Gastronomía

Lujos de verano: Cenar contemplando las lágrimas de San Lorenzo en Hacienda Santa María

  • Del día 10 al 14 de agosto el espectacular establecimiento del Grupo Cabezas Carmona apuesta por noches a la luz de las estrellas y las velas 

Los comensales podrán disfrutar de esta experiencia inmersiva del 10 al 14 de agosto

Los comensales podrán disfrutar de esta experiencia inmersiva del 10 al 14 de agosto / Redes Hacienda Santa María

Hacienda Santa María se ha convertido en uno de los must del verano cordobés, no sólo gracias a su consolidada oferta gastronómica sino también a su privilegiada ubicación (Carretera de las Ermitas, 101). Sus comensales disfrutan de productos y elaboraciones de primer nivel al tiempo que gozan de unas increíbles panorámicas de Córdoba y de varios grados menos respecto al centro de la ciudad. 

Además, el último establecimiento en incorporarse al Grupo Cabezas Carmona se convertirá en los próximos días en un lugar único para contemplar las lágrimas de San Lorenzo durante la cena. 

Es uno de los mejores lugares no sólo para cenar bien sino para disfrutar de buenas vistas de la ciudad Es uno de los mejores lugares no sólo para cenar bien sino para disfrutar de buenas vistas de la ciudad

Es uno de los mejores lugares no sólo para cenar bien sino para disfrutar de buenas vistas de la ciudad / Redes Hacienda Santa María

Del 10 al 14 de agosto, un ambiente mágico envolverá el servicio de cenas pues contará con la única luz de las velas y las estrellas. Su propuesta nocturna incluye: carne a la parrilla, ensaladas y verduras a la brasa, pescados frescos y guisos; además de algunos platos específicos para los más peques. 

Tomate de temporada-burrata y vinagreta de orégano Tomate de temporada-burrata y vinagreta de orégano

Tomate de temporada-burrata y vinagreta de orégano / Redes Hacienda Santa María

Entre las opciones para compartir ofrecen: mazamorra con brevas caramelizadas; tartar de salmón con mahonesa de algas y brioche tostado; o las míticas berenjenas abuñueladas de Pepe con miel de caña. 

Otra magnífica opción son sus pescados: atún rojo a la brasa con salsa de tomates; y lubina a la espalda, bimis y ajetes, entre otros. 

Para los amantes de la carne, resulta espectacular el solomillo de vaca a la brasa, foie y salsa de vino; la pierna de cordero lechal glaseada o bien la pluma ibérica de bellota y pimientos del piquillo. ¡Muy recomendable el hojaldre de rabo de vaca y cremoso de patata!

Y a la hora de postre, hay que dejar hueco para algunas de sus creaciones dulces. Sus incondicionales se pierden por su torrija de brioche caramelizada y leche merengada; o su tarta de queso y sorbete de frambuesa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios