Rosaly M. Lopes, astrobióloga de la NASA

"Encontrar vida en otro planeta nos ayudará a entenderla en la Tierra"

  • La astrobióloga cree que en los próximos años se dispondrá de un catálogo de miles de planetas extrasolares sobre los que estudiar el origen de la vida

Rosaly M. Lopes

Rosaly M. Lopes

La astrobióloga de la NASA Rosaly M. Lopes ha destacado que encontrar vida en otro planeta es "un hecho fundamental que nos ayudará a entender este fenómeno en la Tierra", y espera que durante los próximos años "dispongamos de un catálogo de miles de planetas extrasolares sobre los que estudiar cómo la vida puede tener lugar".

Lopes, investigadora del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, ha inaugurado este lunes junto al director del Centro de Astrobiología en España, Víctor Parro, el curso XIII international school of astrobiology Josep Comas i Solà. Searching for life on mars: techniques and challenge, que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander en el marco de sus Cursos de Verano.

Esta cita académica de cinco jornadas está dedicada a la exploración de la vida en Marte después de que dos rovers llegaran con éxito a la superficie del planeta rojo. La geóloga y astrónoma brasileña ha explicado que éstos ya han tomado muestras del suelo y de rocas del planeta, y se espera que vuelvan a la Tierra en una misión que se lanzará a finales de esta década y principios de 2030.

"Es una misión de retorno de muestras que permitirá analizar con detalle, desde los laboratorios en los que disponemos de la instrumentación adecuada, si hay vida o no". Estas muestras han sido recogidas en un ambiente en el que se sabe que hubo agua líquida abundante hace 3.500 millones de años, y el reto es llevar a cabo un análisis profundo de los restos existentes en forma de biomarcadores y minerales, y comprobar si la vida tuvo opción de prosperar en esas condiciones, ha señalado.

Por su parte, Parro ha añadido que, a pesar de que no es fácil controlar un planeta a millones de kilómetros y la tecnología enviada no sea la última que se ha desarrollado en la Tierra, estos artilugios son "los más robustos que pueden trabajar en un planeta como Marte". Desde allí, acumulan gran cantidad de información que permite discutir sobre los avances y los nuevos desafíos que existen en la exploración del planeta vecino.

Hasta ahora, el último ejemplo de vida existente es el que se originó en la Tierra "y no sabemos si esas son las condiciones determinantes para que se forme", ha afirmado Parro, quien ha asegurado que entender que ha habido otro contexto en el que la vida se ha podido originar "puede darnos una visión más amplia de cómo puede ser este fenómeno".

"Encontrar vida fuera de nuestro planeta sería uno de los descubrimientos más importantes de los últimos siglos según han explicado ambos científicos, porque, de alguna manera, el "centro" de la vida saldría de la Tierra para convertirse en algo universal.

Como han señalado, durante los próximos años se espera que dispongamos de un catálogo de miles de planetas extrasolares sobre los que estudiar cómo la vida puede tener lugar, pues "una simple bacteria puede estar tan viva como un elefante".

Expedición humana a Marte

Sobre la posibilidad de una expedición humana en Marte, los investigadores han coincidido en que es una cuestión "difícil de prever todavía", más aún cuando los programas actuales están enfocados en volver de nuevo a la Luna, un viaje que puede suponer un paso intermedio para entender las dificultades de las travesías espaciales y conocer los efectos de las condiciones de baja gravedad y radiación en el ser humano.

Además, han explicado que el principal impedimento de la exploración humana de Marte no es la tecnología, pues existen cohetes o lanzadores que vienen de la mano de compañías "muy capaces", sino que se trata de una cuestión de seguridad, de que "las personas vayan y vuelvan en las condiciones adecuadas".

"Anteriormente no se tenían en cuenta tantas precauciones, pero hoy en día hay que saber cómo volver, porque son dos años de viaje. Se puede tardar siete meses en llegar y, luego, hay que esperar a que se den las condiciones de vuelta idóneas en ambos planetas", han explicado.

En 2021, tres misiones espaciales de diferentes países llegaron con éxito a Marte, incluido el aterrizaje en el cráter Jezero del rover Perseverance de la NASA, que se espera que contribuya significativamente a la búsqueda de vida en el Planeta Rojo.

Perseverance es el primer paso de la misión Mars Sample Return (MSR), que recogerá y almacenará muestras para su futuro retorno a la Tierra, donde podrán ser analizadas en los laboratorios. En paralelo, la misión ExoMars prevista por la Agencia Espacial Europea (ESA) incluirá el rover Rosalind Franklin.

El curso de la UIMP revisará y evaluará las tecnologías necesarias para la detección de biofirmas o biomarcadores y la labor de estos rovers. Las conferencias se centrarán en la instrumentación, las técnicas y los datos científicos que proporcionan. Además, durante la semana los estudiantes participarán en discusiones sobre estos temas, prepararán y presentarán proyectos de grupo y realizarán una excursión a un entorno geológico relevante cerca de Santander.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios