Turismo

La Mezquita-Catedral de Córdoba, uno de los lugares de España que ver antes de morir

La mayoría de los turistas que visitan la Mezquita-Catedral de Córdoba son de origen nacional

La mayoría de los turistas que visitan la Mezquita-Catedral de Córdoba son de origen nacional / Miguel Ángel Salas

En nuestro país son numerosos los enclaves dignos de ser visitados al menos una vez en la vida. De hecho la revista Traveler en su edición digital se ha embarcado en la nada sencilla tarea de seleccionar los lugares de España que ver antes de morir. 

El Parque Güell (Barcelona), la Gran Vía madrileña, Los Picos de Europa, La Muralla de Ávila, La Alhambra o el Alcázar de Segovia son algunos de los integrantes del ranking de destinos absolutamente maravillosos que salpican la piel de toro. Por supuesto, la Mezquita-Catedral de Córdoba es otro de ellos. "Sus arcos a rayas son icónicos, así como una de las panorámicas más bonitas de Andalucía", comienza argumentando el portal especializado en viajes.  "La Mezquita de Córdoba traslada a otra época, a una en la que las filigranas de oriente inundaban parte del sur de la península con su belleza y factura", destaca.  

Así mismo, echa la vista atrás para explicar al visitante algunas de sus incontestables singularidades: "El templo musulmán, que se levantó sobre una basílica visigótica, alberga en su interior un edificio plateresco que terminó de colgar el cartel de catedral sobre el edificio. Fusión de culturas que hacen de ella un complejo único".

No obstante, son muchos más los hitos que acompañan a esta construcción en que se puede viajar a lo largo de más de ocho siglos a través de sus diferentes secciones. Fue objeto de la primera declaración Patrimonio de la Humanidad concedida por la Unesco a la ciudad, allá por 1984. Después vendrían tres más. ¿La última? La de la ciudad palatina de Medina Azahara en 2018. 

Su Mihrab está orientado al sur y es de los pocos que no miran a la Meca.

Además, la Torre Campanario de la Mezquita-Catedral de Córdoba es la auténtica vigía de la ciudad. A día de hoy es la construcción más alta de Córdoba. Se erige 54 metros sobre el suelo. El conjunto de la Torre Campanario alberga un total de 15 campanas: 12 litúrgicas, un campanillo, y dos campanas de reloj.

Motor turístico

El turismo ha iniciado la senda de la recuperación en Córdoba, pero la mayoría de los datos de 2022 aún se encuentran por debajo de los niveles prepandemia. Ha ocurrido con la reserva de las noches de hotel, con el número de visitantes y, también, con los turistas que entran en la Mezquita-Catedral, el principal monumento de Córdoba y emblema de la ciudad. Según informaba recientemente el Cabildo Catedral, durante el pasado ejercicio visitaron el principal templo de la Diócesis un total de 1.567.277 personas. Esto supone un aumento con respecto al periodo anterior de 816.269 visitas, es decir, un 108,69% más.

En lo que se refiere a la tipología de visitas, el 98% -un total de 1.537.749- lo hicieron en horario diurno, en tanto que 29.528 eligieron el horario nocturno en la visita comercialmente conocida como El alma de Córdoba. Este volumen supone un total de 14.836 visitantes más que en el año anterior, que había cerrado el ejercicio con 14.692 visitantes; desde un punto de vista porcentual, esto significa un incremento del 100,98%.

En cuanto a la procedencia de los visitantes al monumento, continúa siendo mayoritariamente nacional, con un 64,49% de la totalidad

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios