aéreo y Valentín respondió a ese papel a la perfección. Dio poderío a la zaga y mantuvo la concentración al máximo.

JAVI GALÁN Gran gol. El pacense tuvo el premio de culminar el gol blanquiverde tras una gran jugada colectiva. En la primera parte fue uno de los mejores, con mucha presencia ofensiva. Su nivel fue diluyéndose.

EDU RAMOS Multiplicado. Mucho trabajo oscuro el que llevó a cabo el malagueño en la medular para sostener a su equipo. Le faltó algo más de contundencia en algunas jugadas pero se empleó a fondo y cumplió su cometido.

VALLEJO Calmado. Aportó al equipo lo que el partido requería, fuerza en las acciones a balón parado, músculo en la medular, pero también calma a la hora de tener el balón. Gran primera parte, aunque acabó agotado.

JOVANOVIC La tuvo. El serbio pudo matar el partido en la última jugada de la primera parte, pero Sergio Herrera sacó su fuerte disparo. Poco más se le vio en el choque, pues al no partir desde la banda le costó participar.

NARVÁEZ Peleón. No se le caen los anillos cuando tiene que trabajar como el que más, a pesar de ser un jugador que si por algo destaca es por su talento y desborde. Fue el enganche entre defensa y ataque y lo dio todo.

GUARDIOLA Máxima honradez. Parece complicado destacar a un delantero cuando termina un partido sin marcar. Más incluso puede serlo si ese mismo delantero acumula cuatro partidos sin ver puerta, pero en el caso de Sergi Guardiola, los tantos, cuando llegan, son la consecuencia de la gran aportación que siempre da al equipo. Ayer, el punta jumillano fue el mejor de su equipo en un partido muy complicado para los atacantes blanquiverdes, obligados a trabajar ante una zaga exigente y bien plantada, y a hacerlo además de manera certera y con pocos apoyos. Guardiola interpretó a la perfección lo que necesitaba su equipo en cada momento. Dio aire a sus compañeros aguantando bien el balón por momentos y ganó muchas segundas jugadas. En la jugada del gol blanquiverde demostró su habilidad para fajarse con el central rival, ganar la posición y no cegarse mirando a la meta, para sacar una gran asistencia. Suyas fueron también un par de buenas contras que no acabaron en gol pero que hicieron respirar al Córdoba, que tiene la suerte de contar con un delantero que muchas veces es el mejor sin la obligación de ver puerta.

CARO Nervioso. Entró por el lesionado Quintanilla y sufrió ante las acometidas rojillas. En la segunda parte, un mal despeje suyo acabó propiciando el córner en el que llegó el gol de Borja Lasso. Se le vio nervioso.

ÁLVARO AGUADO Desconectado. No era un partido fácil para él, por las características del rival y el momento en el que ingresó en el partido. Aún así, se le echó en falta cuando el equipo necesitaba tener el balón con más calma.

AGUZA Briega. Sandoval tiró del catalán cuando el equipo empezaba a notar ya el cansancio físico y Aguza dio el callo trabajando mucho en defensa y conteniendo los ataques de Osasuna. Cumplió con su papel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios